Latigazos y golpes: así castiga la ley islámica a las mujeres en Aceh

«No es Arabia Saudita ni Irán», sino la provincia indonesia de Aceh, donde rige la «sharía» —ley islámica— y «los latigazos son un entretenimiento público». Con esta frase, el periodista Tarek Fatah ha descrito el vídeo que compartió el 8 de febrero en Twitter.

Ese documento gráfico, registrado el 28 de diciembre de 2015, muestra el castigo brutal que sufre una mujer ante una multitud de entusiastas. En las imágenes se puede ver cómo un verdugo cubierto de la cabeza a los pies propina fuertes bastonazos a la agredida sobre un escenario instalado en una plaza.

A pesar de la dureza de las imágenes, muchos espectadores grabaron la tortura con sus teléfonos. Además, cuando la mujer se desmaya tras el quinto azote y la retiran inconsciente de la plataforma, algunas personas jalearon el castigo y abuchearon a la víctima.

Las siguientes imágenes son realmente duras y pueden herir su sensibilidad.

This is isn»t #SaudiArabia or #Iran. It»s #Indonesia«s Sharia-ruled #Aceh province. Lashing as public entertainment pic.twitter.com/JzqpweyCYb

— Tarek Fatah (@TarekFatah) 8 de febrero de 2017

La presión musulmana sobre los cristianos ha obligado a cerrar varias iglesias. Los ataques de los grupos conservadores son habituales y durante los últimos incidentes una persona resultó muerta tras la quema de un templo cristiano. El Frente de Defensores del Islam ha exigido el cierre de diez iglesias más y ha decido tomarse la justicia por su mano y atacar pequeños lugares de culto, donde los feligreses tienen que huir a la carrera para no ser humillados, pateados e incluso asesinados.

Este oasis de islamismo radical en el que se ha convertido Aceh recuerda, y mucho, a Siria e Irak. Al igual que el autoproclamado califato, la región indonesia ha creado una suerte de código penal basado en la sharia y las duras sanciones ya se han comenzado aplicar a los ciudadanos amantes del juego o consumidores de alcohol.

La nueva norma dispone que los castigos deberán ser realizados en público y que el principal objetivo es la humillación, pero se podrán canjear por oro. Por ejemplo, si una pareja soltera es vista besándose en público la sharia impondrá un castigo de 30 latigazos o 300 gramos de oro puro.

Para los homosexuales, otros de los colectivos más perseguidos en Oriente Medio, el castigo se eleva hasta los 100 latigazos, al igual que las mujeres que tengan relaciones fuera del matrimonio. Aunque este tipo de prácticas son complicadas de probar, las autoridades de Aceh ya han anunciado que no tendrán «piedad» en sus condenas.

El tsunami lo cambió todo

La región de Aceh, en el extremo norte de Sumatra, fue la más afectada por el tsunami del 26 de diciembre de 2005, con 170.000 de los 230.000 muertos y desaparecidos totales, y 800 kilómetros de litoral completamente arrasados por las tres olas gigantes que siguieron al seísmo.

Treinta años de guerra entre el GAM (Gerakan Aceh Merdeka) y el Ejército indonesio no habían tenido resultado alguno, pero el terror y la desgracia del tsunami lo cambiaron todo. En agosto de 2004, el Gobierno cedió ante líderes del GAM y firmó un acuerdo de paz en la ciudad de Helsinki. Desde entonces, la sharia es la única ley que impera en la zona y el futuro de los cristianos está marcado con el color de la sangre.

FUENTE: https://gaceta.es/noticias/latigazos-golpes-castiga-ley-islamica-mujeres-aceh-10022017-1808/

Anuncios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.