Breve Historia del Seguro Social

small picture of FDR signing Act

Uno  de los grandes éxitos sociales y económicos del principio del siglo 20, fue el esfuerzo conjunto para establecer leyes substanciales de seguridad social. En los años 30, ser viejo significaba frecuentemente ser pobre; muchas personas de ambos sexos confrontaban los que llegó a llamarse “el horror absoluto de una vejez sin un centavo y sin esperanza”. La ley de Seguro Social de 1935 llegó a cambiar todo eso. Cuando el presidente Franklin Delano Roosevelt firmó la ley original dijo, “La civilización de los últimos cien años, con sus increíbles cambios industriales, ha tendido a hacer la vida más y más insegura. Los jóvenes han empezado a temer lo que será de ellos cuando les llegue la vejez”. Hoy, gracias al Seguro Social, la gente sabe que tendrán una base de ingresos fija cuando se jubilen; solamente el 11% de nuestra población están en la pobreza.

Igualmente importante, desde 1935, los programas del Seguro Social se han incrementado para incluir sobrevivientes, incapacidad, salud y ajustes automáticos del costo de vida. Es un programa dinámico que ha ido cambiando con el tiempo para ajustarse a las circunstancias. Y, debido a esa flexibilidad, el Seguro Social se ha convertido en el programa doméstico de más éxito y más popular en la historia de la nación.

El siglo 21 trae con el nuevos desafíos, incluyeno el de una nación que se avejenta y la necesidad constante de proveer ingresos seguros a los trabajadores y sus familias en la jubilación o en el caso de incapacidad o muerte del cabeza de familia. Creo que esta breve historia del Seguro Social nos ayudará a ver con perspectiva y comprensión el papel de la seguridad social en la vida americana y nos ayudará a construir un programa que responda a los cambios necesarios de un nuevo siglo.

El Seguro Social funciona porque se dirige a una necesidad humana universal. Todo el mundo a través de la historia han confrontado las inseguridades de la muerte, incapacidad y vejez. Antes del siglo 20, la mayoría de las personas de este país vivían y trabajaban en el campo y la seguridad económica la proveía la familia. La Revolución Industrial cambió todo eso. La familia extensa y la granja familiar como fuentes de seguridad económica se hicieron menos comunes. La Gran Depresión de 1929 produjo una crisis en la vida económica de este país. Bajo estas condiciones fue como empezó la ley del Seguro Social.

LA LEY DE SEGURO SOCIAL

El 8 de junio de 1934, el presidente Franklin D. Roosevelt, en un mensaje al Congreso, anunció su intención de establecer un programa de seguridad social. Inmediatamente el presidente estableció por Orden Ejecutiva el Comité de Seguridad Económica, compuesto por la Ministra del Trabajo Frances Perkins, como presidenta; el Ministro de Hacienda Henry Morgenthau, Jr., el Ministro de Agricultura Henry A. Wallace, el Ministro de Justicia Homer S. Cummings, y el Administrador de Ayuda Federal de Emergencia Harry L. Hopkins. El comité tuvo como objeto estudiar a fondo el problema de inseguridad económica y hacer recomendaciones que sirvieran de base a un programa legislativo para el congreso.

A comienzos de enero de 1935, el comité dió su informe al presidente y, el 17 de enero, el presidente lo introdujo en ambas cámaras del congreso para su consideración simultánea. Cada cámara legisló su propia versión pero las diferencias se corrigieron y el Acta del Seguro Social se hizo ley el 14 de agosto de 1935. Además de varios puntos sobre el bienestar general, la nueva ley creó un programa de seguridad social para pagar, a los trabajadores jubilados a los 65 años o más, un ingreso continuo.

