LA ENVIDIA

POR: Carmencita Martínez

Pienso y tengo la certeza que la envidia es una pasión malsana de añorar lo ajeno por falta de esfuerzos personales.

Los envidiosos aunque tengan de todo quieren y añoran lo que tienen los demás, no importa si es un bien material, tu talento, tu carisma o tú forma de ser,

El envidioso nunca está conforme con lo que tiene ni con lo que ha logrado, le interesa lo ajeno aunque no sea de su agrado. Una persona envidiosa es una persona enferma del alma, carente de valores y con malos sentimientos.

La persona envidiosa te ve como un espejo dónde quiere mirarse y verse reflejada.

El envidioso no sabe lo que quiere hasta que se lo ve a otra persona.

 Él no quiere lo que tú tienes, lo que quiere es que lo pierdas. Los envidiosos deben usar ese caudal de energía que brota desde su interior para añorar lo ajeno en superarse, proponerse metas y competir con ellos mismos.

Son personas tóxicas que viven atrapados en la oscuridad de sus sentimientos y de sus pensamientos.

Si conoces a alguien así, toma distancia, aléjate de ellas, sólo ven problemas para cada solución, no tienen tiempo para sí mismos porque sólo les interesa lo ajeno.

Anuncios