Más allá de un buen espectáculo


“Incluso con negociaciones difíciles, el éxito final de un acuerdo puede ocurrirles a Trump y Kim. Ambos líderes tienen mucho en juego”.
JOEL S. WITEX NEGOCIADOR DE ESTADOS UNIDOS ANTE COREA DEL NORTE
Kim Trump

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, se reúnen en la zona desmilitarizada entre las dos Coreas, el pasado domingo. (Foto: Reuters).Joel S. Wit02.07.2019 / 11:31 am

La reunión de 50 minutos que sostuvo el presidente Donald Trumpcon el líder de Corea del NorteKim Jong-un, el 30 de junio, en la zona desmilitarizada de la península coreana fue, al estilo de Trump, un buen espectáculo. Pero tiene el potencial de ser algo mucho más significativo.

Mientras se reunían en la delgada zona de amortiguamiento, establecida después del final de la guerra de Corea, los dos líderes acordaron reanudar las conversaciones sobre el programa nuclear de Pyongyang. Eso puede no parecer mucho. Pero luego de la fallida cumbre de marzo en Hanoi, podría proporcionar la base para conversaciones detalladas entre verdaderos negociadores.

El escepticismo está, por supuesto, justificado. Ambas partes han zigzagueado en sus posturas desde que Trump asumió el cargo. Pero hay señales de que Trump y Kim quieren un acuerdo. Trump ha estado presionando por uno desde que asumió el cargo. Kim, por su parte, parece más interesado en desarrollar la economía de su país que en desarrollar más armas de destrucción masiva.

Contrariamente a la sabiduría popular, alcanzar un acuerdo que ponga fin al programa nuclear de Corea del Norte no es imposible. De hecho, los esquemas para tal acuerdo son bastante conocidos. Los he escuchado yo mismo. En el 2013, cuando era un ciudadano privado que trabajaba en un instituto de investigación, los funcionarios de Corea del Norte me dijeron a mí y a otros ex funcionarios del Gobierno Estadounidense que un acuerdo de desnuclearización se llevaría a cabo en tres fases: Corea del Norte congelaría la producción de armas nucleares, haría retroceder la reserva de bombas y el programa nuclear y, finalmente, lo eliminaría. En el entretiempo, Estados Unidos eliminaría las sanciones, abriría las relaciones de enlace diplomático y concluiría un acuerdo de paz para poner fin a la guerra de Corea.

Pero es solo un primer paso. Eso es porque Trump y Kim no pueden llegar solos. Si bien los dos líderes parecen disfrutar de espectáculos, como su histórica cumbre en Singapur hace un año y la reunión de este fin de semana en la zona desmilitarizada, el progreso real hacia un acuerdo requerirá que capaciten a los representantes para que resuelvan los detalles –no en una reunión, sino en días, semanas o tal vez meses de conversaciones directas– y luego presentárselas a los dos líderes para su aprobación. 

La cumbre de Hanoi terminó con Trump alejándose de la mesa de negociaciones, pero aun así puede haber brindado algunas bases a los futuros negociadores. Se señalaron las diferencias claves en cuanto a la desnuclearización y el alivio de las sanciones, proporcionando un enfoque claro para las conversaciones renovadas. 

Por supuesto, hay serias trampas por delante.

Un proceso de toma de decisiones disfuncional en la limitada capacidad de atención de la Casa Blanca y Trump ha permitido a los opositores de la diplomacia, como John Bolton, el asesor de seguridad nacional, cambiar la política del presidente. Como sospechoso principal de haber saboteado la cumbre de Hanoi, al convencer al presidente de presentar propuestas que eran descaradamente no negociables, Bolton estuvo notablemente ausente el 30 de junio. En su lugar, fue enviado a una visita oficial a Mongolia, tal vez una señal de que Trump es sabio en sus travesuras.

Los norcoreanos también necesitan actuar juntos. Hasta ahora, han dudado en hablar con Estados Unidos fuera de las cumbres de alto nivel, tal vez porque pensaron que Kim podría vencer a Trump en un partido de negociación uno a uno. Pero pueden tener dudas dado el fracaso de Hanoi, el cual provocó el rechazo de los escépticos norcoreanos a la iniciativa de Kim. El acuerdo del 30 de junio puede indicar que Kim ha tratado con esos escépticos, al menos por el momento, y ahora está listo para avanzar en las negociaciones.

Alcanzar un acuerdo requerirá compromisos difíciles por ambas partes. El gobierno de Trump tendrá que aceptar un acuerdo que no lleve a Corea del Norte a renunciar a todas sus armas de inmediato, pero que establezca un camino hacia la desnuclearización final en fases. Los norcoreanos tendrán que aceptar que no pueden obtener el alivio completo de las sanciones internacionales que desean de inmediato. Sin embargo, la búsqueda de compromisos solo será posible a través de conversaciones cara a cara entre negociadores, no a través de tuits, comunicados de prensa o discursos.

Incluso con negociaciones difíciles, el éxito final de un acuerdo puede ocurrirles a Trump y Kim. Ambos líderes tienen mucho en juego. Para Trump, un acuerdo con Corea del Norte sería una victoria de la política exterior que podría usar para adherirse a sus rivales presidenciales demócratas, casi todos los cuales han criticado su iniciativa. Para Kim, un acuerdo impulsaría a su país hacia un camino de modernización económica, mientras consolida su liderazgo continuo. ¿Y qué mejor manera de terminar esta temporada de la saga Trump-Kim que una cumbre y un acuerdo? Sería un gran espectáculo. 

–Editado–
© The New York Times

FUENTE: El Comercio. https://elcomercio.pe/opinion/trump-donald-kim-jong-corea-norte-estados-unidos-alla-buen-espectaculo-joel-s-wit-noticia-ecpm-651349?utm_source=emBlue&utm_medium=Newsletter%20El%20Comercio&utm_campaign=NL_EC_201907021102&utm_content=&utm_term=

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.