LAS TRES NOVIAS DE MARTI EN MEXICO

    

                         

El diez de febrero de 1875 llegaba José Martí, un desconocido, al andén  Buenavista  de la capital  mexicana, luego  de dos días de viaje por ferrocarril desde Veracruz. En México permaneció  exactamente dos años –con dos viajes clandestinos a Cuba—antes de ir a Guatemala.

Tres semanas antes, en el  alta mar, en el vapor estadounidense City of Mérida que lo traía desde New York, cumplió veintidós años de edad.Su situación había cambiado drámaticamente.Ahora, no era un pobre estudiante universitario viviendo con un amigo en una casa de huéspedes en Zaragoza, enfermo  y con una noviecita a escondidas; sino un  joven doctor en Leyes y Filosofía con todo el mundo americano a conquistar. Se había recuperado casi totalmente de sus dos operaciones y de la depresión post traumática de la prisión.

Su familia, que había llegado de Cuba el año antes para esperarlo, estaba ya  asentada  en la gran urbe de Centroamérica. Su mamá y sus hermanas lo mimaban. Todos unidos en el luto de Ana Martí, de dieciocho años, fallecida recientemente, y en la alegría del hijo de Leonor Martí, su sobrino, de pocos meses de edad.

La ascención de Martí en la vida cultural  de México fue  espectacular y  yo la considero como uno de los hitos mas importantes, pero poco destacados, de su vida. En sólo dos meses era un escritor de fama en la Revista Universal y a fines de ese mismo año de 1875 – a once meses de su arribo-   estrenaba  en el Teatro El Principal,– culto y lleno hasta el tope, el 19 de diciembre,– su obra “Amor con amor se paga”, que escribió en  pocos días y que fue un rotundo éxito.

                                             I –     CONCEPCION PADILLA.

 En la preparción de la obra  la  bella  actriz mexicana Concha Padilla  y Pepe se enamoraron. Eso fue negado  por ambos, pero mas rotundamente en una entrevista  que Jesús Nuñez le hizo a la artista en el Diario Excelsior de la capital.

 
Pero lo cierto es que  a  Martí le gustaba suplantar en los ensayos al actor principal  que en la obra  se llamaba “Julián” : su segundo nombre. Entonces, Pepe y Conchita se se miraban a los ojos con pasión verdadera; poco  teatral.

El actor  español Enrique Guasp de Peris  se hizo amigo de Martí durante  la travesía maritima,antes referida,  que los trajo a  Veracruz. Guasp  había conseguido fondos estatales del gobierno  de Sebastián de Lerda para las artes escénicas e invitó Martí a que estrenara  una bagatela teatral de un acto, escrita en verso,en honor a la mejor artista mexicana del momento, que era precisamente Concha.

“Algo” hubo entre ellos porque  las hermanas  de Pepe, siempre celosas, le prohibieron  subir al escenario al final de las funciones, entusiasmadas que estaban por el reciente noviazgo entre  Martí y Carmen, su  futura esposa. También doña Leonor  intervino diciendo que aunque  la señorita Padilla era de una familia de  mucha moral, –cuyo padre la acompañaba diariamente al teatro,–ella no dejaba de ser una “cómica”.

El romance vino a menos por celos sin importancia e intrigas tan frecuentes  entre los actores jóvenes  del mundillo teatral mexicano.

                                  II-  ROSARIO DE LA PEÑA ( “la de Acuña” )

Rosario era excepcional. La mujer mas conocida, famosa  y disputada de México. Una mezcla de  belleza morena  espectacular, poetisa y cortesana, a cuyas tertulias nocturnas asistía lo mas selecto de la intelectualidad de la capital mejicana.

 Un poeta de veinticuatro años, estudiante de medicina, Manuel Acuña, exasperado  por  su amor no correspondido por Rosario, se suicidó, causando un revuelo en todo el país y en el extranjero. La opinión pública se dividió  con vehemencia a partes iguales a favor y en contra de la “de Acuña”.Manuel, unos meses antes de poner fin a sus días, escribió su conocido poema: “Nocturno a Rosario”. Ese incidente ocurrió dos años  antes del arribo de Martí a  México.

Martí  conoció  a  Rosario en algún  momento a mediados del año 1875, posiblemente en el Liceo Hidalgo, que ambos frecuentaban. Se le declaró pública y ardorosamente y la llamó “su Musa”,– para  consternación de su madre Leonor y  de sus hermanas — y  bajo la  lupa y la ansiedad de la sociedad capitalina en el recuerdo del suicidio previamente narrado.  Pero  Rosario, la inquietante, nunca le  hizo mucho caso al  cubano y a sus ímpetus de su amor erótico  cuando contaba  veintidós años de edad.

Este  romance unilateral tuvo su final cuando Martí formalizó su compromiso en 1876 con Carmen  Zayas Bazán.  En diciembre de  ese año,  cuando faltaban tres meses  para  su partida a Guatemala, Martí escribió un artículo sobre el difunto Acuña,  que  fue, además, una despedida pública de la mujer que tanto le hizo sufrir.

Dieciocho años después en uno de  los Versos Sencillos, escritos en New York, dice :

 He visto vivir a un hombre/ Con el puñal al costado, /Sin decir jamás el nombre/ De aquélla que lo ha matado.

                                                III – CARMEN ZAYAS BAZAN

Fue en definitiva  esta camagueyana linda y  adinerada  la que en México se casó con Martí al regreso de  su viaje  a Guatemala en las vacaciones de Navidad del 1877. Carmita era la preferida de la familia de Martí. Ellos ya habían regresado a Cuba  cuando la boda. A decir del Dr.Raúl Chao en su biografía, Martí estaba perdidamente enamorado de Carmen , mas allá de cualquier otra consideración familiar.

Le fue fiel. Con  ella tuvo su único hijo y aunque se separaron en los años ochenta en New York, nunca se divorciaron.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.