“Olvidaos, no va a existir el desempleo tecnológico”: Insert Coin con Manuel Hidalgo sobre automatización y empleo

"Olvidaos, no va a existir el desempleo tecnológico": Insert Coin con Manuel Hidalgo sobre automatización y empleo

ENRIQUE PÉREZ@Lyzanor

El avance de la tecnología y sus posibles efectos en el mercado laboral es una preocupación que ha acompañado a la sociedad durante mucho tiempo. Y con los últimos avances en robótica e inteligencia artificial el debate se ha reactivado de nuevo, con cierta tendencia al pesimismo tecnológico.

En esta nueva entrega de Insert Coin, nuestra sección en texto, vídeo y podcast donde tratamos temas con expertos en la materia os explicamos cómo afronta el mercado laboral el progreso tecnológico y qué podría ocurrir durante los próximos años.

Para ello, charlamos con Manuel Hidalgo, Doctor y profesor de Economía Aplicada en la Universidad Pablo Olavide de Sevilla y autor del libro ‘El empleo del futuro‘, que trata sobre áreas de investigación como son el cambio tecnológico, el mercado de trabajo y el crecimiento económico.

¿Es inevitable el desempleo tecnológico?

Economia

Es la pregunta que utiliza Manuel Hidalgo en su libro. Existe la creencia que el tsunami tecnológico llevará al desierto laboral, pero ¿realmente estamos abocados a ello? La respuesta que nos da el profesor es que no, ya que al mismo tiempo y tal como demuestra la historia, el avance tecnológico acaba por crear más empleo del que elimina. Una postura que también comparte El Foro Económico Mundial (WEF).

A veces, los que pensamos desde el mundo de la tecnología no analizamos las consecuencias de esa innovación y cómo la tecnología va hacia el mundo real, modificando las condiciones laborales. Hoy hablaremos de los empleos del futuro y las consecuencias económicas que pueden producir avances tan en boca de todos como son los robots, los datos y la inteligencia artificial.

¿Por qué existe una nueva tendencia al ludismo tecnológico?, nos preguntamos. Cada vez que alguien hace una crítica dura al avance tecnológico se le califica de ludita. “El ludismo es debido al cambio tecnológico, que tiene sus perdedores.” Hidalgo nos pone como ejemplo la primera Revolución Industrial, que tuvo una reacción contraria de aquellas personas que se vieron desplazadas. “Es natural y razonable que se vean amenazados porque una máquina viene a hacer su trabajo, es un rechazo que se genera porque somos adversos al cambio“.

El cambio tecnológico no busca sustituir

Automatizacion

No todos los cambios tecnológicos han tenido las mismas consecuencias, como nos explica el profesor, “durante un tiempo fueron muy negativas, es el caso de Francia como aprecia en Los Miserables. Se descualificó la mano de obra ya que solo se requería controlar la máquina“. En el caso de la Revolución Industrial hubo un empeoramiento a corto plazo, pero que finalmente gracias a las conquistas sociales y el subsiguiente avance tecnológico se ha ido corrigiendo.

Con el ‘fordismo’ y la revolución del motor pasó lo contrario. “Por fin la tecnología era positiva“, se llegó a decir. A principios del siglo XX la revolución tecnológica exigía empleos más cualificados y se acabó elevando los salarios.

Manuel Hidalgo nos explica la relación entre la máquina y los trabajadores desde un punto de vista económico. “Cuando la mano de obra es barata, se utiliza a más personas“. El economista nos recuerda que con la peste, contratar un trabajador era caro mientras que con la escasez de esclavos, se fomentó el impulso tecnológico. No es una imposición, es una conveniencia económica.

Entrando en el siglo XXI, ¿nos pareceremos más a la revolución industrial o a un neo-fordismo? La posición de Hidalgo es que todo indica que pasará como en la revolución industrial, aunque no porque vaya a desaparecer el empleo, sino que la distribución de la renta y la desigualdad podría aumentar.El avance tecnológico no va a hacer desaparecer el empleo, pero sí podría aumentar la desigualdad y bajar salarios no cualificados.

Los estudios muestran que muchas personas no se van a poder enganchar a este avance tecnológico que requerirá mejor cualificación y eso generará una polarización. Y pone como ejemplo Corea del Sur, un país que pese a ser el más robotizado del mundo no tiene paro. No es un problema de desempleados, sino de bajos salarios. “Todo cambio tecnológico será susceptible de ser usado si es rentable económicamente“.

