Elizabeth Aldworth: ¿la primera mujer masona?

Aunque normalmente la masonería siempre ha estado asociada a los hombres, ya desde sus primeros años las mujeres participaron en organizaciones muy cercanas a la orden.

Elizabeth Aldworth

Si bien fue Maria Deramises la primera mujer que entró a formar parte de una lógica masónica por derecho propio, no fue la primera que formó parte de esta comunidad, aunque no de una manera voluntaria.

Fue entre 1710 y 1712 que Elizabeth Aldworth entró en la masonería., pero conozcamos su curiosa iniciación. Ella era hija de Lord Doneraile, que disponía de una autorización masónica personal que le permitía abrir ocasionalmente Logia en la casa Doneraile, asistiendo sus hijos y algunos amigos íntimos de la vecindad.

Un día en el que se estaba haciendo la iniciación de un joven a la logia, la joven Doneraile, pues en ese momento aún no estaba casada, se encontraba en la habitación que estaba al lado de la que se usaba como “templo” y en la que se estaban haciendo obras. Con una pared considerablemente más fina de lo normal a causa de los trabajos, la joven al escuchar voces quitó un ladrillo de aquel muro y se atrevió a ver qué misterios estaban sucediendo al otro lado.

Logró ver los dos primeros pasos de la iniciación y sin entender por completo lo que había visto, intentó salir de allí sin ser vista. Cosa infructuosa pues al tener que salir por la misma puerta por la que salían los asistentes a la ceremonia, al abrirla se encontró frente al Guarda Templo con su espada en alza. 

Ella chilló asustada y todo el mundo se giró para saber que ella había podido ver la ceremonia. La joven Elizabeth pensó que su pena de muerte estaba ya sentenciada, pero gracias a su hermano menor pudo ser salvada a condición de que ella misma tuviera que pasar por los mismos pasos que ya había visto. De acuerdo con el trato, fue conducida e iniciada en la masonería.

Elizabeth Aldworth fue una de los masones más respetados de su época, la única antes de que el Papa prohibiera la masonería.

Cierto es que hoy en día hay formaciones de logias femeninas se igualan a las masculinas, y hasta son bastante más tradicionales que algunas masculinas. Por ejemplo, cuando se funda una logia, una Aprendiz Aceptada dibuja los símbolos de su grado con tiza en una pizarra, en el suelo de la Logia. La pizarra se usa durante el trabajo de la Logia, y se borra cuando la Logia se cierra, como se hacía en la primera masonería. También su vestimenta es más tradicional, consistiendo en una larga túnica o smoking para ellos, la medalla de la Logia y el delantal tradicional del grado. Siendo importante el Sol y la Luna, un símbolo que se remonta a las del siglo XVIII.

Hoy en día tanto hombres como mujeres forman parte de la actividad de las Logias Masónicas, pero durante mucho tiempo no se entendía que la mujer podía formar parte libre de ella, ya que según su filosofía, la masónica, se necesitaría del carácter determinado y creativo de la mujer para así poder completar su Gran Obra.

Si quieres descubrir más sobre la masonería y los templarios, no dudes en asistir al I Congreso: «El poder oculto en nuestra historia: de los templarios a la masonería», ¡entradas ya a la venta!

FUENTE: https://www.historiaespanaymundo.com/secciones/personajes/elizabeth-aldworth-primera-mujer-masona

Anuncios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.