6.289 cubanos llegan a la frontera estadounidense en busca de asilo

Trascurridos los seis primeros meses del año fiscal, los funcionarios de las oficinas de Aduanas y Protección de Fronteras estadounidense han reportado la solicitud de asilo político de 6.289 ciudadanos cubanos

PorPeriódico CubanoPublicado el 9 marzo, 2019

Más de 6.000 cubano piden asilo en EEUU a lo largo de los últimos seis meses. (CONTRAINFO)

Fueron más de 6000 cubanos los que se presentaron en las fronteras de Estados Unidos solicitando asilo político en busca de más oportunidades y mejor calidad de vida; esto durante los últimos seis meses.

El primero de octubre del año pasado se dio apertura al nuevo año fiscal; en lo que va del mismo la oficina de Aduanas y Protección de Fronteras estadounidense reportó que han sido 6.289 cubanos indocumentados los que se han presentado solicitando asilo político a través del sur de la frontera.

De estos 6.289, 1.466 llegaron a lo largo del mes de diciembre, siendo el mes más demandado.

De entre todos los puntos fronterizos el más concurrido fue el que se encuentra entre Laredo Texas y Nueva Laredo México, ofreciendo entrada a 3.445 de los emigrantes cubanos que se recibieron en todo el semestre.

Aunque más de 6.000 es un número grande, éste es mucho menor a los 7.079 que se registraron en el año fiscal 2018.

Actualmente la solicitud de asilo político es la única opción que tiene los cubanos de ingresar a los Estados Unidos; esto luego de que en 2017 de expresidente Barack Obama suspendiera el famoso beneficio de “pies secos, pies mojados”; por medio del cual se le permitía la estancia libre y legal a los ciudadanos cubanos, para posterior a un año poder acceder a la residencia.

Como consecuencia de la derogación todos los ciudadanos que lleguen al país sin permiso de visa  no tiene derecho a su entrada libre (al igual que los ciudadanos de otras nacionalidades), sino que para poder ingresar deben presentarse en la frontera solicitando asilo político, demostrando verdadero temor de regresar a vivir a su país de origen, para que luego de procesar el caso el gobierno finalmente apruebe el otorgamiento del mismo.

El proceso de espera no tiene un lapso de duración determinado; entre tanto es necesario esperar en las instalaciones del Servicio de Inmigración estadounidense durante meses, sólo con la esperanza de que las autoridades no rechazarán s proceso.

Sin embargo durante esta semana la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito aprobó la posibilidad de que las personas que soliciten asilo y les sea denegado tendrán la oportunidad de apelar en tribunales federales, abriendo más puertas para aquellos que buscan mejorar su calidad de vida en el país norteamericano.

Con Información de Diario de Cuba

Anuncios