¿Cómo de grave puede ser la polarización? No lo sabemos, pero Hidalgo recuerda que durante la revolución industrial fue cuando aparecieron movimientos políticos como el socialismo o el comunismo. Ideas reaccionarias a la desigualdad que se había generado. Durante las últimas décadas hemos vivido un proceso de moderación, que se puede romper. Un ejemplo reciente son los trabajadores del cinturón del óxidoque perdieron su trabajo y acabaron dando su apoyo a Trump.

Razones para el optimismo

Manual Hidalgo

Una de las soluciones que suelen comentarse ante el avance de la robótica es la renta básica universal. Sin embargo Manuel Hidalgo se muestra escéptico y no cree que esta sea una solución clara. Sí apuesta por reforzar el estado del bienestar, las prestaciones por desempleo y transitar hacia un nuevo modelo económico. El problema sería establecer una agenda política, una agenda responsable para aprovechar estos cambios.

Sí hay razones para el optimismo. “Tenemos las herramientas para utilizar el cambio tecnológico a nuestro favor“. Evidentemente hay elementos perjudiciales, pero estamos mucho mejor que hace 10.000 años y hay que seguir estándolo.

El cambio tecnológico no solo afecta al empleo, también a las relaciones humanas.

Cuando nosotros empezamos en Xataka, nuestra visión era que la tecnología estaba para mejorarnos la vida, pero con la crisis empezó a aparecer un discurso más escéptico. “Lo hemos visto también con la Primera Árabe y las redes sociales“. Hidalgo recuerda cómo en ese momento hubo un tecno-optimismo respecto a las redes, pero recientemente se ha observado cómo están polarizando a la sociedad. Y es que el cambio tecnológico no solo afecta al empleo, también a las relaciones humanas.

Otro problema relacionado con el progreso tecnológico es que estamos viendo que gran parte del poder cae en muy pocas empresas. Es el caso de Google, Amazon o Microsoft, que están mostrándose como las grandes campeonas de la inteligencia artificial y acaparando todas las ganancias.

Ante esto, Hidalgo nos ofrece una interesante reflexión. “Viene determinado por la propia naturaleza del negocio, ya que genera economías de escala“. Lo que ocurre es que no es como un monopolio clásico donde el consumidor se posiciona en contra porque se establecen precios, en este caso el usuario no se ve afectado directamente. Si bien, sí habría que “regular los grandes monopolios, ya que establecer peores condiciones laborales“.

Cómo prepararse para los empleos del futuro

Ia Trabajo

¿Qué tipo de empleos van a recibir un efecto más negativo? Se habla de aquellos que tengan un trabajo monótono, repetible y fácilmente automatizable. Hidalgo coincide en que aquellos que no dispongan de un pensamiento lateral y creativo serán los más afectados.

Los empleos no son los que van a ser automatizados, son las tareas.

Los empleos no son los que van a ser automatizados, son las tareas“. Tenemos el ejemplo de un trabajador que realiza únicamente dos o tres tareas rutinarias, ese puesto de trabajo probablemente sea sustituido. En cambio si se realizan 15 tareas y únicamente 3 o 4 son repetibles, entonces es más difícil que su puesto corra peligro.

La automatización eliminará tareas repetibles, pero no aquellas habilidades humanas. ¿Sabes leer? ¿Sabes escribir? No se trata de entender las letras, sino el mensaje. Lo mismo ocurre con la inteligencia artificial, que no es realmente inteligente sino una búsqueda de patrones. Transmitir la información, saber entenderla, trabajar en equipo… las empresas cada vez buscan más estos valores y estas son los habilidades que deberían enseñarse en los colegios.

Ante el avance del progreso tecnológico no debemos pensar que únicamente las carreras más técnicas tendrán cabida en la sociedad. Por ejemplo, muchas empresas de informática necesitan filólogos para explicar cómo generar mensajes dentro de procesos automatizados. “Que nadie piense que es tecnología o nada“. El empleo del futuro demandará nuevas habilidades, pero entre todos sabremos adaptarnos a los cambios que se avecinan.

El programa completo en Insert Coin

Puedes escuchar la conversación completa con Manuel Hidalgo a continuación en nuestro nuevo programa de Insert Coin. Además, si lo deseas, puedes suscribirte (iVooxiTunesSpotify) para recibir directamente futuras entregas de nuestras charlas con invitados super especialistas y técnicos en algunos de los temas que nos fascinan.

Anuncios