Sobre aquello de la «libertad sin ira».

Anuncios

 por Redacción FNFF

La cacareada transición, un fenómeno de reconocimiento universal que, según parece, no tuvo antecedente alguno y que logró que en 1975 se reconciliasen la mitad de los millones de españoles con los millones de la otra mitad, y que vino acompañada por la canción del grupo Jarcha, “Libertad sin ira” cuyo estribillo, que los italianos llaman “ritornelo” porque vuelve a retornar una y otra vez, y cuyo estribillo todo el mundo conoce: “Libertad, libertad, sin ira, libertad…” pero poca gente conoce el resto de la letra de la canción, que dice así:

Dicen los viejos que en este país, hubo una guerra

Y dos Españas que guardan aún el rencor de viejas deudas.

Dicen los viejos que este país necesita

palo largo y mano dura, para evitar lo peor.

Pero yo sólo he visto gente que sufre y calla, dolor y miedo,

gente que sólo desea su pan su hembra y la fiesta en paz

Al estribillo: Libertad, libertad, sin ira libertad…

Dicen los viejos que hacemos lo que nos da la gana

Y no es posible que así pueda haber gobierno que gobierne nada

Dicen los viejos que no se nos dé rienda suelta

Que todos aquí llevamos la violencia a flor de piel

Pero yo sólo he visto gente muy obediente hasta en la cama

Gente que tan sólo pide vivir su vida sin más mentiras y en paz

Al estribillo: Libertad, libertad, sin ira libertad…

Es singular que la situación social que refleja estos versillos no parece que hiciera referencia a una relaciones que requirieran una reconciliación de millones con millones de españoles como los cacareadores de la transición dicen que hubo, porque nunca me he tropezado con persona alguna que me haya contado que un familiar, amigo o vecino que estando peleado con otro, al llegar 1975, como por arte de magia, y sin que ocurriera nada más que unas elecciones y una canción, se fundieran en una largo abrazo los hasta entonces irreconciliables vecinos o parientes que necesitaban la reconciliación, y prueba de ello es que Jarcha tampoco identificaba la reconciliación de las dos Españas, cosa de viejos, porque veía gente que solo quería vivir su vida, con su hembra (lo dijo así Jarcha, no yo) y en paz.

Al margen de lo despectivo que resulta la expresión “dicen los viejos”, y de que no sé lo que querría decir “libertad con ira”, lo que refleja la canción era que en España se deseaba más libertad, sin duda más libertad política, en otras palabras, permitir los partidos políticos. Franco los prohibió, dando lugar a una relación pueblo-gobernante bastante buena como frecuentemente se manifestada en los viajes que el Jefe del Estado realizaba, pero, ciertamente, había un fuerte y extendido deseo de homologar el sistema político español con el que existía en el resto de los países de Europa.

Hoy tenemos partidos políticos y en la actualidad son una de las instituciones peor valoradas socialmente porque están ofreciendo un espectáculo lamentable; de forma que la prohibición franquista puede entenderse mejor y la comparación de ambas situaciones por los resultados que obtienen, cada vez es más desventajosa para la situación actual, de ahí que sea necesario volver a enterrar a Franco.

¿Y a qué se debe que los partidos políticos no funcionen en España como lo hacen en los países del norte de Europa? No le veo más explicación que por la existencia y la incidencia cultural del comunismo y socialismo radical que existe en España, y que también ha causado problemas en otros países mediterráneos, y ello es así porque el comunismo, que tan fuertemente arraiga en los países católicos y mediterráneo, pone en discusión temas esenciales que provocan división y enfrentamientos profundos de aspectos que, por afectar a lo esencial, resultan irrenunciables y que llegan a verse combatidos cuando empiezan a incorporarse a lo que se conoce como “políticamente correcto”.

De los españoles depende el futuro.

La FNFF no se hace responsable de aquellos otros datos, archivos y artículos de opinión de sus colaboradores amparados por el Derecho a la Libertad de Expresión e Información, dado que dichos artículos son responsabilidad de sus respectivos titulares. Esta página, por tanto, ni aprueba, ni hace suyos los contenidos, información, datos, archivos y opiniones que no sean los que son categorizados como «Comunicados»

FUENTE: https://fnff.es/actualidad/537997754/Sobre-aquello-de-la-libertad-sin-ira-Por-Jose-Luis-Montero-Casado-de-Amezua.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=35&tipo=3&identificador=537997754&id_boletin=82905291&cod_suscriptor=450969674

Anuncios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.