EDUCACION E HISTORIA

ENERGÍA ESPIRITUAL

QUE DONES CREES TENER?

La Energía Espiritual, es conocida bajo muchos nombres: “El Prana de La Vida”, “La Energía de Vida”, “La Luz de La Vida” y pare usted de contar… Esta energía se haya en todos nosotros,y la proyectamos de diferentes maneras pero unos la usamos para el bien y otros para el mal. Esta energía fluye en torno nuestro cuerpo como un río de luz, y da vida a cada uno de los órganos y sistemas de nuestro cuerpo. Esta energía fluye hacia y desde nosotros a través de los chakras o puntos energeticos.

De momento llamaremos «cuerpo físico» a la realidad material del hombre formada por la energía más densa, la materia. Y llamaremos «alma» a la realidad energética interior y profunda, de la cual el cuerpo físico es sólo la forma, la expresión y el soporte. El alma es el principio de vida, y el cuerpo es la forma concreta que esa vida adquiere a efectos de vivir en el mundo material. 

En la cultura oriental se tiene un mayor grado de conciencia sobre lo que representa la energía espiritual, También conocida como “El KI” o “El Ying”. Esta energía nace con nosotros al momento en que venimos a la vida. El cultivar y mantener esta energía esta en nosotros, mediante el cultivo de la doctrina de no hacer el mal a nada ni a nadie, aprendiendo y realizando ejercicios que nos ayudaran a desarrollar y aumentar nuestra energía espiritual y la capacidad de proyectar esta energía hacia los demás seres humanos.

Cuando se  es criado bajo estos principios de bondad y conocimiento, estaremos capacitados para atraer y absorber la energía de la naturaleza misma y proyectarla concentrada hacia los otros seres humanos u elementos materiales que necesitemos para subsistir.

Si hasta la materia es energía – y es Einstein el que lo demuestra –, con mucha mayor razón lo será el interior, o «contenido» de esta forma material que es el cuerpo físico. Hablar, de un «alma», de energía en el ser humano es hoy ya algo incontrovertible y no una simple cuestión de fe religiosa.

Tenemos entonces, en el hombre, un cuerpo material y un «contenido» de energía, o alma, como expresión de la dualidad, forma y contenido. Pero si la materia es también energía, siendo lo más denso, todo en el hombre es energía. 

La concepción del hombre no puede ser como hecha de opuestos enfrentados, sino que debe de ser entendida como algo unitario y global. Es decir, el hombre no puede ser entendido desde la mentalidad especializada y fraccionada con que le trata la medicina convencional, sino desde el punto de partida de ser una entidad unitaria entendible sólo desde la globalidad y desde la energía. Por lo tanto el cuerpo del hombre es diferente a su interior anímico hay que tener presente que se trata de energías diferentes. El hombre es un compuesto de energías diversas, que se compenetran unas a otras reaccionando entre sí. De este modo, las causas en una cualquiera de estas energías producen efectos concretos en las restantes energías. Y también, una energía cualquiera no puede ser considerada de forma aislada, como si nada actuara sobre ella y como si no ejerciera efectos sobre el resto. 

Refirámonos, en primer lugar al cuerpo físico, que es la parte «humana» del hombre, por oposición a el alma, que es su parte espiritual o sobre-natural. Este cuerpo físico, o soporte humano del hombre, es perecedero y dependiente del tiempo y del espacio. El alma, por el contrario, es eterna y no depende de los parámetros tiempo/espacio.
Por cuerpo, o soporte humano, entendemos aquí lo físico y lo psíquico, es decir, el cuerpo propiamente dicho y la psique, entendiendo por ésta al conjunto emocional y mental. 

Esta advertencia es relevante porque muchas personas entienden que el alma, por oposición al cuerpo, es la parte que piensa y siente, es decir, la psique humana, cuando la realidad es que la psique es parte de la «forma» humana material que constituye el soporte del alma de energía. 

Una es la energía propiamente  corporal, y otras las que se refieren a las emociones y al pensamiento. 

Estas diferentes variantes de la energía propia del cuerpo humano se especifican en el Yoga a través de diferentes formas de energía o prana. Muy detallista a este respecto, mantiene una concepción que en nada ha variado durante muchos siglos. 

Lo importante es retener que el componente «humano» del hombre está formado por su cuerpo físico y por su psique –{emociones y pensamientos), a cuyo conjunto le llamamos «cuerpo» o «forma externa». Por el contrario, a su interior de energía, que es el alma. 

