Además de agua, ¿qué más hay que beber para mantenerse saludable?

Los adultos necesitan beber cada día un litro y medio de agua para mantenerse saludables, según la Sociedad Alemana de Nutrición (DGE), y a veces se precisa más cantidad de líquidos, por ejemplo, en caso de calor o frío extremos, fiebre, vómitos o diarrea.

Por Agencia DPAPublicado el 26 de abril de 2019 a las 5:04h

Archivado en:Aguadeshidrataciónhidratación

El agua es la mejor y más saludable manera de cubrir las necesidades diarias de líquidos. (Foto Prensa Libre: DPA)

El agua es la mejor y más saludable manera de cubrir las necesidades diarias de líquidos. (Foto Prensa Libre: DPA)

La mitad del cuerpo humano es agua, ya que es un componente de las células y los fluidos corporales, regula la temperatura del cuerpo y transporta los nutrientes.

Con la ayuda del agua, los riñones excretan sustancias degradadas como la orina. La respiración y la sudoración también consumen fluidos corporales. Y esta pérdida de agua necesita ser reemplazada regularmente.ADVERTISINGinRead invented by Teads

“Menos de un litro de agua al día no es suficiente para que el cuerpo absorba el líquido necesario”, dice Silke Restemeyer, de la DGE. El agua, las infusiones de hierbas, los tés de frutas sin azúcar y los zumos con agua son perfectos calmantes de la sed, preferiblemente en una proporción de mezcla de uno a tres.

“Estas bebidas proporcionan al cuerpo los líquidos necesarios, si se toman a lo largo de todo el día”, añade.

El agua y el té son bebidas demasiado monótonas para algunos, mientras que los zumos de frutas y los refrescos no son adecuados como calmantes de la sed. “Las bebidas azucaradas proporcionan mucho azúcar, pero no sacian la sed”, explica Silke Schwartau, de la Central de Consumidores de Hamburgo.

Lea también | Diez beneficios para el organismo de beber limonada

Los refrescos con cafeína contienen alrededor de 27 gramos de azúcar por 250 mililitros, dependiendo del fabricante. “La cola es un dulce, no un sustituto del agua”, dice Monika Bischoff, directora del Centro de Medicina Nutricional y Prevención del Hospital Barmherzige Brüder de Múnich y miembro de la junta directiva de la Asociación Profesional de Ecotropología.

Ya sea frío o caliente, el té es uno de los mejores calmantes de la sed. (Foto Prensa Libre: DPA)

Los zumos y los llamados smoothies también contienen mucho azúcar, pero también minerales y vitaminas. “De vez en cuando un batido o un vaso de zumo puede reemplazar a una ración de verdura o fruta. Sin embargo, gracias a su alta densidad de nutrientes, no son bebidas, sino alimentos vegetales”, explica Restemeyer. Por lo tanto, no sacian la sed.

Lea además | Siempre es un buen momento para un té: conozca la mejor forma de prepararlo

Las bebidas light o sin alcohol no suelen contener azúcar ni calorías. Son los edulcorantes los que proporcionan el sabor. “No hay nada en contra del consumo moderado de edulcorantes, pero no debería ser excesivo”, recomienda Schwartau.

“Los edulcorantes artificiales ayudan a ahorrar calorías, pero son discutibles sus efectos sobre la flora intestinal si son consumidos en exceso”, advierte.

Schwartau también avisa que el consumo frecuente de bebidas azucaradas también puede incrementar el umbral de inhibición de los dulces, ya que quien consume limonada light con frecuencia también bebe de vez en cuando la limonada original con azúcar.

Lea también | Entérese por qué el té verde pueden tratar efectos de la diabetes

El café, el té negro y el té verde forman parte del consumo equilibrado de líquidos, como el agua, siempre y cuando no contengan azúcar. “Pero hay que recordar que son estimulantes y no calmantes de la sed”, prosigue Restemeyer. “Los adultos pueden consumirlos moderadamente, de tres a cuatro tazas al día”, explica.

Aunque aporta tantas calorías como un refresco de frutas, “la cerveza sin alcohol se puede tomar después de hacer deporte, por ejemplo”, sigue recomendando Restemeyer. Se trata de una bebida que aporta a los deportistas fluidos, electrolitos y energía.

Si el agua potable resulta aburrida, se puede aliñar con un chorrito de zumo de limón o de lima para alegrarla. “Incluso con poco esfuerzo y pocos ingredientes, se pueden crear nuevos sabores”, anima Restemeyer. También se pueden añadir rodajas de frutas, hierbas, un poco de zumo o té de hierbas, para que el agua adquiera rápidamente un aroma nuevo y más apetecible.

Contenido relacionado:

> Qué le pasa a su cuerpo si su consumo de líquido no es el ideal
> ¿Son necesarios ocho vasos de agua al día?
> La importancia del agua en el cuerpo humano

Además de agua, ¿qué más hay que beber para mantenerse saludable?

Anuncios