Shabat Project: Lo que nos une es la alegría

Cómo definir la identidad judía con alegría y celebración y no a partir del dolor y la persecución.


Shabat Project: Lo que nos une es la alegría

Un año después de que el atentado en la sinagoga Tree of Life en Pittsburgh estremeciera al mundo judío, seguimos recibiendo constantes recordatorios de que, increíblemente, el antisemitismo volvió a estar de moda y amenaza nuestro estilo de vida más seriamente de lo que podríamos haber imaginado en la era moderna.

El último llamado de atención tuvo lugar en Iom Kipur, cuando un neonazi llegó armado para matar judíos en una sinagoga alemana. Pero a esta altura, el ataque en Halle nos resulta demasiado conocido. En el último año, los incidentes antisemitas violentos en el mundo incrementaron en un 13%, de acuerdo con el Centro Kantor de la Universidad de Tel Aviv. En los ataques a las sinagogas en Pittsburg, Poway, California y Halle, murieron 14 personas. Una ola de ataques antisemitas también recordó imágenes que la comunidad judía de Brooklyn, Nueva York, creía que estaban relegadas a muchas décadas atrás.

Esta tendencia no se limita a los Estados Unidos. En Alemania, el gobierno recomendó a los judíos que por su propia seguridad no usen kipá en público. Un informe reciente del Comité Nacional de Derechos Humanos de Francia reveló que los actos antisemitas en Francia se incrementaron más de un 70% en un año. En el Reino Unido, el Comité de Seguridad Comunitaria registró 1.652 incidentes antisemitas en el 2018, entre ellos 123 casos que involucraron violencia.

El odio llega del este y del oeste, de la izquierda y de la derecha. ¿Cómo debemos responder?

No podemos dejar que nuestra identidad judía se vea definida por el odio y la opresión que sufrimos.

Por cierto, hay medidas prácticas: medidas de seguridad, activismo político y campañas de concientización que deben llevarse a cabo para proteger las vidas judías. Pero también debemos recordar que el incremento del antisemitismo es una amenaza al alma judía, no sólo al cuerpo judío.

No podemos dejar que nuestra identidad judía se vea definida por el odio y la opresión que sufrimos. Una identidad judía definida por el antisemitismo es deprimente y vacía; una patética lucha por la supervivencia. También es imposible mantenerla. Es imposible inspirar a una nueva generación de judíos con un mensaje de persecución y sufrimiento. Sólo nos veremos realmente inspirados por una visión de identidad y valores judíos, enraizados en el judaísmo, algo que nos dé un sentido de un propósito Divino más elevado, de quiénes somos y por qué estamos aquí, de nuestra vocación moral… Sólo esto puede mantenernos e inspirar la continuidad judía.

Este sentido de identidad judía que afirma la vida es lo que anima la visión del Shabat Project internacional para volver a encender y renovar la pasión, la inspiración y la celebración de ser judíos.

El Shabat Project es un movimiento global para que los judíos de todo el globo cuiden juntos un Shabat, trascendiendo a las creencias religiosas, políticas, étnicas, a la geografía y a las murallas que nos separan a unos de otros. El año pasado, participaron en el Shabat Project comunidades de 101 países en 1.511 ciudades. Esto tuvo lugar exactamente el mismo Shabat que ocurrió el ataque a la sinagoga en Pittsburgh. Un año después, el Shabat Project (que se celebrará desde el viernes 15 al sábado 16 de noviembre de 2019) presenta una oportunidad más para unificar al pueblo judío.

El Shabat Project busca renovar la identidad judía a través de la fuerza y la energía del Shabat, cuyos valores e ideas impregnaron e inspiraron la vida judía durante miles de años.

En Shabat, se celebran y reafirman las dimensiones más valiosas de los valores judíos: fe, familia, comunidad y unidad. Cuando hacemos Kidush en nuestra mesa de Shabat, declaramos ante la presencia de familia y amigos, y agradecemos a Dios como el Creador del Universo. El Shabat también nutre y protege a la familia judía. Durante miles de años, esta festividad semanal mantuvo unidas con amor y lealtad a las familias judías. Las familias fuertes, invulnerables, fueron la fuente de energía del pueblo judío. El oxígeno de las familias sanas es tener tiempo para conversar, compartir y unirse sin interrupciones. El Shabat crea el tiempo y el espacio compartido necesario para podernos conectar de una manera real y afectuosa. A través de la sabiduría Divina de las leyes del Shabat, creamos un espacio para nuestras relaciones más importantes.

Paradójicamente, logramos experimentar la libertad del Shabat al aceptar las restricciones del día. Al no poder manejar o ir a trabajar, al apagar nuestros teléfonos y pantallas, nos liberamos y nos damos permiso para disfrutar un día sin viajes frenéticos, tramites, citas y compromisos. Pasamos el día conectándonos con la familia, con amigos, con la comunidad y con Dios; recargándonos física, emocional y espiritualmente. Comemos juntos, rezamos juntos, nos reímos y celebramos todos juntos.

El Shabat nos da la bendición de pertenecer. No estamos solos en el mundo. Somos parte de algo mucho más grande: el pueblo judío. El Shabat nos mantiene unidos como pueblo. En Shabat, las comunidades judías de todo el mundo leen la misma porción de la Torá y se sienten parte del ritmo natural que constituye la semana judía. Nos sentimos parte de una comunidad. Sentimos que pertenecemos en un mundo de fragmentación. Volvemos a descubrir nuestra identidad judía enraizada en los valores vitales de fe, familia y comunidad.

A través del Shabat Project, nos unimos no porque el odio nos obliga a hacerlo, sino porque celebramos el hecho de ser judíos, reconociendo las abundantes bendiciones que el Shabat trae a nuestras vidas.

En definitiva, el Shabat Project llegó a tantas personas porque nos da la oportunidad de definir la identidad judía en nuestros propios términos, a través de nuestro propósito y nuestros valores Divinos, y no debido al odio y a la lucha por sobrevivir; a través de alegría y celebración y no por dolor y persecución. El Shabat nos permite brindarle a una nueva generación de judíos una identidad judía inspirada. Algo que estarán orgullosos de aceptar.

FUENTE: https://www.aishlatino.com/iymj/mj/Shabat-Project-Lo-que-nos-une-es-la-alegria.html?s=mm

Anuncios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.