07/13/2020

UNPACU: nuestra línea de trabajo continuará siendo activa y no violenta

Anuncios

MIAMI, Estados Unidos.- Este martes 7 de enero tuvo lugar en Santiago de Cuba una reunión de la Dirección Nacional de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), en la que participaron seis de sus ocho líderes y tuvo como objetivos principales evaluar el desempeño de la organización en el 2019, analizar el contexto actual, trazar nuevas estrategias y establecer formalmente el proceso de las toma de desiciones más importantes que afectan a la organización en la ausencia de su líder principal y fundador José Daniel Ferrer García, y de Ovidio Martín Castellanos.

Los líderes opositores reconocieron que el momento actual, pese al incremento de la represión, es muy positivo para continuar trabajando en el empoderamiento del pueblo, ya que diariamente está aumentando el libre consumo de información gracias a Internet, lo que se conjuga con las oportunidades de emprendimiento que la red de redes brinda, y que los cubanos cada vez explotan más en favor de la actividad económica independiente.

Según Carlos Amel Oliva, esta combinación está generando una clase media que siente la necesidad de un sistema político que le brinde libertad y garantías para desarrollarse, y pone como muestra el rechazo popular sin precedentes que tuvo la nueva Constitución en el fraudulento referendo de febrero de 2019.

Durante el encuentro, Geordanis Muñoz Guerrero enfatizó en la necesidad de seguir brindado asistencia social al pueblo en medio del agravamiento de la crisis actual. Según explicó, el pueblo cubano se identifica tanto con la UNPACU en las comunidades donde opera porque “siempre hemos demostrado vivir para el pueblo, a diferencia de los funcionarios del partido en el poder, que viven de los recursos del pueblo.”

Jorge Cervante García, quien ha sufrido prisión por motivos políticos en reiteradas ocasiones, llevó el tema de mantener como una de las prioridades de la UNPACU la campaña por la libertad de José Daniel Ferrer, José Pupo Chaveco, Roilán Zárraga, Fernando González, Ovidio Martín y todos los presos políticos cubanos.

“Son los encarcelados los que llevan la peor parte en esta difícil contienda, y nuestros presos nunca pueden sentirse olvidados, deben tener pruebas constantes de que estamos haciendo por ellos todo cuanto se pueda para que sean liberados, y mientras tanto, apoyamos también a sus familias como si fueran la nuestra”, concluyó.

A lo expesado por Cervante dio continuidad Zaqueo Baez Guerrero, residente en La Habana y quien tuvo que trasladarse hacia el Oriente con mucha discreción para evitar ser detenido. Planteó la necesidad de mantener y retomar con fuerza las publicaciones de las denuncias que se realizan desde prisión, las cuales se han visto afectadas por la ocupación en las sedes de la organización de teléfonos moviles y fijos por parte de las fuerzas represivas mediante allanamientos arbitrarios.

El coordinador de la capital extendió su análisis a todas las denuncias contra las violaciones a los derechos humanos que el Estado comete contra sus ciudadanos, “el puebo cubano debe sentir siempre que tiene en nosotros un defensor.”

Entre los temas tratados destacan la necesidad de incrementar la divulgación de información para contrarrestar la campaña de descrédito que el régimen cubano recrudeció contra José Daniel Ferrer, a través de los medios de difusión estatales, que vino a sumarse a la política permanente de calumnias contra la sociedad civil independiente cubana.

Katherine Mojena Hernández, la más joven de la dirección de la UNPACU, remarcó en este punto que la información debe moverse en dos direcciónes: de la organización hacia el pueblo, para romper la censura, y darle voz al pueblo amplificando las problemáticas personales y comunitarias a través de las calles y de las redes sociales en Internet.

Mojena Hernández también enfatizó en desarrollar proyectos enfocados en el trabajo con la mujer, los grupos LGTBI, protectores de animales, los artistas independientes y en continuar capacitando jóvenes en los valores de la democracia liberal.

Carlos Oliva Rivery incluyó un tema poco tratado en encuentros anteriores, el de la religión, y expresó que pese a que la organización es un movimiento abierto a cualquier cubano que desee luchar pacíficamente por los cambios que necesita el pueblo de Cuba, independientemente de su confesión, “los valores del cristianismo y la doctrina social de la iglesia han sido parte fundamental de los principios que impulsan nuestras desiciones”, y aseguró además que los miembros de la organización con sus peculiaridades creen en Dios y le ruegan guía y protección en su lucha.

De manera general la dirección de la UNPACU ratificó su compromiso de continuar promoviendo por las ciudades y los campos de la Isla la iniciativa Cuba Decide, que definieron como la mejor herramienta actual para alcanzar la libertad del pueblo cubano. También enviaron un mensaje de agradecimiento a las pesonas, gobiernos e instituciones que se han pronunciado en favor de la libertad de José Daniel Ferrer.

Por último, todos enfatizaron que pese a la puesta en marcha de reformas en la estructura y el funcionamiento más adecuadas al actual contexto, la línea de trabajo de la organización continuará siendo sobre todo muy activa y estrictamente no violenta. El encuentro fue a puertas cerradas, pero la directiva de la UNPACU aseguró que de manera conveniente y necesaria serán informados los demás miembros sobre las estrategias trazadas y su implementación será gradual.

FUENTE: https://www.cubanet.org/noticias/unpacu-nuestra-linea-de-trabajo-continuara-siendo-activa-y-no-violenta/

Anuncios