IMPLEMENTACION DEL ACTA

Uno de los puntos del acta, fue el establecer una Oficina de Seguro Social (SSB siglas en inglés) bipartisana compuesta de tres miembros nombrados por el presidente. Los miembros originales fueron John G. Winant, presidente; Arthur J. Altmeyer; y Vincent M. Miles. La SSB tuvo que explicar a patronos, empleados y el público en general, como debían reportarse las ganancias, que beneficios había disponible y como se iban a pagar. Además, había que abrir oficinas por todo el país y contratar y entrenar personal que las manejara.

La primera tarea monumental fue la de registrar a patronos y empleados para el 1 de enero de 1937, cuando los trabajadores comenzaban a adquirir créditos para beneficios de jubilación. Ya que la SSB no tenía recursos necesarios para llevar a cabo esta labor, contrataron al Correo de Estados Unidos para distribuir las solicitudes, comenzando en noviembre de 1936. Las oficinas de correos colectaban las solicitudes ya completadas, imprimían las tarjetas con el número correspondiente y devolvían la tarjeta al solicitante. Las solicitudes las mandaban al centro de procesamiento del SSB en Baltimore, Maryland, donde los números se registraban y se establecían los registros de empleo. Más de 35 millones de números y tarjetas se expedieron bajo este procedimiento en los años 1936-37.

PRIMEROS PAGOS

Bajo la ley de 1935, los beneficios mensuales debían comenzar a pagarse en 1942. De 1937 al 1942, el Seguro Social pagaría beneficios en una suma total, única. El primer beneficiario de esta suma fue un conductor de tren de Cleveland, llamado Ernest Ackerman, que se jubiló un día después que comenzara el programa de Seguro Social. Durante su único día de participación en el programa, al señor Ackerman se le retuvieron cinco centavos de su paga y, cuando se jubiló, recibió 17 centavos. La suma total única promedio de esta época fue de $58.06. La suma más pequeña que se pagó nunca menos fue de 5 centavos.

LAS ENMIENDAS DE 1939

La ley original trataba solo de beneficios de jubilación y solo para el trabajador. Las enmiendas de 1939 hicieron un cambio fundamental en el programa del Seguro Social: añadieron dos categorías de beneficios; pagos a la esposa y niños menores de un trabajador jubilado (lo que se llaman beneficios de dependientes) y beneficios de sobrevivientes en caso de la muerte prematura del trabajador. Este cambio trasformó el Seguro Social de ser un programa de jubilación para individuos a ser un programa de seguridad económica basado en la familia. Estas enmiendas incrementaron también la cantidad de beneficios y adelantaron el comienzo de beneficios mensuales de 1942 a 1940.

BENEFICIOS MENSUALES

Pagos de beneficios mensuales comenzaron en enero de 1940 El 31 de enero, el primer cheque mensual de beneficios fue expedido a la secretaria legal jubilada, Ida May Fuller, de Ludlow, Vermont, por la cantidad de $22.54. La señorita Fuller falleció en enero de 1975 a la edad de 100 años. Durante sus 35 años de beneficiaria del Seguro Social, recibió más de $22,000 en beneficios.

LAS ENMIENDAS DE 1950

De 1940 a 1950 no hubo casi ningún cambio en el programa de Seguro Social. Ya que el programa estaba en su infancia, los beneficios eran bajos. De hecho, hasta 1951, el beneficio mensual promedio de bienestar recibido bajo el programa de asistencia a la vejez era más alto que el medio de jubilación bajo el Seguro Social. Solo el 50% de los trabajadores estaban cubiertos bajo el programa de Seguro Social. En 1950, enmiendas mayores aumentaron los beneficios por primera vez y comenzaron el proceso de cobertura universal que tenemos ahora.

LA HISTORIA DE LAS COLAS

La mayoría de las personas saben que hay una subida anual en los beneficios de Seguro Social para contrarrestrar los efectos de la inflación en los ingresos fijos. Estas subidas, conocidas como Ajustes del Costo de Vida (COLA, en sus siglas en inglés), son ya una parte tan integral del programa que sería difícil imaginarse el Seguro Social sin ellas. Pero, de hecho, cuando Ida Mae Fuller recibió su cheque de $22.54 en enero de 1940, esta era la cantidad que ella hubiera recibido por vida. No fue hasta las enmiendas de 1950 que el congreso legisló la primera COLA –un aumento del 77%.

