Construcción y Simbolismo del Tabernáculo (PARTE I)

Mag. María Martha Fernández ma.martha@cyberlazarus.net

Fundamentos de su construcción Previa al proyecto del Tabernáculo1 , !:kXim “Mishkan” no aparece ninguna solicitud divina de construcción de un edificio o elemento de adoración a Dios, o de objeto que sedentarice al pueblo judío. Tampoco hay un pedido divino para que el hombre “recree” el acto de la Creación en el mundo. Se inaugura así una labor precisa que impondrá al pueblo un momento de introspección creadora, hecho que se repite, ya que a Noah se le indica construir el arca (que no es el Arca de la Alianza ni tiene la función de adoración a Dios), que lo lleva a un momento de retiro y crecimiento interno.

Hay una renovación del hombre simple, que es elegido, y construye ese refugio ante el Diluvio. También hay una transformación en el pueblo de Israel durante el Éxodo, el mismo silencio, el mismo llamado de introspección, a pesar de estar en marcha. En este caso, nuevamente, la concentración y aquietamiento de la mente en una labor comunitaria que une a distintas tribus2 con el objetivo supremo de generar un espacio de comunión con Dios y celebración de la Alianza que se consolidó en el Sinai. Las tribus serán: Rubén, Simón, Iehudá, Isajar, Dan, Naftali, Gad, Asher, Efraim, Menashe y Benjamin. La tribu de Levi estaba al servicio de Dios y no se cuenta entre las otras tribus.

Moisés es el responsable. El pueblo se pone en marcha y sale al desierto, sin mirar atrás como una lección aprendida del episodio de la esposa de Lot 3 , con lo puesto y con total desapego a su pasado y pertenencias, como se relata en Ex. 12:34-35 “Llevó el pueblo su masa antes de que leudase, sus restos envueltos en sus ropas sobre sus hombros. Y los hijos de Israel habían hecho de acuerdo con la palabra de Mosheh: Pidieron de Egipto objetos de plata y objetos de oro y vestimentas”. El oro que sale de Egipto será utilizado en la gloria y adoración de Dios en el Tabernáculo.

Al mismo tiempo, esta construcción material, física y concreta, no será el lugar de residencia de Dios a nivel real, pero sí simbólico, como lo afirman los Midrash, que apartan el sentido literal de su construcción, antecesor de espacios de culto definidos en las religiones del Libro.

“La Tienda de la Alianza, el Tabernáculo según lo llamara la fuente Elohista, siempre fue solamente un centro, un núcleo del campamento temporal. En torno a él se agruparon los “cuatro”, justamente aquellos cuatro grupos que aún no habían encontrado la unidad”4 . Weinreb se refiere a la unidad del pueblo hebreo, protagonistas del éxodo y los cananitas en el desierto.

Raphael Patai discierne diferentes fuentes autorales, siendo la Elohista la de Ex.33:9 en la que, según este erudito, se habla de una función oracular de la Nube, como también sucede en Num.12:4-6 y la fuente P (Priest, sacerdotal) Ex.40:34-35, en la cual la Nube indica la Presencia de Dios, que es permanente morador en el pueblo de Israel.

En cuanto a las costumbres canaaneas que remiten al uso de un tabernáculo, Graves y Patai mencionan “La fiesta de los tabernáculos, una celebración canaanea de la vendimia, no podía ser suprimida sino sólo purgada de su desenfreno sexual y transformada en el culto festivo a un Dios supremo, asociándola al uso de tiendas de campaña por los israelitas en el desierto”5 ; esta festividad inauguraba la época de lluvias.

Como se señala en Génesis 14:76 el Arca llega a Kadesh, llamada “la fuente del juicio”, ya que allí se realizaban muchas profecías y fue el inicio del gran periplo del Arca. Luego, con la función de oratorio de Campaña, llegó a Gilgal (Jos.7:6) y a Siquem (Jos.8:33). En el Santuario de Silo es utilizada como tienda de reunión (1Sm3:3, 1Sm.1:9).

Este Tabernáculo era móvil, a pesar de ser su manufactura tradicional y artesanal. Sobrevivió hasta la infancia del profeta Samuel y a la conquista de los canaanitas. Como sugerirían algunos pasajes de Números7 soportó varios enfrentamientos: “También el Arca de la Alianza era llevada al combate con los israelitas, y servía de acicate al combate”8

En la Guerra contra los Filisteos (1050 A.C.) es usada como refugio y garantía de victoria, pero cae en poder de los enemigos, lo que permite a estos dominar las montañas centrales de Palestina. Esta catástrofe, que supuso la muerte de treinta mil hombres, hace reflexionar a muchos sobre la organización social y política a la hora de un enfrentamiento, y se empieza a conformar una idea de monarquía que no se opondría a Dios. El poder del Arca logra que los Filisteos decidan su devolución luego de que su estadía en Dagón sea imposible al cabo de siete meses (1Sam. 5:6). ‘

Ya devuelta se deposita en Qiryat-Learim (1Sm.7:12) hasta el reinado de David, que se entroniza en Jerusalem (2Sm.6:17;7:6), organizándose el culto y renovándose la Alianza. Durante el reinado de Salomón se construye un Santuario de mayor calidad y solidez. (1R.6:19-35; 7:48-51). En la parte más secreta y santa del templo queda depositada el Arca (1R.6:18). Después de Salomón no se vuelve a escuchar del Arca; se supone que luego del 587 A.C. el incendio de Nabucodonosor,la hizo desaparecer para siempre, quedando para el Judaísmo como una de las reliquias más valoradas y sagradas junto al Tabernáculo. Algunas otras menciones son: 2R.25:9; Jer.3:16; Ez.10:1-22. 9 E

l Rey Salomón, hijo de David, ordenará la construcción de un santuario, como se describe en 1 Reyes 8:27: “¿Acaso podrá residir Elohim en la tierra? Pues he aquí que los cielos y los cielos de los cielos no pueden contenerte”. El templo de Jerusalem, como todas las sinagogas hasta nuestros días, sigue las líneas de construcción e incluye los elementos del Tabernáculo.

Al frente, el Arca, que contiene a la “Reina”: Los rollos de la Torah, pudiendo haber una o más copias ofrendadas por miembros de la comunidad, rememorando el “Arca de la Alianza” que contiene las “Tablas de la Ley entregadas a Moisés”, conformando así el “Sancto Sanctorum”. Generalmente, los rollos son guardados en un armario, pero en el Tabernáculo estaban reservados a la vista de los Kohanim –sacerdotes- por el velo. La presencia de la Menorah con sus velas encendidas durante el servicio y en el centro de la Sinagoga un área elevada –equivalente al púlpito cristiano- llamada “Bimah”, donde se lee la Torah. La ubicación general es de Oeste a Este, al Norte se ubicará la mesa con los panes y al Sur la Menorah con sus siete brazos.

FUENTE: http://www.transoxiana.org/Jornadas/JEO2005/Fernandez-tabernaculo.pdf