Segunda tanda del diálogo Maduro-Guaidó

Segunda tanda del diálogo Maduro-Guaidó

Gobierno y oposición se están viendo hoy las caras en la segunda sesión en la isla de Barbados, del Caribe oriental, en lo que es un acercamiento que tiene diferente significado para cada bando.

Mientras Nicolás Maduro sigue alzando la bandera del diálogo como un símbolo reiterativo en su política hacia la oposición, y ésta, encabezada por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, ve el tramite como un paso en el que no lleva mucha confianza.

Maduro sí le pone interés al asunto y está esperanzado en poder sacar algo positivo de allí, como por ejemplo la reducción de las sanciones internacionales al país.

Pero tiene los ojos del mundo sobre su comportamiento. Los países occidentales, que en su mayoría respaldan a Guaidó, han criticado el uso que Maduro ha dado a los diálogos con la oposición habidos en el pasado reciente, desde 2014.

La noche del lunes por VTV, Maduro anunció que las conversaciones de ayer en Barbados duraron cinco horas. Estas, según el vocero, se basaron en seis puntos previamente acordados con los mediadores noruegos, a la sazón, política, economía, cultura, etc.

Maduro ha demostrado que los diálogos son ambientes donde él se mueve como pez en el agua.

No niega que pueda acudir a unas elecciones presidenciales, pero es obvio que buscará unas condiciones que le convengan y que, por lo menos, mantengan dividida a la oposición. Es decir unos comicios en donde vaya Guaidó pero María Corina Machado critique la asistencia de la oposición por prestarse a ese espectáculo.

Ese es el escenario que Maduro desea porque es ése en el que puede ganar, como lo hizo el pasado 20 de mayo de 2018.

Porque Maduro no tiene chance electoral frente a una oposición unificada.

Por su parte, Guaidó lleva una doble táctica. Mueve por una parte la salida inmediata de Maduro, para ascender él al poder y organizar unas elecciones. Y por otra parte, participa en estos diálogos que le dan una cara distinta a su firme y arbitraria postura iniciada el 23 de enero.

Guaidó muestra a la comunidad internacional que le respalda que no solo es capaz de pararse en la autopista de Altamira con militares en armas, como lo hizo el pasado 30 de abril, sino que también es capaz de sentarse a negociar una fórmula con el Gobierno para salir de la crisis con el diálogo.

En estas negociaciones, el tiempo es factor divisorio. Guaidó quiere las cosas más rápidas. Las elecciones deberían ser no más allá del primer cuatrimestre de 2020.Y con Maduro fuera de Miraflores.

Maduro cree que el tiempo desgasta cada vez a Guaidó, pero sabe que la comunidad internacional está atenta ya a sus manejos dilatorios.

De manera que en esos seis puntos en que ha sido desglosado el proceso de negociación Maduro-Guaidó, puede buscar un poco de tiempo y fraguar escisiones en la oposición, cosa que hasta ahora ha hecho eficientemente.

Por ahora lo está consiguiendo. El ex alcalde mayor Antonio Ledezma criticó fuertemente las conversaciones de Barbados, a las que considera que no debió asistir Guaidó.

El presidente de la Asamblea paga el costo de su decisión por el diálogo y se apresta a esperar algún resultado. De no ser así, seguirá sus otras opciones, que son básicamente de espera a que pase algo: El Tiar o el 187-11.

FUENTE: https://venepress.com/article/Segunda-tanda-del-dialogo-MaduroGuaido1562685025335

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.