De ahí en adelante, los beneficios eran aumentados solamente cuando el congreso pasaba legislación especial.

En 1972 la ley cambió, especificando que, comenzando en 1975, las COLAS serían automáticas, basadas en el índice de los precios del consumidor. Los beneficiarios ya no tienen que esperar las leyes especiales del congreso y la inflación ya no disminuye el valor de los beneficios del Seguro Social.

BENEFICIOS DE INCAPACIDAD

Las enmiendas de 1954 iniciaron un programa de seguridad de incapacidad que proveía al público con una cobertura adicional contra la inseguridad económica. Al principio, se estableció una “congelación” de los expedientes de los trabajadores durante los años que no pudieran trabajar. Esta medida no ofrecía beneficios al trabajador pero prevenía que esos períodos de incapacidad redujeran o eliminaran los beneficios de jubilación y sobrevivientes. El 1 de agosto de 1956, la ley de Seguro Social fue enmendada para proveer beneficios a los trabajadores incapacitados de 50 a 65 años de edad y a los niños adultos incapacitados. En los próximos 2 años el congreso expandió el programa permitiendo entrar en él a trabajadores menores de 50 años y a sus dependientes y, al final, a todos los trabajadores incapacitados de cualquier edad.

MEDICARE Y OTROS CAMBIOS

La década de los 60 trajo nuevos cambios al programa, entre los que, el más importante, en las enmiendas de 1961, fue el de bajar la edad de jubilación para hombres a 62 años. (las mujeres tuvieron esa opción en 1956)

El cambio más importante fue el del establecimiento de Medicare. Bajo Medicare, un seguro de enfermedad fue establecido para los beneficiarios de jubilación del Seguro Social de 65 años o más (y después también fue extendido a los que recibían beneficios de incapacidad). Cerca de 20 millones de beneficiarios se inscribieron en Medicare en los 3 primeros años del programa. La Administración del Seguro Social continuó administrando Medicare hasta que una reorganización en 1977 creó la Administración del Cuidado de la Salud (HCFA, en sus siglas en inglés) que se encargó del programa desde entonces

CAMBIOS MAYORES DEL PROGRAMA DESDE 1980

Las enmiendas de 1980 hicieron muchos cambios en el programa de incapacidad. La mayoría de estos cambios se enfocaron en buscar incentivos de trabajo para los beneficiarios de incapacidad de ambos, el Seguro Social y la Seguridad de Ingreso Suplementario. Las enmiendas también ordenaron al Seguro Social hacer revisiones periódicas de los beneficiarios incapacitados para certificar su continua elegibilidad. Esto se convirtió en una de las funciones más onerosas de la agencia y una de las más controversiales. Para 1983, las revisiones pararon y, en 1984, el congreso pasó el Acta de la Reforma de los Beneficios de Incapacidad, modificando varios aspectos del programa, incluyendo la forma de las revisiones.

Al principio de los 80, el programa de Seguro Social enfrentó una seria crisis financiera. El Presidente Ronald Reagan nombró una comisión de notables conocida como la Comisión Greenspan, para estudiar las finanzas y recomendar cambios legislativos. La enmienda final, firmada en 1983, hizo numerosos cambios en los programas de Seguro Social y Medicare, incluyendo la tasación de beneficios; la cobertura, por primera vez, de empleados federales; el aumento de la edad de jubilacitn completa, empezando en el 2000; e incrementando la reserva de los Fondos Fiduciarios del Seguro Social.

Bajo la legislación de 1994, se abolieron los concilios periódicos de consejeros y se formó una Oficina Consejera del Seguro Social compuesta de siete miembros de ambos partidos para proveer asesoramiento y consejo independiente sobre asuntos del Seguro Social.

