5 maravillosos consejos para educar a tus hijos

por Adina Soclof

5 maravillosos consejos para educar a tus hijos

5 consejos de padres que, al parecer, sí saben lo que hacen.


Hay familias que todos admiramos. Aunque es cierto que nunca sabemos lo que ocurre a puertas cerradas, de todos modos esos padres parecen haber logrado el control de lo que llamamos “ser buenos padres”.

Cuando me encuentro con ellos, les pregunto qué piensan que hacen bien. Aquí hay algunas ideas que surgieron de mis encuestas espontáneas.

1. Amor, atención y una ‘noche de cita’ con los niños:

Los niños necesitan la atención y el amor de sus padres. Esto es crítico para su crecimiento y desarrollo e intentarán conseguirlo de cualquier forma. Si los padres no les brindan atención o no les dan suficiente amor, lo buscarán de forma negativa.

Una madre instituyó una noche de cita… para los niños. Cada semana, ella y su esposo salen a comer un helado con uno de los niños. Como tienen seis hijos, cada seis semanas todos tienen un turno. Esto es significativo tanto para los padres como para el niño. Un rato tranquilo, un poco de atención y afecto individualizado y un helado.

No todo el mundo puede hacerlo. No te preocupes. Diez minutos al día de tu atención completa puede marcar una enorme diferencia en sus vidas. No olvides lo básico: cuán importante es estar en casa cuando los niños se van a la escuela, cuando regresan y para arroparlos al irse a dormir.

2. Promover la autonomía:

Esto es algo difícil en estos días cuando parece tan poco seguro dejar salir a la calle a nuestros hijos. Sin embargo, es esencial encontrar formas de ayudar a los niños a crecer siendo independientes. Un día dejarán el nido y tendrán que mantenerse sobre sus propios pies.

Conozco un padre que hace con su hijo proyectos en madera. Ellos eligen un proyecto y hacen una lista de lo que necesitan. El hijo va al comercio y habla con un vendedor sobre su proyecto y qué le sugiere al respecto. Luego padre e hijo trabajan juntos en el proyecto y el padre le pregunta: “¿Cómo debemos hacer esto? ¿Cuál es la mejor manera de lograrlo?”.

Estos pequeños proyectos no sólo los ayudan a pasar tiempo juntos, sino que incrementan la confianza y el sentido de independencia del niño.

3. Jugar:

A los niños les encanta jugar, en especial cuando sus padres juegan con ellos. Los beneficios del juego son múltiples. El juego ayuda a padres e hijos a conectarse y unirse; reduce la tensión y da lugar a la risa en vez de la frustración. Es mucho más probable que los niños estén dispuestos a cooperar cuando se les pide hacer cosas en forma de juego.

Una madre que tiene “dos piernas izquierdas” descubrió que patear una pelota es un maravilloso juego para sus tres traviesos hijos. Ella entendió que para conectarse con sus hijos necesitaba jugar a algo que involucrara una pelota. A todos les encanta el juego y es algo suficientemente simple para alguien como ella, que está lejos de ser una atleta.

4. Cena familiar:

La importancia de la cena familiar no puede resaltarse lo suficiente. Los niños que comen con su familia tienen mejor rendimiento escolar, mayor autoestima, más sentido de resiliencia, menor riesgo de abusar de sustancias tóxicas y de sufrir de depresión y de obesidad, así como menos probabilidades de desarrollar trastornos de alimentación.

En los tiempos actuales es muy difícil sentarse todos juntos a comer. Sin embargo, conozco una madre para quien esto es algo sagrado. Su esposo tiene un trabajo muy intenso pero, gracias a la insistencia de su esposa, se esfuerza por estar siempre en casa de 6 a 6:30. Después puede regresar a su trabajo o trabajar desde su oficina en la casa. Con los años, él está muy agradecido con su esposa porque siente que no hubiera logrado la misma conexión con sus hijos (y con su esposa) si no hubiera mantenido esos 30 minutos diarios con su familia.

5. Enfocarse en las soluciones:

Los niños a quienes se les enseña a resolver los problemas y a buscar soluciones a sus problemas en vez de quejarse y armar un drama, se sienten bien consigo mismos; tienden a ser más calmos y a tener más recursos.

Una madre trata de preguntar las opiniones de sus hijos sobre asuntos caseros. Por ejemplo:

  • “Sus primos vienen a visitarnos. ¿Les parece que les gustará más dormir en la habitación de huéspedes o estar en su dormitorio?”
  • Este Shabat tendremos invitados y tienen niños pequeños. ¿Qué comida piensan que les gustará? ¿Qué debo prepararles?”

¡Los niños tienen algunas ideas maravillosas!

Pregunta a los padres que admiras cuáles son sus consejos para educar a los hijos. Descubrirás algunas ideas maravillosas que te ayudarán a crear una familia cálida y afectuosa.

FUENTE: https://www.aishlatino.com/fm/sp/5-maravillosos-consejos-para-educar-a-tus-hijos.html?s=mm