Es de esta forma y para dar un ejemplo, que cuando un niño se cría bajo las enseñanzas de libre pensamiento, enseñándole las formas de relajación y meditación adecuadas, enseñándole después que este aprendió a relajarse y luego a meditar, a concentrarse en los diferentes chacras y pasear su propia energía a través de estos, permitiéndole descubrir los secretos del “Cundalini” que al llegar a una edad de adolescencia, este podrá controlar y dirigir estas energía que se contienen en el cuerpo y que por estar despertando en forma incontrolada podrían dañar a este ser humano por no conocerlas y controlarlas y utilizándolas para que le ayuden a aprender los conocimientos de sus maestros en el colegio.  De igual forma, canalizara esta energía hasta llegar a una edad adulta donde ya será un profesional y deberá tomar decisiones de trabajo que le ayudaran a desplegarse en la carrera que este eligió. Lo ayudara en la misma forma a hacer contacto con su pareja ideal y a traer nuevas criaturas a este mundo y a saber como proceder en la crianza de estos nuevos seres. Le ayudara a guiar a sus hijos a través del largo camino del aprendizaje, y luego lo encaminaran al nivel de la libertad espiritual donde deberá envejecer e inevitablemente morir

Tao, chi, hombre, naturaleza y universo Estas palabras si las imaginamos como  algo tangible, retrata los «animales protectores» que repre­sentan la esencia energética de nuestros órganos vitales. Aquí están presentes las ocho fuerzas  de la naturaleza que se encuentran en el pakua que significa PA ocho y KUA cambio. (trueno/rayo, viento, agua, fuego, cielo, tierra, lluvia/lago y montaña). Asimismo, están representadas las fuerzas y energías universales, y en medio de todas ellas un ser humano conectado con el poder infinito del universo. Los tres tan tiens o conductos energeticos: el de la cabeza, el del corazón y el del bajo vientre, están activados por una delicada y alegre sonrisa interna. El mundo interno está conectado y en paz con el mundo externo.

Por lo tanto podemos afirmar que El Aliento de Vida» Se considera como la fuerza vital o la energía que trasmite la vida. En otras culturas recibe el nombre de Prana para los indus, ki para los japoneses o Chi para los chinos, los aztecas la llaman Tonalli y los egipcios Ka …..

En casi todas las tradiciones encontramos una idea similar: el cuerpo se impregna de una energía que le confiere la vida de forma inteligente. La salud está íntimamente relacionada con la facilidad con que este Aliento de Vida, este fluido vital, se pueda mover con libertad por todo el organismo, colmándolo y nutriéndolo, de manera que aporte coherencia, reparación, regeneración y conexión con su esencia más profunda.

El Campo Energético Humano, o Aura, es un campo multidimensional de energía que rodea y constituye al cuerpo humano. Esta energía fluye en torno nuestro cuerpo como un río de luz, y da vida a cada uno de los órganos y sistemas de nuestro cuerpo. Esta energía fluye hacia y desde nosotros a través de los chakras: portales, con forma de cono, de energía en rotación. Los chakras recogen la energía del Campo Energético Humano y la guían a través de nuestros sistemas y de vuelta al universo.

Cuando  desarrollamos bloqueos en nuestros chakras, se interrumpe el flujo de la energía, y finalmente de ello resulta la enfermedad. El mantener el buen flujo del Campo Energético Humano es la clave para tener una vida sana y feliz. En la Medicina Tradicional China, este flujo de la energía se conoce como el Chi.

PARA QUE SIRVE LA ENERGIA

La energía se encuentra en todos lados y aplicada a todos los objetos ya sea que se representa como movimiento o como estática, electricidad, calor etc. y es parte de la naturaleza misma de las cosas.
La energia sirve como equilibrio o como creadora y modificadora de la materia (osea todo lo que existe).
Recuerda la ley : La materia no se crea ni se destruye, solo se transforma.

COMO CONSEGUIR LA ENERGÍA 

Todos tenemos un nivel de energía de base, que se puede ver sensiblemente aumentado en los momentos de euforia y felicidad. En estos momentos nos sentimos llenos de ganas de hacer cosas buenas, inspirados, con mucha capacidad para dar amor. Y cuando lo hacemos la energía vuelve hacia nosotros multiplicada, porque los actos positivos generan más energía positiva y entramos en un círculo virtuoso del que no desearíamos caer nunca.