En 1996, la legislación cambió las reglas de calificación para beneficios de incapacidad negando los mismos si el alcoholismo o la adicción a drogas eran factores materiales en la incapacidad.

La legislación “Reforma del Bienestar” (“Welfare reform”), firmada por el Presidente Clinton en agosto de 1996, terminó los derechos a SSI de la mayoría de los no ciudadanos (este punto fue suavizado en la legislación de 1997). También se endurecieron las reglas para los beneficios a niños incapacitados.

En diciembre de 1999, el Presidente Clinton firmó la “Ley del Boleto para el Trabajo y los Incentivos de Trabajo de 1999.” Esta ley provee a los beneficiarios con cupones que pueden usar en los servicios de rehabilitación, empleo y otros servicios de ayuda de la red de empleos de su elección. Además de permitir a los beneficios comprar ellos los servicios vocacionales, la ley provee incentivos de pagos a los proveedores de rehabilitaciones que terminan con el éxito del beneficiario retornando al trabajo. La ley también provee una serie de protecciones de los beneficios y salud de los beneficiarios. Juntos, los incentivos del Boleto para el Trabajo tratan de cambiar el énfasis de un mantenimiento de beneficios hacia la rehabilitación del incapacitado tratando de ayudarle a volver a trabajar en un empleo productivo.

En abril del 2000, el Presidente Clinton firmó la ley H.R. 5, “La ley de libertad para trabajar para los ancianos del 2000,” eliminando la Prueba de Ganancias en la Jubilación (Retirement Earnings Test, RET, en sus siglas en inglés) para beneficiarios en la edad de jubilación completa. (El RET todavía se aplica a beneficiarios por debajo de la edad completa de jubilación) Esta medida permitió a más de 900,000 personas que estaban recibiendo beneficios y trabajando, que no vieran sus beneficios reducidos por virtud del trabajo.

Todos los Presidentes de este país han apoyado con firmeza el programa de Seguro Social.

FRANKLIN D. ROOSEVELT
“Nunca podremos asegurar el cien por cien de la población contra el cien por cien de los peligros y vicisitudes de la vida. Pero hemos tratado de hacer una ley que dé una cierta protección al ciudadano medio y su familia contra la pérdida del trabajo y contra una vejez en la miseria. Esta ley representa también la base de una estructura que se está construyendo pero que no está, ni mucho menos completa… Es una ley que cuida de las necesidades humanas y al mismo tiempo provee a los Estados Unidos con una estructura económica de gran solidez”. — 14 de agosto de 1935

HARRY S. TRUMAN
“El Seguro Social…no es una caridad ni un regalo de algo por nada. El verdadero Seguro Social debe consistir de derechos ganados, garantizados por la ley del país”. — 13 de agosto de 1945

DWIGHT D. EISENHOWER
“Nos comprometemos a administrar el programa de incapacidad con eficiencia y eficacia y ayudar a rehabilitar al incapacitado para que pueda volver al trabjo…Espero que esta ley avance la seguridad económica del pueblo americano”. — 1 de agosto de 1956

JOHN F. KENNEDY
“El programa de Seguro Social juega un papel importante en proveer para las familias, los niños, y las personas mayores en épocas difíciles. Cambios en nuestra población, en nuestros hábitos de trabajo y en nuestro nivel de vida requieren revisiones constantes”. — 30 de junio de 1961

LYNDON B. JOHNSON
“Uno de los puntos de más urgencia en estos momentos es el del establecimiento de un seguro de hospital para las personas mayores, en el Seguro Social, para ayudar a los ancianos con el costo de las enfermedades sin poner en peligro su independencia económica” — 9 de febrero de 1964

RICHARD M. NIXON
“He firmado hoy (una legislación que) … constituye una nueva etapa para los ancianos del país porque reconoce que, los beneficios a prueba de inflación son ya un derecho para ellos….” — 1 de julio de 1972

GERALD R. FORD
“Debemos comenzar asegurándonos de que el Seguro Social no se cuestiona. Es una obligación vital que cada generación tiene con los que trabajaron antes y contribuyeron para ellos todas sus vidas.” — 9 de febrero de 1976

