Anuncios
11/13/2019

Cómo enseña el simbolismo masónico

Busca señalar la existencia de una luz interior escondida detrás de las formas externas de las cosas, cuya máxima realización de la misma constituye el oriente de la vida.

1. Proveer un campo ilimitado para la búsqueda de esa luz interior que llamamos Oriente Simbólico, así como el medio para descubrirlo.

2. Conseguir que la autoridad de sus verdades emanen de ellas mismas.

3. Expresar en forma tangible lo que existe en el lado subjetivo de la vida.

4. Obligar a sus integrantes a buscar el significado interno y oculto de las cosas y los valores espirituales detrás de los mismos.

5. Mostrar valores subjetivos que, pese a que son invisibles, pueden ser descubiertos.

6. Señalar significados secretos y profundos en las formas externas y superficiales.

7. Dar a comprender que la Masonería tiene un significado interno más que externo.

8. Facilitar la captación de verdades subyacentes que la forma externa está tratando de revelar.

9. Proveer un instrumento para revelar verdades ocultas, y que se adapte a la inteligencia de todos los seres humanos.

10. Revelar a la vez que velar por las realidades espirituales.

11. Ofrecer un sistema audiovisual de enseñanza autodidacta que muestre como las leyes divinas se manifiestan en la naturaleza humana, ayudan al hombre a desarrollar su conciencia y a hallar el sendero que lo lleva a ser dueño de sí mismo y de su destino.

12. Indicar secretos que se deben descubrir y conocimientos que se deben adquirir con el esfuerzo propio.

13. Indicar la existencia de un misterio interno que está temporalmente velado, pero que puede ser develado.

14. Facilitar el estudio de verdades internas, que surgen de la observación, la meditación, la experiencia.

15. Ser sugestivo en las enseñanzas en vez de afirmativo, para que la mente se mantenga positiva y activa en la búsqueda de realidades subjetivas.

16. Señalar la existencia de una luz titilante en el interior de todo ser humano que puede ser cultivada e intensificada.

17. Buscar y encontrar una realidad subjetiva detrás de la forma externa de las cosas.

18. Desarrollar la facultad de buscar verdades subyacentes en todas las cosas.

19. Ofrecer una representación pictórica de la Gran Búsqueda que se lleva a cabo continuamente dentro de todo ser humano, con el fin de ayudarlo en la misma.

20. Lograr que el interior del recinto donde se realizan los trabajos masónicos ofrezca un medio ilustrativo que, como un espejo, refleje el interior de todo ser humano para facilitarle el conocimiento de sí mismo.

21. Hacer que la Logia Masónica sea el símbolo de una realidad interna, que sea la representación de una actividad o condición invisible, que sea el símbolo de algo que puede ser conocido, pero para lo cual se debe realizar la debida búsqueda y tener la debida preparación.

22. Hacer que lo que se trata de comunicar sea en forma tal que, al ser interpretado, se descubra uno así mismo y se identifique con lo subjetivo de la vida.

23. Proveer un medio a través del cual pueda el Masón identificarse con toda forma de expresión divina.

24. Poner a disposición de todos, conocimientos que puedan captar solamente los que estén preparados para ellos.

25. Darle un valor personal a las verdades Masónicas y mostrar la forma de obligarse a descubrirlas.

26. Proveer un método mediante el cual las realidades que se descubran estén de acuerdo con la capacidad de cada uno en lo referido a su experiencia particular.

27. Revelar, sin restricción alguna , secretos sobre los misterios de la vida y el ser, pero en tal forma que solo los que estén en condiciones los puedan utilizar.

28. Señalar la disponibilidad de herramientas que pueden ser utilizadas solamente por lo que estén en condiciones de sacar provecho de ellas para la realización de sí mismo.

29. Mostrar la ceguera y la ignorancia del individuo referente a lo que ve, para que reconozca la necesidad de buscar la luz interior.

30. Ofrecer un terreno para trabajar de tal forma que al profundizarlo, surja de él una fuente inagotable de verdades eternas.

31. Proveer una fuente de verdad y vida que, como una semilla, lleve dentro de sí, una vida interminable de simiente y más simiente, que al sembrarse en la oscuridad de la mente y en el interior del ser – como en la tierra – dé frutos cada vez más abundantes de luz y vida.

32. Proveer un medio para enseñar esas verdades tan profundas del ser que no pueden ser expresadas en el lenguaje de las palabras.

33. Utilizar un lenguaje lo más amplio que sea posible, lenguaje que trascienda los términos de las palabras, por ser el único medio adecuado para transmitir las cosas ilimitadas del mundo espiritual.

34. Presentar verdades que trasciendan el poder directo de la comunicación.

35. Reflejar significados ilimitados.

36. Asegurar la ausencia de todo dogmatismo o imposición en las enseñanzas Masónicas.

37. Mantener la amplitud de criterio y la universalidad en todas sus manifestaciones.

38. Ofrecer la máxima libertad de pensamiento dentro de los límites que fijan las leyes naturales.

39. Ofrecer un terreno para la búsqueda de la verdad, que quepan en él todos los hombres, sea cual fuere su raza, su nacionalidad o su creencia.

40. Mostrar la síntesis subyacente en todas las cosas.

41. Ofrecer algo tan universal en su contenido que pueda satisfacer las exigencias de todos los pensadores de mente amplia; que sea un punto de unión tan amplio que, como en punto en el centro del círculo, quepan en él los puntos de vista de todos, y por tanto, sea un medio de unir a todos los hombres; que no puede existir una autoridad impuesta porque cada uno está libre de interpretar indicaciones por sí mismo lo mejor que pueda; que cuanto más se profundice más encuentre en ello.

42. Es importante que los símbolos no sean formas muertas, así como las palabras que no se observan son letra muerta, los símbolos que no se viven se vuelven símbolos muertos.
43. Los símbolos, como las raíces deben echar raíces en nuestro interior y profundizar allí antes de que puedan surgir a la luz.

44. El Simbolismo Masónico se presta a infinidad de interpretaciones dentro de un determinado propósito.

45. No es posible descartar ese propósito si han de tener cohesión, sentido y vida.

46. Los signos, toques, palabras, herramientas, pasos, joyas, muebles y adornos del Templo , y sus luces mayores y menores, tiene la misión de proveer al Masón esas verdades ocultas que todo ser humano necesita para hallar el camino en la oscuridad yendo hacia la luz, de la irrealidad a la realidad, de la muerte a la inmortalidad, simbolizado por el oriente eterno.

47. El hombre está representado en el Simbolismo Masónico en tres formas: como un triángulo, como un rectángulo y como una estrella de cinco puntas.

48. En estas formas simbólicas se encuentra toda su historia desde su comienzo hasta su gloriosa realización.

Bibliografía:
LA REGULARIDAD MASÓNICA EN UNA NUEVA LUZ.

FUENTE: https://www.diariomasonico.com/cultura/simbologia/como-ensena-el-simbolismo/

Anuncios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: