Para Nancy Pelosi “no vale la pena” llevar a juicio a Donald Trump

En una entrevista publicada este lunes por The Washington Post, la presidenta de la Cámara de Representantes aseguró que Trump no tiene cualidades para ser presidente, pero descartó abrir un proceso para destituirlo por la división que crearía en el país.UNIVISION11 MAR 2019 – 7:34 PM EDTCOMPARTE

Pelosi cree que el país no soportaría dos períodos de Trump, pero no quiere que se le someta a ‘impeachment’.Crédito: Win McNamee/Getty Images

“¿Está Donald Trump capacitado para ser presidente?”, pregunta el periodista Joe Heim de The Washington Post Nancy Pelosi en una entrevista en su oficina del Capitolio de Washington.PUBLICIDAD

“¿Estamos hablando éticamente? ¿Intelectualmente? ¿Políticamente?”, repregunta la representante demócrata por California y cuando el periodista le aclara que son todos esos aspectos, responde: “Todas las anteriores. No. No. No creo que lo esté”.

Sin embargo, en la misma entrevista, la política más poderosa de EEUU dejó claro que no cree que valga la pena iniciar un procedimiento de juicio político o impeachment que podría conducir a su destitución, como parece ser el apetito de muchos en la bancada demócrata en el Congreso.

“ Impeachment es (algo) tan divisivo para el país que salvo que haya algo tan convincente y abrumador y bipartidista, no creo que debamos recorrer ese camino porque divide al país y él (Trump) simplemente no vale la pena”, indicó Pelosi ratificando lo que ha sido la línea del liderazgo demócrata desde que Trump llegó a la Casa Blanca y particularmente desde que su partido controló la Cámara de Representantes.ADVERTISING

Pese a ello, algunos representantes demócratas han presentado mociones ante el Congreso para poner en marcha un proceso de juicio político en la Cámara Baja, iniciativas que no han contado con el respaldo de suficientes colegas parlamentarios como para convertirla en punto de debate, ni siquiera para presionar a Pelosi para que la someta a consideración del pleno.

El Comité Judicial de la Cámara Baja, desde enero bajo control demócrata, lanzó la semana pasada una amplia investigación contra Trump y su círculo (político, de negocios y familiar), a raíz de las declaraciones que ofreció a los congresistas el exabogado del presidente Michael Cohen, en las que implicó al mandatario en varias potenciales actividades de cuestionable legalidad.PUBLICIDAD

Sin embargo, la estrategia de los demócratas ha sido la de esperar por los resultados de la investigación de la fiscalía especial que maneja el exdirector del FBI Robert Mueller sobre los supuestos contactos de la campaña republicana con operarios rusos para perjudicar a la candidata demócrata en las elecciones de 2016, Hillary Clinton.

El propio presidente Trump ha usado el fantasma del impeachment para avivar su base electoral, como hizo a fines de 2018 durante la campaña electoral para las elecciones de mitad de periodo, cuando pidió votar contra los demócratas con el argumento de que si obtenían la mayoría en la Cámara de Representantes (cosa que lograron con comodidad) se dedicarían a someterlo a investigaciones para eventualmente destituirlo.Volume 0%

Presidente Trump califica de “locos” a los demócratas por ordenar una investigac…00:11 / 03:16Presidente Trump califica de “locos” a los demócratas por ordenar una investigación en su contra

Muchos observadores políticos consideran que los tiempos que se viven son los más polarizados y potencialmente dañinos para la institucionalidad democrática estadounidense y estiman que sacar el factor Trump de la ecuación sería crucial para preservar la salud del sistema político.

Pelosi no está de acuerdo: “No lo creo por esto: Nuestro país es grandioso. Es un gran país. Nuestros fundadores nos dieron las bases más fuertes. Todos los desafíos que hemos enfrentado, hemos podido soportarlo todo. Aunque quizá no dos períodos (de Trump) Así que tenemos que asegurarnos de que eso no pase”.

La estrategia que Pelosi parece estar sugiriendo a los demócratas es la de la acción proselitista de cara a las elecciones de 2020 y olvidar la herramienta del juicio político para deshacerse del presidente republicano.

Los rostros del ‘Rusiagate’, la investigación que incomoda al presidente Trump (fotos)

1/111/11Roger Stone: uno de los primeros asesores del presidente Trump cuando aún era precandidato presidencial. Fue acusado por el fiscal especial Robert Mueller de siete delitos, incluidos falso testimonio y obstrucción y manipulación de testigos. Muller lo ha investigado para saber si fue parte de la supuesta coordinación entre la campaña de Trump y Moscú. Sospecha que Stone sabía que serían publicados los correos hackeados a los demócratas antes de la filtración de 2016 hecha por Wikileaks. Antes de las elecciones presidenciales, reconoció que estuvo en contacto con Julian Assange, cabeza de dicho portal, al que directamente llamó “mi héroe”.Crédito: Alex Wong/Getty Images

Anuncios