 ¡Qué bueno sería poder mantener esos niveles de energía casi permanentemente! Lo bueno es que los conocemos, a todos nos ha pasado Y cuando estamos sin ganas de  hacer nada, o con la autoestima por el suelo debiéramos evocar esos momentos y pretender llegar a ellos, por lo menos acercarnos y tener un nivel de energía de base cada vez mayor. Esto va a ser una ayuda el día que estemos enfermos o pasando por malos momentos. Lo que podamos aumentar en nuestro nivel de energía en las buenas, nos va a servir de sustento cuando estemos en las malas.

 Pero, ¿cómo se consigue  la energía? Algunas formas son: 

–   Sintiendo amor. Tenemos en frente a un ser querido, y nos detenemos a observarlo, a escuchar lo que dice, recordando cuanto lo queremos. Potenciando el sentimiento al máximo que dé nuestro corazón, amando activamente. No es necesario tener la persona al lado para hacerlo, podemos mirar una foto, o tan sólo pensar en él o ella.

–   Expresando el amor. Además  de sentirlo para nuestros adentros. Decir “te quiero” dar una caricia o un abrazo, escribir una carta, hablarle al ser amado de sus virtudes y de lo orgullosos que estamos de ellos, es una forma  de potenciar nuestra energía, y también llenar de energía a la persona amada.         

–   Admirando la belleza del paisaje, la naturaleza, una flor… cualquier cosa. Potenciando el sentimiento de belleza y  admiración, logrando asombrarnos de lo cotidiano. Cuando vivenciamos la exaltación de la belleza  nos inunda la energía.

–   Mirando el Cielo y las estrellas,  e intentando concebir su infinitud y nuestra pequeñez. Siendo concientes de la inmensidad del espacio y del tiempo. Pensando en el milagro de nuestra existencia: de la nada a algo, del big-bang a la Tierra, de la tierra a la vida, de la vida al hombre, del hombre primitivo a lo que somos hoy y a nuestra propia existencia individual.

–   Practicando tu arte, tu hobbie, deporte, o lo que más te guste. En contacto con tu centro  creativo y con tus mejores virtudes.

–   Rezando: alabando a Dios, valorando y agradeciéndole intensamente por tener la oportunidad de vivir esta vida, y por todo lo bueno que tenemos.

–   Meditando. Practicando diversos tipos de relajación y meditación creativa.

–   Escuchando música, ya sea de fondo o como actividad principal. Elegir la música que nos llegue al corazón, y sentirla intensamente.

–   A través de la comida. Ingiriendo alimentos livianos y puros como frutas y hortalizas mientras masticamos lentamente disfrutando a plena conciencia de su sabor, textura y pensando en su origen noble. Sintiendo como con cada bocado nuestra energía aumenta.

–   A través del relax, de un baño de inmersión, una sesión de spa, o una caminata bajo la brisa fresca. Dejando las  preocupaciones de lado, dándole bienestar al cuerpo y descanso a la mente.

–   Durante el sueño. Mientras  dormimos recargamos nuestra energía física. Lo mismo podemos hacer con la mental si aprovechamos los sueños para ello. Recordar un sueño hermoso nos hace despertarnos felices, con ganas de empezar el día con todo, mejor que como nos fuimos a dormir.

–   Recordando vívidamente los mejores momentos de nuestra vida. Trayéndolos a la mente con todo su esplendor, como si los estuviéramos viviendo de vuelta. Puede ser el nacimiento de nuestro primer hijo, nuestro primer beso, nuestra boda, aquel regalo tan esperado de la infancia… todo lo que nos haya hecho rebosar de felicidad. Traerlos al presente nos devuelve la energía tan intensa de aquellos momentos mágicos.

EJERCICIOS  PARA CONTROLAR LAS ENERGIAS

Tao Yin se traduce como «direccionamiento de energía», pero esto no quiere decir que se dirija energía hacia los chacras durante las fases activas de los ejercicios. Más bien, el flujo del chi se abre en los chacras durante la fase pasiva y de descanso cuando los ejercicios se han realizado correctamente. No se necesita un conocimiento previo de los chacras energéticos para disfrutar los beneficios de esta práctica; sin embargo, ofrecemos información sobre ellos para que puedas consultarla en muchos de los ejercicios.

Con el cuerpo profundamente relajado, la mente en calma, el tan tien lleno de chi, energía, y el chi, energía, fluyendo por los chacras, acabas con la creme de la creme, la meditación Yin. Todos los ejercicios siguientes del Tao Yin han sido una preparación para esta experiencia profundamente satisfactoria de la energía de vida. Podrías experi­mentar el deleite de un «masaje celular», una refrescante limpieza emocional o un refinado estado yin de respiración embriónica.

