LA MADRE DE TODA VIRTUD.

Carmencita Martínez

No puedo ocultar lo mal que me siento cuando veo aquí en este país, existen padres que con tal de coger dinero y no pasar trabajos en la educación de sus hijos, permiten que le pongan etiquetas (a sus hijos) de diversos diagnósticos de enfermedades mentales.

No se haga cómplice de un crimen cómo este, mida las consecuencias de sus actos y el impacto que su decisión pueda traerla a sus hijos.

Es bueno recordar que cada niño tiene su propio tiempo para aprender. Usted Papá o Mamá respire profundo y cójale el ritmo a su hijo, dedíquele más tiempo.

Estreche la relación hogar-escuela; comuníquese con los Teachers de sus hijos y canalicen de forma mancomunada sus debilidades y fortalezas.

La relación hogar-escuela es muy importante, los Teachers deben atender las diferencias individuales de cada niño, desarrollando un plan de acciones que les permita canalizar y viabilizar su trabajo para lograr los objetivos propuestos y que los alumnos sean los arquitectos de sus propios conocimientos.

Sin necesidad de etiquetas, si su hijo puede ser atendido y guiado como un ser humano que vino a este mundo porque usted así lo quiso; si Ud quiere ganar más dinero, trabaje doble , esfuerces más, haga de su hijo una persona útil.

Recordemos que la utilidad es la Madre de toda virtud.

Anuncios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.