Yoanny Limonta o el precio de reportar «la otra cara de Cuba»

Anuncios

«Ejercer el periodismo en las calles es muy difícil y complicado porque el gobierno reprime a los que hacemos reportajes críticos», dijo Yoanny Limonta, periodista de la agencia independiente Palenque Visión, en una entrevista concedida a Radio Televisión Martí.

A poco más de un día de su último arresto esta semana (el primero de 2020), el joven reportero residente en la ciudad de Cienfuegos relató que «otra vez» fue víctima de los atropellos de las autoridades luego de realizar un reportaje en Matanzas y regresar a su casa este 8 de enero.

Dos oficiales de la Seguridad del Estado detuvieron a Limonta y luego de registrar su mochila «buscando una cámara que nunca encontraron», le confiscaron un trípode, una memoria flash con contenidos de su trabajo y 4 libros de deporte.

El arresto terminó con amenazas de prisión, dijo.

Desde hace cuatro años Limonta forma parte del equipo de Palenque Visión que dirige el también periodista independiente Rolando Rodríguez Lobaina, y en varias ocasiones ha sufrido la presión de la Seguridad del Estado para que desista de hacer denuncias y reportajes críticos. Sus colegas de la agencia, señaló, han pasado por situaciones similares.

Yoanny Limonta Tomado de su página de Facebook

El periodista dijo que entre los atropellos recibidos por desarrollar su labor informativa figuran las detenciones, represalias, confiscaciones de materiales de trabajo, registros en su vivienda y las presiones a la familia, que para él «son los más difíciles» que ha tenido que enfrentar.

Los oficiales de la Seguridad del Estado «se meten con tu familia y los amenazan, también presionan a tu pareja para que rompa contigo», aseguró.L

Limonta dijo que su madre ha sufrido tratos vulgares e irrespetuosos de los oficiales cuando lo han encerrado varios días en los calabozos. «Se han negado a darle información de mí, la han amenazado conque me van a desaparecer», lamentó. Su pequeña hija, agregó, siempre se sobresalta cuando escucha de las detenciones.

Según Limonta, en estos cuatro años dentro de la prensa independiente ha perdido amigos. La Seguridad del Estado los anima a que dejen de reunirse con él, pero no se rinde, apuntó.

En este último arresto la policía política le confiscó parte de sus medios de trabajo. En el pasado también lo han hecho. Su situación económica es precaria, y ahora tendrá que buscar alternativas para seguir reportando, dijo.

Rolando Rodriguez Lobaina director de Palenque Visión dijo que a pesar de los contratiempos en el 2020 y en los años anteriores «Yoanny y el resto del equipo «no se resisten a perder los espacios de denuncia que han alcanzado».

Lobaina explicó que en estos momentos la producción de reportajes no es abundante, pero siguen buscando vías de ayuda y colaboración con personas y grupos en el exterior que apoyan a los realizadores de ese proyecto.

A su juicio, en este 2020 el pueblo de Cuba enfrentará situaciones muy desfavorables que generan un gran descontento social, y quieren estar «listos» para recoger en sus reportes lo que ocurre.

Aunque no dio detalles de cómo enfrentarán las carencias, aseguró que al menos en cada provincia hay más de un comunicador entrenado y capaz de salir a las calles para recoger detalles de los abusos del régimen.

Mientras, Limonta insiste en la importancia del trabajo que realizan en Palenque Visión, y está seguro de que lo que ellos hacen es «lo que van a legar a sus hijos».

Palenque Visión es parte del «archivo de la verdad histórica de estos tiempos» en que la dictadura solo permite reportar, retratar, y contar lo que a ellos les favorece, y no la otra cara de Cuba, concluyó.

Anuncios