Transformación digital: ventajas de gestionar el talento en red

Para crear redes y trabajar en red hay que pensar en red” Sonia Abadi

La tecnología ha cambiado la forma y la velocidad con la que las personas nos comunicamos y nos conectamos. El mundo es un conglomerado de hipervínculos gigante, en el que el talento puede moverse libremente. Los empleados no tienen por qué estar centralizados en un único punto y ya no hablamos de organizaciones grandes o pequeñas, sino de organizaciones más o menos conectadas.

Alicia Pomares, ya señalaba entre los 6 básicos de las organizaciones inteligentes, dos puntos muy importantes;

  1. Para compartir conocimiento necesitamos trabajar en red y disponer de tecnología social que lo facilite. Las redes sociales internas permiten que fluya la información en comunidades,  y las redes sociales externas permiten conectarse con el mundo, innovar,  vigilar de forma inteligente el mercado (vigilancia tecnológica) y  compartir con el mundo nuestro conocimiento organizativo. El trabajo en red potencia la agilidad organizativa y la productividad.
  2. Para trabajar en red es imprescindible trabajar de forma colaborativa. Colaboración es la palabra clave, lo más básico y lo más difícil de conseguir. No hay nada más estúpido que dejar que tu ego se interponga en el esfuerzo colectivo para alcanzar los objetivos comunes.

“Una empresa es una red de talento. Una red social tensionada por la necesidad de conseguir objetivos, que crecerá si y sólo si es capaz de desarrollar su talento interno y crecer acompasadamente con el mismo”. Xavier Ferràs 

El motor de los cambios importantes debe ser la convergencia de muchas personas y de diversas áreas, no solamente de las pocas designadas siempre. Se necesitan ejércitos de gestores del cambio en las empresas: empleados capaces de tener iniciativas y tomar decisiones, y al mismo tiempo crear espacios o disponer de herramientas que aúnen todas las voces y permitan extraer el valor añadido del talento conectado.

¿Y cuál sería el secreto para gestionar todo el conocimiento y el talento en red para darle una oportunidad a cada gran idea? La profesora de Harvard, Linda Hill, coautora de “Collective Genius”, estudió algunas de las compañías más creativas del mundo como Píxar o Google para crear un conjunto de herramientas para fomentar grandes ideas de todos los empleados en la empresa, no solo de los designados “creativos”. Linda en su TedTalk defendía: las organizaciones innovadoras  son comunidades que tienen tres capacidades: abrasión creativa, agilidad creativa y resolución creativa. La abrasión creativa consiste en poder crear un mercado de ideas a  través del debate y el conflicto. En organizaciones innovadoras, amplifican las diferencias, no las minimizan.  Saben cómo tener argumentos muy acalorados pero constructivos  para crear una cartera de alternativas.

La agilidad creativa consiste en poder probar y refinar esa cartera de ideas a  través de una búsqueda rápida, reflexión y ajuste.  Se trata de un aprendizaje basado en el descubrimiento  donde actúas, en lugar de planificar tu camino hacia el futuro.

La capacidad final es la resolución creativa.  Se trata de tomar decisiones  de una manera en la que realmente se pueden combinar, incluso, ideas opuestas  para reconfigurarlas en nuevas combinaciones y producir una solución que sea nueva y útil”.

Esta manera de trabajar requiere trascender estructuras rígidas para dar paso a organizaciones abiertas, colaborativas,  enfocadas en el trabajo en red, y donde la comunicación corporativa se base en una estrategia digital. Nadie discute ya que el entorno digital es el que favorece y agiliza procesos para que esté disponible toda aquella información que ayude a que los empleados sean partícipes de la evolución y el desarrollo del negocio.

Esta complejidad del entorno empresarial obligará también a tener que dinamizar la inteligencia colectiva para enfrentarse a los cambios y, para ello, “trabajar con los líderes para que aprendan a gestionar el talento en red será fundamental”, indica Francesc Porta. Francesc defiende las metodologías agile para trabajar de manera ágil y colaborativa en las empresas y en ellas sostiene que el departamento de Recursos Humanos intervendrá como motor de gestión y de transformación en este sentido.

A la vez, serán organizaciones ágiles aquellas que aún manteniendo ciertas estructuras jerárquicas y formales para dar respuestas a la actividad del día a día, sepan combinarlas con organizaciones en red para acelerar la organización y resolver estrategias de compañía frente al cambio.

Un modelo así apunta a la creación de redes vivas, equipos de comunidades que trabajen de manera colaborativa y productiva. Tener una red humana bien interconectada generando el espacio creativo necesario hace posibles proyectos, decisiones acertadas y acciones exitosas.

https://www.prevencionintegral.com/actualidad/noticias/2019/04/12/transformacion-digital-ventajas-gestionar-talento-en-red?utm_source=cerpie&utm_medium=email&utm_campaign=flash_26_04_2019

Anuncios