¿Sufres del síndrome del salvador?

June 27, 2019 por Elena Martin 2 comentarios

Ayudar está bien… pero es incluso mejor ayudar a que puedan ayudarse

Hay quienes se quieren tanto a si mismos que a menudo se olvidan de los demás…. pero ¿qué ocurre cuando sucede todo lo contrario?. Hay personas que tienen tendencia a volcarse con los demás hasta el punto que ofrecen ayuda incluso cuando no es requerida.  Como todo, en su justa medida es saludable, más cuando se trata de estar ahí para quien necesita una mano. Pero, ¿qué pasa cuando es el “salvador” quien quizás necesita ser salvado?

Síndrome del salvador:

Hablamos del síndrome del salvador cuando una persona necesita sentirse necesitada. Esta persona tiene una fuerte tendencia a buscar gente que necesite apoyo y es capaz de sacrificarse así misma y sus propias necesidades por las de otros.

El pensamiento es que si ayudas a quien lo necesita, obtendrás el amor y la aprobación que requieres para ser feliz y sentirte bien. Entonces, el peligro no está en darse al otro, sino que tu autoestima esté vinculada a la cantidad de cosas que haces por los demás y al valor que esperas que otros reconozcan.

Lo que pasa a menudo es que tal comportamiento de ayuda desinteresada comienza a darse por sentado. Se convierte en algo esperado y a veces deja de otorgársele el valor que tiene. Entonces, el que ayuda se siente decepcionado, frustrado, agotado… En definitiva:

  • El que está siendo ayudado da por hecho que esa persona va a ayudarle. Por otra parte el hecho de saber que tienen en quién apoyarse, hace que no se sienta empujado a encontrar una la manera por si mismo(a).
  • El que ayuda acaba exhausto a veces, y desilusionado con el resultado y con las personas que llegado cierto punto, dejan de valorar lo que reciben.

Conclusión, la ecuación errónea. En lugar de un gana/gana, tenemos un pierde pierde.

El síndrome del salvador en nuestro sector

Sin llegar a la afirmación que quiénes estamos en este sector somos personas emocionalmente dependientes de la necesidad del otro, sí que me pareció este un tema a considerar. Para estar seguros que estamos en esto por las razones adecuadas y que nadie está sobrepasando la raya, aquí van algunas preguntas:

  • ¿Cuánto estoy dispuesto no solo a ayudar sino a pedir ayuda?: si crees que puedes seguir tirando del carro hasta el infinito, considéralo dos veces. Del carro tiras hasta que un día todo comienza a quebrarse. Antes de que eso pase, aprende a pedir ayuda, además de darla. Si queremos estar para otros, tenemos que estar también para nosotros mismos o no ayudaremos a nadie.
  • ¿Tienes miedo de decir no? Piensa que diciendo que sí a todo, estás pagando un precio que repercute en el cuidado que le puedes poner a las tareas a las que te has comprometido, pero también a tu propio bienestar. A veces decir no, más que conseguir que la otra persona te rechace, puede hacer que te respete si entiende que es por las razones adecuadas. Pero primero, tú mismo tienes que tener claras estas razones y apostar también por ti.
  • ¿Hay una manera en que puedo ayudar a otros, facilitando que ellos puedan ayudarse a sí mismos en el futuro? Esa sí es una relación sana y que evitará la dependencia, de ellos para con tu ayuda y de ti para con su necesidad. Trabaja no para ayudar, sino para que un día ellos puedan encontrar la manera.

En definitiva. Tenemos que estar en esto por las razones adecuadas y antes de entrar ahí, para ser efectivos ayudando a los demás, tenemos que ser igualmente efectivos teniendo cuidado y queriéndonos a nosotros mismos. Como decía en ‘El arte de amar’ E. Fromm dice: “Si un individuo es capaz de amar productivamente también se ama a sí mismo; si sólo sabe amar a los demás no sabe amar en absoluto”. ¿Qué piensan?

____

Este es un contenido Copyleft (ↄ). Puedes reproducir este y cualquier otro contenido de nuestro blog y compartirlo en diferentes soportes (online, papel, etc.) siempre y cuando cites la fuente, con el enlace a la página principal del propio blogde Idealistas.

FUENTE: Blogidealistas. http://blog.es.idealist.org/sufres-del-sindrome-del-salvador/

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.