Señales De Tu Cuerpo Al No Digerir Bien La Carne

A la mayoría de las personas les resulta difícil resistirse a un jugoso bistec o una hamburguesa. Sin embargo, la carne contiene elementos esenciales también contiene una serie de toxinas naturales, grasas saturadas y elementos que dificultan la digestión. El consumo excesivo de carne puede tener consecuencias graves para la salud, incluido el riesgo de diabetes y enfermedades del corazón o, posiblemente, el cáncer. Estas señales indican que tu sistema digestivo no está procesando bien la carne. ¿Cuántos de estos (si acaso alguno) has estado experimentando? 

1. Estreñimiento 
Nuestros sistemas digestivos se basan en nuestra genética y hábitos dietéticos. Dependiendo del corte de la carne, algunos pueden ser bastante altos en grasa. Las grasas toman tiempo para ser digeridas por el cuerpo y, como resultado, pueden causar indigestión al día siguiente. El estreñimiento puede ser el resultado del alto contenido de hierro que se encuentra en la carne. Además, la carne roja también es baja en fibra, la cual es necesaria para el movimiento intestinal regular. ¿Otra razón para reducir tu consumo de carne? Algunos estudios han revelado que comer demasiada carne roja puede aumentar las posibilidades de desarrollar cáncer intestinal. Por lo tanto, reduce tu consumo de carne roja a 100-200gr sólo dos veces por semana y asegúrate de servirla con muchas verduras y granos.

2. Constantemente sientes hambre
Si sientes hambre con frecuencia, incluso si acabas de terminar de comer, puede indicar que consumiste demasiadas proteínas. Cuando no tienes suficientes carbohidratos, el azúcar en la sangre de tu cuerpo baja. Tu cuerpo tampoco producirá la serotonina que regula el estado de ánimo, la sustancia química que te hace sentir hambre. Por lo tanto, si observas que tienes hambre, en lugar de optar por un sándwich para el almuerzo, prueba un bocadillo como hummus con galletas integrales. Además, trata de no comer carne durante varios días y observa si te siente mejor y más fresco.

3. Círculos oscuros bajo los ojos
Las ojeras no siempre son un indicio de falta de sueño o cansancio. No digerir la carne adecuadamente puede ser una causa, especialmente si tienes círculos oscuros a menudo, especialmente después de comer carne. Esta es una clara señal de que la carne no fue correctamente digerida. ¿Pero cómo las ojeras son causadas por el consumo de carne? El revestimiento intestinal comprometido permite que las partículas de carne pasen a través de la pared intestinal y hacia el torrente sanguíneo, sin digerir. El cuerpo consideraría esto como un invasor “extranjero”. Como resultado, el cuerpo intentará producir ciertos anticuerpos para eliminar la sustancia extraña, causando círculos oscuros debajo de los ojos. Este síntoma es a menudo pasado por alto por los profesionales de la salud.

4. Presión arterial alta 
La presión arterial alta puede ser una señal de que es hora de reducir el consumo de carne. Las carnes procesadas y cocidas contienen un alto nivel de sodio porque normalmente se curan, se sazonan y se conservan con sal. Reduzca significativamente el consumo de piel de pollo y carne roja, ya que tienen un alto contenido de grasa saturada y pueden empeorar la hipertensión e incluso desarrollar una enfermedad coronaria. 

5. Mal aliento y olor corporal
El mal aliento y el olor corporal indican otra posible señal de que tu cuerpo no está digiriendo la carne adecuadamente. Si la carne no se digiere bien, un olor no muy agradable vuelve a salir del sistema digestivo, abriéndose camino hacia la piel y la respiración. Por lo tanto, si continúas experimentando estos problemas desagradables, intenta tomar enzimas digestivas para ayudar a descomponer la carne para que no se acumule en tu intestino.

6. Sistema inmunológico debilitado 
Si tu cuerpo no digiere la carne adecuadamente, puedes notar que te enfermas con más frecuencia de lo normal. El azúcar natural que se encuentra en la carne roja puede afectar tu sistema inmunológico. Este azúcar normalmente es producido por animales carnívoros y les permite mantener sus dietas de carne. Pero nuestros cuerpos no lo producen y es por eso que el cuerpo puede tratarlo como una sustancia extraña que desencadena una reacción inmune tóxica. 
7. Fatiga 
Si te sientes lento o cansado después de comer carne, significa que tu cuerpo no está digiriendo la carne adecuadamente y está atorada en tus intestinos. Con la carne atrapada allí, se desvía toda tu energía a tu sistema digestivo. 
8. Náuseas
Este es un síntoma común de no poder digerir bien la carne. Puede ser una reacción a ciertas bacterias que se encuentran en la carne. Algunas mujeres embarazadas descubren que comer carne puede hacer que se sientan extremadamente con náuseas. Simplemente podría significar que tu cuerpo está rechazando la carne. 
9. Hinchazón 
La carne es uno de los alimentos más difíciles de digerir para el cuerpo humano porque la proteína que se encuentra en la carne es difícil de descomponer y esto puede causar hinchazón. Los alimentos grasos como la carne pueden hacer que tu estómago se vacíe más lentamente, lo que causa hinchazón o molestias. La digestión inadecuada de la carne puede, en consecuencia, puede conducir a la acumulación de toxinas en el cuerpo.

http://www.todo-mail.com/content.aspx?emailid=16110

Anuncios