JIMMY E. CARTER
“El programa del Seguro Social…representa nuestra obligación como sociedad en la creencia que los trabajadores no deben vivir con el miedo de que una incapacidad, la muerte o la vejez pueda dejarlos a ellos o sus familias totalmente destituídos. — 20 de diciembre de 1977

RONALD W. REAGAN
“[Esta ley] asegura a los ancianos que nuestro país guardará simepre las promesas hechas en tiempos de calamidad hace más de medio siglo…. [Las enmiendas del Seguro Social de 1983 son] un monumento al espíritu de compasión y dedicación que nos une como pueblo.” — 20 de abril de 1983

GEORGE H.W. BUSH
“A todos los americanos en el Seguro Social que apoyan el sistema hoy en día, y a todos los que esperan tenerlo cuando se jubilen, les hacemos la promesa de que vamos a continuarlo.” — 31 de enero de 1990

WILLIAM J. CLINTON
“El Seguro Social…refleja nuestros valores más profundos — los deberes que tenemos con nuestros padres, los deberes de unos para otros cuando estamos es situaciones tan diferentes en la vida, los deberes para nuestros hijos y nuestros nietos. De hecho, refleja nuestra determinación de seguir adelante a través de generaciones y a través de las diferencias económicas de nuestro país, como una sola nación.” — 9 de febrero de 1998

La organización con la responsabilidad administrativa por los programas del Seguro Social es la Administración del Seguro Social. Estos son los mayores cambios organizacionales en SSA a través de los años:

Creación de la Oficina del Seguro Social
La Administración del Seguro Social (SSA) comenzó como la Oficina del Seguro Social (SSB). La SSB fue creada con la firma del Presidente Roosevelt al Acta del Seguro Social (14 de agosto de 1935). El SSB era una nueva agencia sin personal, edificios ni presupuesto. El personal inicial fue donado por varias agencias y la Administración de Ayuda Federal estableció un presupuesto temporal. La directiva consistía de tres ejecutivos nombrados por el presidente y el personal que necesitaran.

La Agencia de Seguridad Federal Absorbe la Oficina

El 1 de julio de 1939, la Oficina de Seguro Social perdió su estado de agencia independiente cuando se creó la Agencia de Seguridad Federal que abarcaba la Oficina de Seguro Social, el Servicio de Salud Público, la Oficina de Educación, el Cuerpo Civil de Conservación and el Servicio de Empleo de EE.UU.

Se crea SSA

El SSB fue renombrado la Administración del Seguro Social en 1946 bajo el plan de reorganización del presidente. Arthur Altmeyer, que había sido el presidente de la directiva fue nombrado primer comisionado del Seguro Social.

HEW Reemplaza a la Agencia de Seguridad Federal
En noviembre de 1955, el Presidente Eisenhower abolió el FSA y creó un nuevo Ministerio de Salud, Educación y Bienestar (HEW, en sus sigles en inglés). SSA pasó a formar parte de este nuevo ministerio.

HEW Reemplazado por HHS
En abril del 1980 el Ministerio de Salud y Servicios Humanos reemplazó a HEW. SSA fue la agencia más grande de HHS hasta que volvió a ser independiente.

SSA se hace Agencia Independiente
El tema de la independencia del Seguro Social se ha debatido constatemente a través de los años. Este debate culminó cuando, bajo la recomendación de la Comisión Greenspan de 1983, y varios estudios y propuestas legislativas, el congreso aprobó la independencia y el presidente Clinton la firmó el 15 de agosto de 1994 (59 años y un día desde que el presidente Roosevelt firmase el Acta del Seguro Social). La agencia se hizo independiente el 31 de marzo de 1995.

VER MAS EN: https://www.ssa.gov/espanol/brevehistoria.htm

https://www.ssa.gov/espanol/brevehistoria.htm

Anuncios