Aunque el Tao Yin se alza por sí mismo como una práctica independiente, también forma parte del sistema general del Tao Universal. Cada parte del sistema del Tao Universal es valiosa por sí misma, y al mismo tiempo se beneficia y es beneficiada por las demás prácticas.

El Tao Yin es una de las formas de ejercicio más antiguas y variadas de la histo­ria china; mantiene una posición importante en las artes tradicionales chinas para preservar la salud. Los ejercicios conocidos como Tao Yin se usan para prevenir los síntomas de enfermedad y ancianidad, y también se usan para curar ciertas enfermedades, tanto crónicas como agudas. Al Tao Yin se le suele clasificar dentro de! conocimiento médico tradicional o entre las prácticas de Yangsheng, también co­nocidas como Zhisheng Orsheng). Según los escritos de Zhuangzi (Chuangdz), del siglo II a.c., las prácticas de «nutrir el principio vital» tuvieron su origen en el siglo IV a.c. Las prácticas consisten en vivir según los principios psicofísicos del cultivo de la energía.

Jadear, resoplar, aclamar, sorber, escupir fuera la vieja respiración y tomar la nueva, practicar el cuelgue del oso y el estiramiento del pájaro, con la longevidad como única preocupación, así es la vida preferida del erudito que practica gimnasia, del hombre que nutre su cuerpo, que espera vivir para ser tan viejo como Pengzu, que vivió más de ochocientos años.

La medicina china y el Chi Kung hacen énfasis en equilibrar y fortalecer el cuerpo para que pueda sanarse a sí mismo. Las meditaciones, ejercicios internos y artes marciales del Tao Universal son herramientas básicas para este fin. Sigue cuidadosamente las instrucciones para  cada ejercicio. Presta especial  atención a las advertencias y sugerencias. Las personas que sufran hipertensión, enfermedades del corazón o algún tipo de debilidad deben proceder con cautela, y deben haber recibido el consentimiento previo de un médico debidamente cualificado. Las personas con enfermedades venéreas no deben emprender ninguna práctica relacionada con la energía sexual hasta que estén libres de las mismas.

Si el lector emprende cualquier ejercicio sin seguir estrictamente las instrucciones, notas  y  advertencias, la responsabilidad recaerá exclusivamente en su persona.

Al comenzar la práctica de estos ejercicios, cuando estudies las instrucciones y realices los movimientos del Tao Yin, se te aconseja mantener una actitud de sensibilidad poética. A la vez que desarrollas la fuerza  estarás cultivando la delicadeza. Tu columna se hará más flexible, y tus tendones y músculos psoas serán mucho más elásticos. La sabiduría de tu cuerpo despertará gracias a los saludables efectos de la activación de la suril química interna. Eliminarás lo que obstaculiza tu vitalidad innata y rejuvenecerás tu cuerpo y tu energía. El mejoramiento del alineamiento físico y del movimiento reacondicionará tu columna y refrescará tu cuerpo, abrien­do el flujo del chi en los meridianos. Descubrirás y entrenarás tu «segundo cerebro» abdominal, y podrás conectar con el poder vitalizador del universo. 

La sonrisa interna es la clave de la relajación, y la relajación es la clave del poder interno. Relajándote y sonriendo  a tu abdomen activas el chi abdominal. Al mismo tiempo, empiezas a entrenar el cerebro que rige las sensaciones y la conciencia abdominal, el tan tien, coordinador y director de las acciones corporales. 

Durante miles de años los taoístas han entrenado sus tan tiens para utilizarlos. No obstante, la mayoría de los alumnos occidentales sólo comprenden superficial­mente el significado práctico de este entrenamiento. El entrenamiento constante del segundo cerebro, o tan tien, es la piedra angular de todas las prácticas que enseña el Maestro Chia.

Aprendiendo los ejercicios Tao Yin que se enseñan en este libro también aprenderás a entrenar y desarrollar tu Yi, el poder de la mente-ojo-corazón. Durante el proceso de acondicionar los importantísimos músculos psoas y los de la columna, también aprenderás a integrar el poder sutil de la respiración y la mente. Seguidamente, a medida que progreses con los ejercicios, aprenderás a coordinar la trama de músculos circulares de todo el cuerpo. Cuando trabajan sincrónicamente con los músculos psoas y los de la columna, la pulsación de estos músculos llena de chi la totalidad del cuerpo, energizándolo y produciendo sensaciones placenteras. Los fundamentos físicos y energéticos de tu Yo empiezan a quedar muy daros.

