Los fabricantes de medicamentos genéricos inflaron los precios hasta un 1000% en EEUU, según una demanda histórica

Los fabricantes de medicamentos genéricos inflaron los precios hasta un 1000% en EEUU, según una demanda histórica

JAVIER JIMÉNEZ@dronte

Tras cinco años de investigación, los fiscales de más de 40 estados de Estados Unidos demandaron a más de una docena de ejecutivos y a 20 farmacéuticas distintas por inflar los precios de los medicamentos hasta un 1000% y limitar la competencia en el mercado de medicamentos genéricos.

Se trata de una demanda histórica para intentar cerrar una de las vías de agua por donde se hunde el sistema sanitario de EEUU, pero también es un caso clave para entender mejor cómo diseñar legislaciones que defiendan mejor los derechos de los pacientes. La batalla judicial durará años, pero definirá buena parte del futuro mundial de los medicamentos genéricos.

Tevapharm

La demanda. Los fiscales acusan a los fabricantes (que incluyen empresas tan conocidas como Teva, Mylan, Novartis o Pfizer) de aumentar artificialmente los precios de más de 100 medicamentos diferentes. Pero las mala noticias para la industria farmacéutica no acaban: el Departamento de Justicia está llevando una investigación penal acogiéndose a las leyes antimonopolio y ya ha anunciado que presentará cargos.

“Tenemos pruebas contundentes que demuestran que la industria de los medicamentos genéricos cometió un fraude de miles de millones de dólares“, explicó William Tong, fiscal general de Connecticut, quien coordina la iniciativa. “Todos nos preguntamos por qué nuestra atención médica [de Estados Unidos], y específicamente los precios de los medicamentos genéricos recetados, son tan caros en este país. Esta es una de las principales razones”.

La conspiración Según los fiscales estatales, las compañías farmacéuticas conspiraron entre sí para subir los precios y dividirse los mercados de medicamentos. Según explican, además de comunicarse a través de mensajes de texto y llamadas telefónicas, los ejecutivos utilizaron cenas de empresa, cócteles y salidas de golf para perpretar y perpetuar el plan.

Según los investigadores, la farmacéutica Teva estaba en el centro de la conspiración para aumentar de precios de cada uno. Concretamente, afirman que durante 19 meses, de 2013 a 2015, Teva aumentó significativamente los precios de aproximadamente 112 medicamentos genéricos y se confabuló con sus competidores en al menos otros 86.

La respuesta. “Las acusaciones en esta nueva demanda y el litigio en general son solo eso: acusaciones”, explicó en un comunicado Kelley Dougherty, vicepresidenta de Teva. Pese a ello, las acciones de Teva se desplomaron un 11% nada más conocerse la noticia

Y es que las acusaciones son muy serias. Lo que está claro es que “los precios de cientos de medicamentos genéricos han aumentado, mientras que algunos se han disparado, sin explicación” y la demanda con sus más de 500 páginas de pruebas dibujan un futuro complicado con (posibles) multas de hasta 2.000 millones de dólares.

Anuncios