09/26/2020

ACTIVISTAS CUBANOS PIDEN A LA COMUNIDAD MASÓNICA SOLIDARIZARSE CON JOSÉ DANIEL FERRER

Anuncios

DEC5

Invitan a que esa hermandad se convierta en ‘voz de ese hermano que sufre y cuya vida peligra’.

Santiago de Cuba 05 Dic 2019 – 21:49 CET

José Daniel Ferrer con emblemas masones. CUBANET

Cuatro activistas del exilio cubano dirigieron una carta al Consejo Supremo del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, rito masónico al que pertenece José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), con una «petición de ayuda» en favor del opositor, detenido por 65 días en cárceles del régimen cubano.
Firmada por Yunier Suárez, Annelys P.M. Casanova, Armando Valenzuela y Ana Olema, la misiva hace un llamado a la «solidaridad y apoyo» con Ferrer y a que esa hermandad se convierta en «voz de ese hermano que sufre y cuya vida peligra».

FUENTE: http://abrazofraternal.blogspot.com/2019/12/activistas-cubanos-piden-la-comunidad.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+AbrazoFraternal+%28Abrazo+fraternal%29


Yunier Suárez, uno de los promotores de la carta y activista de la iniciativa ciudadana Cuba Decide, dijo a Katerine Mojena, miembro de la directiva de la UNPACU, que el llamado se hizo desde el respeto absoluto a la masonería y sus códigos.


«El llamado es claro, el llamado es a solidarizarse con nuestro hermano masón José Daniel Ferrer que está sufriendo injusta prisión, atravesando por un proceso amañado por la dictadura cubana», afirmó Suárez.
La artista Ana Olema aseguró a la UNPACU que el documento es resultado de un trabajo extenso. «Nos hemos dado a la tarea de levantar varios sectores de la sociedad cubana, sectores con grandes valores de justicia, lealtad y hermandad. Ferrer no está solo, Cuba está con él».


Varios miembros de logias masónicas mostraron su solidaridad con el documento, según declaraciones recogidas por Mojena. Entre ellos, Roberto Serrano, hermano de logia de Ferrer residente en Santiago de Cuba, aseguró que «es un deber nuestro manifestarnos a su favor, tal y como demandan los principios de la hermandad masónica”.


Ferrer confesó que se hizo masón con 28 años de edad, en noviembre de 1998, en la Logia Valle del Cauto, correspondiente a Palmarito de Cauto, en Santiago de Cuba.


«Me inicié en la masonería por mi deseo de seguir los pasos de destacados luchadores y porque creí que dentro de sus filas encontraría cubanos con deseos de tener una Cuba libre y próspera como la que soñó Martí y por la que tantos masones lucharon», dijo en entrevista con Cubanet.


Pese a ocupar varios cargos dentro de la hermandad, Ferrer decidió retirarse de la masonería activa debido a que la dictadura «tiene muy infiltradas y controladas las logias.»


Por esa razón, dijo, la masonería debe levantarse y «jugar el papel que le corresponde y no cumple en nuestra sociedad. Debe hacerse sentir como una institución independiente que promueve y defiende valores reconocidos universalmente y muy en crisis en nuestra nación».

https://diariodecuba.com/derechos-humanos/1575578948_7431.html
Publicado 4 days ago por Abrazo Fraternal