Cómo iniciar un negocio en México

Anuncios
FUENTE: https://es.shopify.com/blog/como-iniciar-tu-negocio-en-mexico?utm_source=exacttarget&utm_medium=email&utm_campaign=blog&utm_content=spanish_blog

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD: Esta guía es sólo para fines informativos y no constituyen asesoramiento legal profesional. Por favor, consulta con un asesor legal profesional para obtener mayor información sobre tu país y tus circunstancias. Shopify no es responsable de ninguna manera ante ti por el uso o confianza que le des a esta guía. Para más información, haz clic aquí.

Introducción

Ya sea que estés comenzando un nuevo negocio o que seas un comerciante minorista consolidado, llevar tu negocio en línea es una fantástica y emocionante oportunidad de crecimiento. De hecho, nunca ha habido un mejor momento para comenzar un negocio de ecommerce. Internet ha conectado el mundo y herramientas como Shopify ahora hacen posible que cualquiera pueda empezar, independientemente de tus habilidades técnicas.

Sin embargo, con todas estas ventajas vienen algunas cuestiones legales complejas. Cada país tiene leyes diferentes y es fundamental saber cuáles se aplican a cada uno de ellos. Además de la gran variedad de leyes a tener en cuenta, debes recordar que la ley es cambiante y está sujeta a modificaciones. Con el fin de beneficiarse de las oportunidades que una tienda online exitosa puede ofrecer, debes mantenerte informado y protegerte a ti mismo y a tu negocio.

Y es exactamente por eso que hemos creado esta guía.

Queremos informarte acerca de todas las implicancias que se derivan de la realización de negocios online para que puedas prepararte y llevar a cabo todos los pasos necesarios que garanticen que todo lo que estás haciendo cumple con los requisitos legales para un negocio online que opera en los Estados Unidos.

Habiendo dicho esto, esta guía no debe tomarse como un consejo legal oficial. Es más bien para orientarte en la dirección correcta y lo mejor es buscar asesoría legal profesional si tienes preguntas sobre tu situación específica.

Adentrémonos en el tema.

Constitución de tu empresa y las diferentes opciones

Ya sea que estés apenas empezando o decidiendo la estructura adecuada para tu negocio, es importante entender cómo puedes constituir tu empresa. Este capítulo explicará dos opciones usadas comúnmente: Persona Física con Actividad Empresarial o Persona Moral. Deberás decidir cuál opción es la adecuada para ti.

¿Persona Física con Actividad Empresarial o Persona Moral (empresa)?

Primero deberás definir: ¿Quiero trabajar como Persona Física con Actividad Empresarial o quiero constituir mi empresa?

Si quieres desarrollar una actividad de tiempo parcial o sin socios y tienes otra actividad económica que es tu soporte y principal fuente de ingresos, quizá sea conveniente que te registres como Persona Física con Actividad Empresarial. En cambio, si vas a tener socios, tu negocio será tu principal fuente de ingresos, piensas tener activos fijos, contratar deuda y vender no solo en el país, entonces es conveniente que formes una empresa independiente.

Persona Física con Actividad Empresarial

“Si eres una persona que realiza actividades comerciales, industriales, de autotransporte, agrícolas, ganaderas, de pesca o silvícolas, sin importar el monto de los ingresos que percibas, puedes inscribirte en este régimen.

Algunos ejemplos de actividad empresarial son: los talleres mecánicos, restaurantes, fondas, cafeterías, cocinas económicas, cantinas, bares, tiendas de abarrotes, escuelas, farmacias, ferreterías, refaccionarias y artesanos”.

La Persona Física con Actividad Empresarial tiene las siguientes características fiscales y de negocio:

  • Tienes obligaciones fiscales menos complicadas.
  • No tienes gastos de constitución de empresa, por lo que los gastos notariales son nulos.
  • En actividades del sector primario (como la agricultura, la ganadería, la apicultura, la acuicultura, la pesca, la minería, la silvicultura y la explotación forestal), existe como beneficio la reducción del ISR (Impuesto Sobre la Renta).
  • No existen limitantes para retirar las Utilidades.

Pasos para darte de alta como Persona Física con Actividad Empresarial en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público

1.- Tener tu CURP (Clave Única de Registro de Población). Si no la recuerdas o no la tienes a la mano, puedes consultar aquí.

2.- Tener tu RFC (Registro Federal de Contribuyente). En aquí podrás leer los requisitos necesarios para obtenerlo. Puedes hacer este trámite por Internet.

3.- Registrarte en el Servicio de Administración Tributaria (SAT). Puedes iniciar el trámite por Internet y concluirlo en cualquiera de las oficinas del SAT, dentro de los diez días siguientes al envío de tu solicitud.

4.- Recomendamos que el registro de la marca lo hagas también, si eres Persona Física con Actividad Empresarial, ya que de esta manera solo tú autorizas su uso.

