Pastores cubanos detenidos por educar a su hijos en casa siguen presos a espera de juicio

Una pareja de pastores evangélicos que decidió educar a sus hijos en su propia casa fueron detenidos el pasado martes en Guantánamo y este jueves enfrentaban un juicio que fue suspendido en un tribunal de la capital provincial.

Ramón Rigal y Ayda Expósito fueron conducidos ante los tribunales, según dijo a Radio Martí la hija de ambos Ruth Rigal Expósito, de 13 años de edad.

La adolescente contó al programa Hoy en Cuba, que unos oficiales de civil se presentaron en su casa y se llevaron al pastor, luego regresaron y se llevaron a la madre y practicaron un registro domiciliario.

«Nos quitaron la computadora y todo el material del colegio donde estamos estudiando (…)» La causa del enjuciamiento es por «otros actos contrarios al normal desarrollo del menor», denunció la hija de ambos.

Al filo de las 5 de la tarde, la misma adolescente confirmó a esta emisora la suspensión de la vista oral «hasta el lunes, para que puedan contratar un abogado».

En 2017 ante la negativa de enviar a sus hijos de 7 y 11 años de edad, respectivamente, a la escuela, el Colegio Hebrón, una institución cristiana con sede en Guatemala, ofreció de manera gratuita impartirles clases en línea, por medio de textos en formato pdf., discos compactos y material impreso enviado directamente a su domicilio.​

Este jueves la hija de Rigal se lamentó de que la detención de su madre, Ayda expósito, fue con el pretexto de que la regresarían nuevamente a casa.

Rigal fue condenado a un año de trabajo correccional sin internamiento en 2017 y su esposa a un año de reclusión domiciliaria.

En un artículo en inglés del sitio Scholastic Christian Home School Learning Assoc (HSLDA), el periodista Mike Donnelly pidió al presidente Donald Trump que ayude a las familias perseguidas por educar a sus hijos en casa.

El pastor, en una conversación con Radio Martí, contó que el tribunal ordenó que sus hijos se incorporaran a la escuela en septiembre, algo que describió como una violación a los «derechos humanos, a los derechos religiosos, a los derechos de las escrituras, a mis derechos como padre y a unas cuantas leyes internacionales también».

«Ellos dijeron que las escuelas y ellos son los únicos capacitados para darle a los niños la enseñanza que llevan», dijo Rigal en referencia al Ministerio de Educación.

Según HSLDA, una fuente evangélica cercana a Rigal explicó que la pareja «llevaba más de dos años al frente de nueve familias que sacaron a sus niños de las escuelas estatales y comenzaron el programa de clases en la casa».

Esta práctica, común en países de Europa y Estados Unidos, está prohibida en Cuba, donde el sistema de enseñanza está bajo el control del Partido Comunista.

[Redactado por Luis Felipe Rojas, con información de Radio Televisión Martí, Solidaridad Cristiana Mundial y Scholastic Christian Home School Learning Assoc]

https://www.radiotelevisionmarti.com/a/a-juicio-en-guantanamo-pastores-que-educacan-a-su-hijos-en-casa/236791.html?ltflags=mailer

Anuncios