07/15/2020

MADURO Y SUS PATALEOS DE AHOGADO

Anuncios

Angélica Mora

Apuntes de una Periodista

Nueva York

Si algo tiene Nicolás Maduro -y que le funciona a maravillas- es su instinto de supervivencia. 

Desde Venezuela me decían que el Tirano tiene una resistencia a toda prueba para mantenerse en el poder:

«Recuerda que en su momento más álgido, inventó el Pajarito Chávez, que lo apoyaba y le daba consejos… me dice Luisa desde Caracas.

«Fíjate -comenta Marta también desde la capital venezolana- que se mantiene aferrado con dientes y muelas al Sillón desde  hace 6 años, porque tiene a los cubanos como gran respaldo… A ese no lo mueve nadie…  salvo, Estados Unidos». 

Y agrega «(…) Pero resulta que ahora sale la noticia que Estados Unidos está en conversaciones secretas con Diosdado (Cabello). ¿Quien entiende ese zaperoco?».

Atrapado por las  sanciones de Washington, es el instinto de supervivencia el que ha motivado a Maduro a buscar recursos de salvamento. 

Ha rechazado el diálogo, porque no le conviene, pero está pensando en llamar a consulta popular para mantenerse gobernando.

 Emplea el recurso del magnicidio, cada vez que quiere disipar noticias internas que lo perjudican.

«Que hay complot para asesinarlo es la válvula de escape con que cuenta de tiempo en tiempo», asegura Marcos, periodista opositor desde Maracaibo.

Maduro ha sostenido que el último intento de magnicidio contra él fue ordenado por el asesor de seguridad de la Casa Blanca, John Bolton, así como por el expresidente colombiano Juan Manuel Santos y el exdiputado venezolano Julio Borges.

Ahora, Maduro envia a Delcy Rodríguez a Moscú en busca del respaldo del Kremlin

La vicepresidente del régimen chavista  viajó encargada de reforzar el apoyo del gobierno de Vladimir Putin.

Comenta el periodista de Maracaibo, Jose Luis Zambrano:

«Los estertores antes de la muerte del régimen retumban con estrépito, frente al la extrañeza del planeta y al agotamiento de un pueblo entero. El bilioso personaje de Miraflores exige elecciones para la Asamblea Nacional, mientras continúa allanando la inmunidad de los diputados reales. Es una medida de presión para no dejar el pellejo en el butacón del poder. Son sus últimas cartas para intercambiar, antes de que estalle la olla, en la que se cocina su salida con métodos diversos.»

 Aseguran que en sus pataleos de ahogado, Maduro, habría realizado una propuesta a la oposición de Venezuela durante las negociaciones de Noruega, de realizar elecciones presidenciales a cambio del levantamiento de las sanciones impuestas por Estados Unidos.

El ex candidato presidencial de Venezuela Oswaldo Alvarez Paz, comenta sarcásticamente:

«… en definitiva, el tipo parece un náufrago sediento y delirante, con el sol en la frente. Está delirando, enloqueciendo. Ya no distingue entre él y quien usa sus ropajes». 

En definitiva. Todo sea por mantenerse a flote… y en busca de buenas garantías de excelentes salvavidas, en el mero caso de total hundimiento. 

FUENTE:

Anuncios