ATERRADA LA DICTADURA CON SUCESOS DEL MERCADO CUATRO CAMINOS

Anuncios

                                                                 Fotos Cubadebate
Angélica Mora

Apuntes de un Periodista/Nueva York

La Cúpula gobernante no esperaba que la apertura del Mercado Cuatro Caminos derivara en una estampida y caos,  que ha dejado muy mal parada a la dictadura tanto dentro como fuera de la Isla.

El regimen culpa a la falta de «decencia» e «indisciplina» de los habaneros, que arrasaron con el mercado el sábado 16 de noviembre. 

Con motivo de la celebración del 500 aniversario de La Habana las autoridades habían anunciado, con gran publicidad en los medios oficialistas, la apertura del nuevo Centro Comercial de Cuatro Caminos que dirige la corporación Cimex.

La Habana catalogó como «inaceptables» los  hechos, que desembocaron en robos y vandalismo.

Un largo artículo, aparecido en toda la prensa oficialista, da la versión del gobierno y demuestra lo mal preparado que estaba para un evento de esta naturaleza.

 El regimen cubano aplaude los alzamientos en Chile y Ecuador, con su saldo de robos, violencia y vandalismos, pero reclama cuando acontece en el territorio nacional.

Dice el gobierno cubano

«Los vándalos no pueden imperar por sobre un pueblo honesto, trabajador, decente y sacrificado».  (Dígaselo a los chilenos)

La prensa oficialista luego lamenta lo ocurrido: » Aunque para algunos el desabastecimiento de determinados productos es la causa de dichas actitudes, esta situación no justifica la destrucción de los bienes públicos y muchos menos puede ser el paraguas para el vandalismo o el robo. ¿Dónde ha quedado la decencia?».

Ahora la dictadura se va a vengar de los pobres cubanos hambrientos que fueron arrestados durante la trifulca. Pagarán «justos por pecadores», como viene sucediendo desde hace casi 61 años en la Perla del Caribe, desde que se montaron los castristas en el trono de la Habana.

«A las personas detenidas por los execrables hechos se les debe aplicar la justicia con todo rigor y deben pagar por los cuantiosos daños ocasionados. No puede haber mano suave cuando se trata de la tranquilidad de nuestro pueblo y del cuidado de la propiedad social».

El temor queda en el aire que otros actos, como el de Cuatro Caminos se repita. 

Por ello la dictadura cubana advierte:

«Nuestro pueblo deberá combatir enérgicamente todo acto de indisciplina espontánea o provocada, porque en su fuerza y combatividad radica la fuerza misma de la Revolución.

Que el sábado de Cuatro Caminos sea sólo un mal episodio y no una práctica repetida. 

Cubadebate confirmó la organización y la tranquilidad imperante en el lugar que cuenta con el apoyo de la Policía Nacional Revolucionaria».

Anuncios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.