Evidencias de la energía piramidal

Anuncios

Laureano Orbera Hernández1

Desde hace más de un milenio las pirámides han despertado el interés de los seres humanos. Han sido conocidas, pero el mayor interés siempre lo ha despertado la Pirámide de Keops, llamada por los egipcios, La Luz. Se le considera como una de las 7 maravillas del mundo.

La altura de esta pirámide es de 148 m, el cuadrado de su altura es igual a la superficie de cada una de sus caras. La altura multiplicada por 109 es igual a la distancia media de la Tierra al Sol, la cual se pudo calcular únicamente en los primeros años del siglo XX. El perímetro total de la base es de 931,22 m. Si dividimos el valor del perímetro, por el doble de la altura, que cuando se construyó era de 148,208 m, nos da como resultado la constante Pi = 3,1416.

La gran pirámide tiene una orientación exacta de norte-sur, o sea un azimut de 360°, y el corredor que asciende desde el interior tiene la misma dirección del eje y se dirige hacia la estrella Polar.

Los conocimientos sobre las pirámides fueron resucitados por el científico francés Antoine Bovis, quien pudo reproducir la momificación de animales, después de hacer una copia proporcional de la pirámide de Keops, en la cual realizó sus experimentos. Bovis basó sus investigaciones en la experiencia obtenida al visitar las pirámides en Egipto, y observar que los animales pequeños que penetraban en los laberintos de las pirámides no podían salir y morían, pero sin descomponerse. Los descubrimientos de Bovis contribuyeron a que en países como Estados Unidos de América, Alemania, Checoslovaquia, URSS, Francia y otros, se realizaran numerosos experimentos y se encontraran un sinnúmero de propiedades más de las pirámides. De todas las experiencias que pueden realizarse con las pirámides, la más conocida y comprobada es la momificación de la carne. Este fenómeno también se notó en el pescado y otros tipos de alimentos. También se han realizado experimentos con huevos con cáscara y sin ella, y los resultados son los mismos, pero con variación en los tiempos, ya que con cáscara se necesitan 2 meses y sin cáscara solo 20 días. En general todos los alimentos son factibles a ser conservados bajo la pirámide.

De todos los experimentos con las pirámides los que más han conmovido a los científicos son los realizados en el área de la salud. Por ello, desde los años 70 se viene trabajando con mucha seriedad en el efecto de las pirámides en la salud humana.

En Cuba, a finales de la década de los 80, se comenzó a mostrar interés por esta técnica y fueron realizados algunos experimentos en la ciudad de Cárdenas. De todos los investigadores que han aplicado la energía piramidal en el área de la salud, el de mayor relevancia ha sido el doctor Ulises Sosa Salinas, quien ha tratado varios centenares de personas con resultados excelentes, lo que le ha permitido llegar a la conclusión de que la energía piramidal es analgésica, antiflogística, bacteriostática, miorrelajante y sedante.

En Cuba se ha aplicado también la Energía Piramidal en la industria química, en la mecánica, en la agricultura y en la investigación en general.

En los últimos años varios científicos trabajan en clínicas con la Energía Piramidal como método para ver sus efectos en los seres humanos. Una de estas clínicas es el Institute for Human Improvement de Texas, EE.UU.

Una nueva forma del uso de la Energía Piramidal lo constituye el método de la acupirámide, que es una cabina piramidal de forma tradicional a la que se le añade una antena, se aísla del suelo, y esto hace que la energía que se deposita se mantenga dentro. La acupiramide está compuesta de varillas de 1,80 m, estas a su vez están compuestas por 3 piezas de 60 cm, dotadas de rosca macho-hembra para su montaje y construidas de acero inoxidable. En la acupirámide se siente el mismo efecto que en las pirámides normales. Según los estudios realizados, la exposición a la energía de la acupirámide bioenergética por un breve período, provoca los efectos siguientes:

1. Intercambio generalizado de energía.
2. Disminución de la energía en los órganos y zonas en los que existen excesos.
3. Notables aumentos en zonas donde existen deficiencias.
4. Mayor equilibrio en lateralidad izquierda-derecha de cuerpo y cerebro.
5. Aumento considerable de la energía en la columna vertebral y en la cabeza.
6. Consigue el equilibrio.
7. Elimina el efecto flight bakc o decalage producido por los vuelos en aviones.

La energía piramidal continúa su desarrollo y aplicación, y cada día son más las especialidades en que se utiliza.

Recibido: 2 de mayo de 2003. Aprobado: 16 de mayo de 2003.
Dr. Laureano Orbera Hernández. Calzada de San Miguel # 3414 apto 5 entre Artola y Pasaje Rico, municipio San Miguel del Padrón, Ciudad de La Habana, Cuba. e-mail: termalis@infomed.sld.cu

FUENTE:

Revista Cubana de Medicina General Integral
versión impresa ISSN 0864-2125versión On-line ISSN 1561-3038
Rev Cubana Med Gen Integr v.19 n.2 Ciudad de La Habana mar.-abr. 2003

. http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21252003000200019

1 Profesor e Investigador de la Universidad de La Habana. Especialista en Medicina Tradicional.

Anuncios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.