Persona Moral (empresa)

Deberás registrar tu empresa si realizas este emprendimiento con socios. 

En una empresa que vas a registrar como Persona Moral, se tienen que definir y aceptar las aportaciones de cada uno de los socios y definir el giro de la empresa (a lo que se va a dedicar y los alcances que va a tener). Además es necesario contar datos generales como son: nombre, dirección, teléfono y dirección (física y fiscal).

Adicionalmente se define quién será el administrador general y cuándo realizarán la junta de consejo. De preferencia, debes de tener ya el dominio de la empresa y los correos electrónicos.

La creación de la empresa implica que ésta tendrá una vida fiscal independiente a cada uno de los socios. Esto significa que lo que haga, tenga o le pase a tu empresa es independiente a ti, fiscalmente hablando. Si se declara en quiebra, no significa que tú no tengas dinero. Si la demandan, no significa que tú estás demandado. Si compra autos, no significa que son tus autos. Cada uno es distinto, tiene vida propia y es legalmente independiente. La empresa será la dueña por ejemplo, de las marcas que se usen, de activos y de deudas.

Los requerimientos fiscales son diferentes a los de las Personas Físicas con Actividad Empresarial.

Los pasos para crear tu empresa (Persona Moral) son:

  1. Acudir a la Secretaría de Economía para registrar el nombre de la empresa. Deberás proporcionar 5 posibles nombres (denominación social). La Secretaría te indicará cuáles de ellos están libres para tu uso. Una vez que lo registres, puedes estar seguro que nadie más en México tiene el mismo nombre, y podrás usarlo para la operación de la empresa. Es una buena idea que mientras autorizan el nombre de la empresa, busques si el dominio está libre y de ser así, lo reserves. Puede ser que el dominio esté en uso por otra empresa; si es así, te recomendamos que busques alternativas con el mismo nombre pero con diferente terminación. Por ejemplo: si ya está en uso .com, busca .net o .com.mx.
  2. Crear del Acta Constitutiva. Este procedimiento deberás realizarlo con un Corredor Público o un Notario Público. En éste se registrará la denominación social (previamente revisada con la Secretaría de Economía), el objeto social de la empresa, tipo de empresa, duración, control y administración de la misma, entre otros.
  3. Inscribir la empresa en el Servicio de Administración Tributaria (SAT). Este trámite es básico. Te entregarán el RFC de la empresa, y éste tendrá vida fiscal para producir facturas, abrir cuentas bancarias, pagar impuestos y contratar servicios. 
  4. Inscribir la empresa en el Registro Público de la Propiedad. Para este trámite también te puede ayudar el Corredor o el Notario Público.
  5. Registrar la marca de tu empresa, nombre comercial y logotipo. 


Cómo registrar tu marca

¿Qué es una marca registrada?

Una marca registrada o marca de servicios incluye cualquier palabra, nombre, símbolo, dispositivo, o cualquier otra combinación, que se utilice o se pretenda utilizar para identificar y distinguir los productos/servicios de un vendedor o proveedor, y para indicar el origen de los productos o servicios.

Para más información, visita el Servicio de Consulta Externa sobre Información de Marcas que el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial pone a disposición de los usuarios del Sistema de Propiedad Industrial, una herramienta electrónica, para que de forma gratuita y en tiempo real, puedan consultar los expedientes de marcas, avisos y nombres comerciales con los que cuenta la Dirección Divisional de Marcas.

En un mercado digital competitivo y en permanente cambio, una marca es un activo muy valioso. Es lo que diferencia a tu negocio y a la calidad de tus productos de la competencia. Tu marca comercial transmite tu prestigio y fortalece las relaciones a largo plazo con tus clientes. Es importante que conozcas las marcas registradas no sólo para proteger tus derechos, sino también para asegurarte de que no estás infringiendo los derechos de otros cuando crees una marca registrada.

Para registrar tu marca, visita el IMPI (Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial)Conoce la ruta para registrar tu marca ante el IMPI.

Aquí podrás consultar cuáles son los documentos necesarios y los costos para registrar tu marca ante el IMPI.

Administración y registro contable

Las actividades de administración y registro contable son fundamentales para el correcto funcionamiento de cualquier negocio. Son las que te permitirán llevar un orden frente a tus clientes, proveedores y socios. Además facilitará que cualquier persona pueda entender en qué estado se encuentra tu empresa y cuáles, cuándo y cómo son las actividades que realiza.

La administración del negocio engloba todas las actividades que realizas para que éste funcione y sea exitoso. Desde la compra de insumos, pago de renta, pago de tu dominio, programación de un curso para tus empleados, la asistencia a alguna feria comercial, hasta el pago de impuestos.

La contabilidad es una parte muy importante de la administración. No solo es la que te indicará si estás ganando o perdiendo dinero, también te permite llevar un orden que facilitará el resto de tus actividades administrativas. 

