LA SONRISA TIENE PODER.

Carmencita Martínez

Hoy quiero hablarles de la sonrisa, ella no conoce fronteras, ni culturas, ni razas, no entiende de edades ni de sexos, ni de géneros ni de religiones.

Es un lenguaje que todos conocemos, poco importa el nivel cultural o la clase social. La sonrisa es nuestra mejor carta de presentación, es el maquillaje más luminoso para cualquier rostro.

En términos Químicos la sonrisa actúa como catalizador sobre la tristeza, cuando sonreímos hasta el cielo se nos despeja y el camino le abre paso a la adversidad. Hoy en día vivimos en un mundo que se mueve entre la turbulencia y el caos, por eso necesitamos muchas sonrisas para hacernos sentir y sentirnos mejor.

Lo mejor que tiene es que no cuesta nada y produce mucho. Los invito a sonreír, es un pasaporte que abre cualquier frontera.

Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste. La sonrisa tiene poder.

Anuncios