Es importante realizar cada ejercicio con precisión y en el espíritu descrito en las instrucciones. La mayoría de los ejercicios son muy directos, y las mecánicas del movimiento son fáciles de entender. Emplea tu imaginación. Descubre y emula el espíritu que sugieren los nombres de los ejercicios, que están tomados de animales o de fenómenos naturales. Siéntelos como poesía en movimiento y conecta con todos los niveles de la experiencia.

En la primera serie de ejercicios, al respirar, visualiza conscientemente una luz que te ayude a liberar tensiones y toxinas, y a energizar las zonas cansadas o debilitadas durante los descansos. Aprende a dirigir la respiración del chi sutil por la totalidad del cuerpo. La respiración consciente potencia la eficacia de los ejercicios. Coordina la respiración abdominal con el movimiento mientras ejercitas los músculos y los de la columna. También vas a practicar ejercicios, respiraciones y meditaciones para equilibrar la energía corporal caliente y fría. 

Habrás empezado a adquirir los fundamentos del adiestramiento y la sensibilidad interna. Cuando integres la mecánica del Ritual de Amor de la Cobra con la dinámica interna y la conciencia, disfrutarás la dulce recompensa de tus esfuerzos. Esto te permitirá combinar el movimiento corporal correcto, las fuerzas internas, la respiración, el chi y el Yi para que se produzca un pleno y agradable florecimiento de toda tu energía corporal.

La elevación de conciencia que se experimenta con el Ritual de Amor de la Cobra también te sirve para realizar otros ejercicios, ayudándote a sentir más sus beneficios. Descubre y siente el espíritu de cada ejercicio, experimenta su poesía.

Cuando has tenido tiempo de familiarizarte con muchos de los ejercicios introducimos la Respiración de la Fuerza Vacía, que retira el chi abdominal estancado e incrementa el oxígeno corporal. Estas técnicas de respiración pueden combinarse con otros ejercicios Tao Yin para potenciar sus beneficios.

El último grupo de ejercicios empieza con la propuesta de encontrar el vector recto en la curva. Ejercicios como la serie del Dragón estirando su cola hacen uso de este principio para estirar y fortalecer los tendones, y cultivar su elasticidad. Estos ejercicios, en posición sentada, se integran con los movimientos espinales y del plesosolar. De este modo se estiran los tendones de las puntas de los dedos, los brazos, el cuello, la escápula y a lo largo de toda la longitud de la columna, así como los de la parte baja de la espalda y las piernas. Así se unifican en un único tendón, liberando tensiones y bloqueos; a esto le sigue un aliviante, calmante y energizante florecimiento del chi. La sesión de práctica concluye con una deliciosa variedad de los ejercicios de luz para la columna, los hombros y la espalda. 

Todos los ejercicios Tao Yin incluidos, se realizan en postura tum­bada o sentada. De este modo ofrecen beneficios únicos que no serían tan fáciles de conseguir en prácticas realizadas de pie o en movimiento. El adiestramiento y los beneficios para la salud que se consiguen con el Tao Yin brillan por sus propios méritos. Cualquier persona procedente de cualquier tradición o sistema de creen­cias puede sentir los beneficios de la práctica.

El Tao Yin también es una excelente preparación para cualquier otra actividad que uno pueda realizar, bien sea deporti­va, de artes marciales, musical, meditación, trabajo, o simplemente vivir.

A continuacion se mencionan 9 pasos para subir la energia pero Tengan en cuenta que solo se sube la vibración practicándo los ejercicios juiciosa y constantemente, no espere cambios de hoy a mañana, tenga cuidado de no caer en excesos ni fanatismos, practíquelos muy suavemente y cuando los sienta, si es posible investigue, amplíelos,  asesore de alguien idóneo en los temas que se van a tratar. 

Los 9 pasos a seguir son:

1. Ayuno ( Purificación )

2. Alimentación ( Sana y equilibrada )

3. Coherencia ( Pensar, Decir y Actuar )

4. Respiración ( Revitalización )

5. Oración ( Hablar con DIOS )

6. Meditación ( Escuchar a DIOS )

7. Manejo Energía Sexual ( Ternura y Amor )

8. Mantralización ( Canto a la Creación ) 9. Vivir en el Eterno Presente ( Aquí y Ahora )

FUENTE: https://sites.google.com/site/wwwenluvicom/about-me

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.