Dianelis, la violencia y lo que vino

Irina Echarry

Captura del Live realizado por La Diosa

HAVANA TIMES – La violencia de género tiene muchos matices, está tan naturalizada que nadie escapa a ella, en mayor o menor grado. Por eso es necesario deconstruirla ahí donde la reconozcamos, analizarla para llegar a conocerla mejor.

Dianelis Alfonso, alias La Diosa de Cuba, es noticia por estos días. Y es importante el orden de las palabras. Ella es la noticia, porque denunció que el músico José Luis Rodríguez, El Tosco, su expareja y director de la orquesta para donde trabajaba, la maltrató durante muchos años.

Ella empezó a ser noticia al ser violentada, interpelada en público en una video-entrevista con una pregunta sobre su vida privada, sin previo aviso. No sabemos si La Diosa estaba preparada para hablar sobre eso, pero, en ese instante, decidió no callar y desató sus emociones: lloró, habló, dio nombres de testigos, sacó lo que tenía guardado y tanto le afectaba. Y cuando una pierde el miedo, se libera.

Pero Dianelis ha seguido siendo noticia, porque luego vinieron las críticas, las ofensas, los juicios de valor, la revictimización, la defensa al maltratador -tan común y arraigada-. Y, al menos yo, estoy esperando que en cualquier momento el Ministerio de Cultura saque una nota refiriéndose a la labor abnegada de El Tosco, o le dé algún premio por su obra musical, que es incuestionable, pero no viene al caso.

La noticia debería ser el maltrato, la denuncia formal efectuada este 21 de junio por Dianelis. Se debería estar hablando sobre qué medidas se tomarán con El Tosco, a qué se exponen los tantos maltratadores que hay en cada rincón del país, independientemente del cargo, la responsabilidad o la figura pública que sean. Da igual si es un hombre común, desconocido, como si se trata de una personalidad o una institución estatal o privada.

Ahora Dianelis aprenderá a vivir liberada, a establecer prioridades, reconocer su valor, en fin, a reconciliarse consigo misma.

Dianelis Alfonso

Y es momento de dejar al artista afamado a un lado, y analizar al hombre; reconocer lo que hizo o dejó de hacer; sin que sus éxitos profesionales enturbien el ambiente.  Hay que escuchar a La Diosa de Cuba, sea famosa o no, porque queremos que nuestra sociedad no siga naturalizando el machismo y la injusticia. La Constitución refleja en su artículo 43 que “el Estado protege a las mujeres de la violencia de género en cualesquiera de sus manifestaciones y espacios, y crea los mecanismos institucionales y legales para ello”. ¿Para qué sirve si no se aplica?

Hay muchas Dianelis que temen hablar, hay muchas personas que ven “lógico” que en una pareja mande el hombre y, para mandar, puede hacer cualquier cosa. Hay muchos Toscos por ahí haciendo y deshaciendo. No tengo intimidad con nadie que conozca a La Diosa ni a El Tosco, pero hasta ahora, nadie ha desmentido las acusaciones.  Esperemos que esa denuncia siga su proceso legal y que la valentía de La Diosa contagie a muchas, porque no se trata de una mujer que dijo, sino de un problema que afecta a toda la sociedad.

FUENTE: Havana Times. https://outlook.live.com/mail/inbox

Anuncios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.