Unión del femenino y masculino

Unión del femenino y masculino

VISIÓN ESPIRITUAL

Leyendo y meditando sobre Rod-Rodzanicy, nuestra pareja divina del mes, de origen eslavo, y culturalmente cercana a mí que soy croata, me pregunté por qué nació esta pareja divina, hombre y mujer. Rod es el principio masculino, pero no existe sin Rodzanicy, su pareja y Diosa.

Fueron elegidos para el mes de septiembre porque este es el tiempo del Equinoccio, que nos invita a meditar sobre el equilibrio entre las fuerzas aparentemente opuestas que guían nuestras vidas. En Europa y en nuestro hemisferio será el equinoccio de otoño, el que nos acerque a la soberanía del elemento pasivo, femenino, de los meses de invierno. En el hemisferio sur, sin embargo, es el equinoccio de primavera el que conduce a la soberanía del elemento activo, el masculino.

Según la filosofía damanhuriana -como en muchas otras tradiciones- cada individuo, sea hombre o mujer, generalmente contiene en sí mismo la plenitud: tiene una parte femenina y una parte masculina. Falco, nuestro fundador y guía espiritual, solía responder a nuestras preguntas sobre las diferencias entre hombres y mujeres diciendo que cada uno de nosotros está siempre completo, independientemente de si nacemos como hombre o como mujer.

¿Cómo integrar nuestras energías?

Para integrar todas nuestras partes, tanto masculinas como femeninas, y para estimularnos y empoderarnos, en Damanhur hay un camino basado en ocho Cuestiones. Las Cuestiones son preguntas o temas de investigación cuya resolución requiere la aplicación de nuestra mente, sentimientos y de nuestras partes más espirituales. En el nivel más alto de abstracción, se corresponden con el nivel más alto de aplicación práctica, las Cuestiones combinan la interacción de las leyes del universo y el desarrollo de nuestros chakras (llamados Adonaj-Ba en Damanhur) e indican direcciones para viajar a través de nuestras vidas de una manera armoniosa y energética.
Con la integración de las enseñanzas de cada Cuestión, descubrimos nuevas formas de pensar, sentir y ser.

Hay una Cuestión en concreto que está muy relacionada con el tema de la unión Rod – Rodzanicy, la sexta, que habla de la unión de lo femenino y lo masculino.
Para entenderla, necesitamos entender y vivir las dos Cuestiones anteriores que nos ayudan a despertar nuestras partes femeninas y masculinas, ya seamos hombres o mujeres.

La cuarta Cuestión, específicamente femenina, nos anima a descubrir nuestro lado femenino: la voluntad y la profunda conciencia de representar un elemento de unión estable.
La quinta Cuestión, en cambio, llama la atención sobre las energías masculinas, sobre la capacidad de vivir una revolución interior constante y armoniosa.

Una vez que hemos alcanzado el despertar de las dos polaridades en nuestro interior, la Sexta Cuestión nos invita a unirlas dentro de nosotros -tal como nos enseñan Rod y Rodzanicy- para activar nuestro poder de creación. Y no sólo el de la vida misma, es decir, el poder reproductor que puede generar la unión de un hombre y una mujer, sino también el poder del arte, la creatividad, la generosidad y la bondad.

Encontrar un espejo
La sexta Cuestión también nos ayuda a encontrar formas de abordar creativamente la energía que naturalmente se genera cuando nos enamoramos. La energía chispeante, las mariposas en el estómago y la sensación de invencibilidad, todo esto puede ser utilizado no sólo para el propósito de la relación en sí – aunque, por supuesto, este es también un fin hermoso y positivo – sino también para reflejar en el otro las partes más bellas de nosotros.

Encontrar en el Principio que nos completa, como en un espejo, nuestros talentos y la energía para expresarlos.

El amor que sientes por esa persona puede expandirse para incluir a los demás y a la vida misma. Enamorarse de una persona es entonces una chispa para enamorarse de la vida, para llegar al amor místico por el Ser. De esta forma, Eros se expresa en su nivel más alto y espiritual. Esto puede suceder al redescubrir la antigua y maravillosa danza entre lo masculino y lo femenino que la pareja divina Rod-Rodzanicy nos enseña a conseguir.
Si sientes que en tu vida hay belleza, arte y vida compartida con otros, entonces sabes que has integrado la enseñanza de la sexta Cuestión. Si quieres más, sé audaz y ama, abre tu corazón y aprende a encontrar la belleza en todo. Es en tu interior que la chispa se enciende.

¿Qué representa para ti la totalidad del ser humano como integración de lo femenino y lo masculino? ¿Cómo lo estás alcanzando?

FUENTE: https://www.damanhurblog.es/2019/09/18/articulos-principales/union-del-femenino-y-masculino/?utm_source=Damanhur+News&utm_campaign=d578813090-NWSL_SETT_2019_ES&utm_medium=email&utm_term=0_c1fd25cb11-d578813090-510064437&mc_cid=d578813090&mc_eid=805483f156

Anuncios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.