Imagina que quieres realizar un el lanzamiento de una línea de productos: ¿ya tienes el producto en tu inventario?, ¿cuánto va a costar?, ¿cuál es el margen de utilidad de esta nueva línea de productos? 

Estas y otras preguntas tienen respuesta en la contabilidad. Puede ser una de las áreas de la administración menos glamorosas, pero definitivamente es una de las básicas. Además, recuerda que en base a la contabilidad vas a tener la información para definir cuánto debes pagar de impuestos.

Encontrarás distintas herramientas digitales que te ayudarán a llevar de la mejor manera la administración de tu tienda física y de tu tienda online.

La contabilidad de tu empresa, ya sea como Persona Física con Actividad Empresarial o como Persona Moral, se rige por reglas establecidas en los principios generalmente aceptados de contabilidad y por los requerimientos de parte de la autoridad fiscal. 

Debes mantenerte siempre al día con tus obligaciones fiscales para evitar posteriores dolores de cabeza.

Recuerda que deberás llevar la contabilidad de tu tienda; la puedes hacer contratando un Contador Público certificado o tú mismo, apoyándote en alguna herramienta online contable. Esto es indispensable para poder hacer el cálculo de los impuestos que deberás pagar y las declaraciones fiscales que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) requiere. 

Recuerda: entre más información tengas de tu negocio, mejores decisiones tomarás.

Existe la posibilidad de que en los primeros meses no creas necesario tener ayuda profesional para ayudarte con la administración contable y fiscal de tu empresa, pero conforme crezca y necesites establecer prioridades para tu atención y tiempo, es recomendable que consideres esta ayuda profesional. El costo de la misma puede variar y dependerá, por ejemplo: del tamaño del despacho profesional que te proporcione esta ayuda y qué tanto trabajo represente tu empresa para el despacho contable.


Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares

Otro aspecto muy importante de las empresas es la protección de la información de tus clientes, proveedores y socios. En México contamos con La Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares. Si tienes una tienda online o piensas crear una, es seguro que tendrás que acatar esta ley. Esta ley aplica tanto para Personas Físicas con Actividad Empresarial, como para Personas Morales.

Debes incluir el Aviso de Privacidad en la página de tu negocio (Artículo 17). Puedes generarlo en línea; te recomendamos primero leer esta página, pues ahí te explican con ejemplos todo lo que debes de incluir en éste.

Si deseas tener información detallada, te recomendamos consultar la página del INAI (Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales) o consultar con un abogado especializado en la materia.


Anti-Spam

Definición de Spam

El Spam se puede definir como toda aquella publicidad que llega a nuestra cuenta de correo sin haberla solicitado desde un remitente desconocido o anónimo.

El Spam está regulado y en caso de caer en los supuestos que marca la ley, podrías ser acreedor a multas.

En la Ley Federal de Protección al Consumidor, se encuentran varios artículos que hablan de la publicidad enviada a los consumidores: cómo deber ser ésta, qué información debe incluir y qué herramientas deben proporcionarse al consumidor para desligarse de la misma.

Debes ser prudente con los correos electrónicos que les envías a tus clientes. Antes de enviarlos, piensa si a ti te gustaría recibir ese correo, si son demasiados los correos que estás enviando o si contienen información realmente relevante para tus clientes. 

Para información más detallada consulta la Ley Federal de Protección al Consumidor y especialmente los artículos 17, 18, 18 bis, 32, VII bis y 76 bis. 

Esta regulación no te impide realizar un esfuerzo en publicidad y promoción, te ayuda a mantener una comunicación sana y productiva con las personas interesadas en tus productos y servicios.


Norma Mexicana de Comercio Electrónico

La Norma Mexicana de Comercio Electrónico (NMX-COE-001-SCFI-2018) entró en vigor el 1 de mayo de 2019. 

Esta norma tiene como objetivo promover el uso de buenas prácticas para ayudar a los participantes en el comercio a través de medios electrónicos.

Están sujetos todas las Personas Físicas y Morales que tengan alguna actividad comercial mediante el uso de medios electrónicos, así que si vas a ofrecer y comercializar productos o servicios a través de Internet, debes leer esta Norma

La Norma cubre desde los productos y servicios que se ofrecen, hasta la forma en que los consumidores pueden reportar quejas, inconformidades y reclamos.

¿Estás listo para empezar tu negocio online?

¿Te pareció útil este artículo? Si ya has pasado por este proceso y quieres contarnos cómo fue tu experiencia, ¡compártela en la sección de comentarios de más abajo!


Publicado por Pablo Golán, editor en jefe del blog de Shopify en español y responsable de marketing de contenidos y localización para España y Latinoamérica.

Redacción: Jorge Sepúlveda, Licenciado en Administración de Empresas con Especialidad en Finanzas por la Universidad Panamericana.Cuenta con más de 20 años de experiencia en empresas de telecomunicaciones y en emprendimientos propios.

Anuncios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.