EDUCACION E HISTORIA

MASONERÍA Y AUTO-CONOCIMIENTO: LA VENTANA DE JOHARI Y EL ENEAGRAMA.

LA VENTANA DE JOHARIYEL ENEAGRAMA
I) PRELIMINAR.
Un tema que recurrentemente se menciona en ámbitos masónicos es el auto-conocimiento, indicándoselo como el punto de partida de la mejora personal. Se trata de una cuestión obvia, ya que nadie puede mejorar lo que no conoce.
Sin embargo, a poco de avanzar en este asunto nos encontramos con que los HH.·. rara vez reciben en los talleres orientación sobre las herramientas apropiadas para iniciar con posibilidades de éxito el complejo trabajo de conocerse a sí mismos.
Muchas veces me he preguntado: ¿Se habrán conocido a ellos mismos aquellos antiguos maestros que jamás utilizaron un método de auto-conocimiento? ¿En base a qué diagnóstico inicial habrán comenzado a labrar su piedra bruta? ¿Cómo habrán medido y controlado la marcha del proceso de mejora personal continua? ¿Será el desprecio por la técnica una de las causas del escaso desarrollo moral y espiritual que presenta un alto porcentaje de los cuadros masónicos.
En consecuencia, todos esos interrogantes han hecho que para este blog de capacitación masónica resulte esencial poner a disposición de los QQ.·. HH.·. recursos aptos para la búsqueda del conocimiento de uno mismo.


En esta oportunidad abordaré los métodos conocidos como la “Ventana de Johari” y el “Eneagrama”, dejando librado al buen criterio del lector la elección y utilización de otros medios que resulten eficientes para complementar los aquí desarrollados. (Jamás se debe perder de vista que el desbastado de la piedra es una tarea individual que exige tomar nuestras decisiones y asumir nuestra responsabilidades.
 El primero de los instrumentos aludidos nos alertará sobre algunas complejas dificultades que deberemos superar si queremos llegar conocernos y el segundo nos ayudará a descubrir los rasgos que dan vida a nuestra personalidad.
Sin perjuicio de la eficiencia del Eneagrama como medio de auto-conocimiento lo cierto es que ofrece otras posibilidades de uso.
A lo largo del tiempo también se lo ha utilizado para llevar adelante praxis dirigidas a alterar la conciencia y para mancias o artes adivinatorias.
Por otra parte, el Eneagrama ha sido introducido en el campo de la psicología y se lo ha destinado a prácticas terapéuticas con dudoso respaldo científico.
En la actualidad se lo suele vincular con las enseñanzas que imparte la New Age, muchas de las cuales -dicho sea de paso- vulneran los Landmarks Masónicos y por ende debemos descartarlas de plano.
Los usos inapropiados indicados (que muchas veces resultaron perjudiciales para las personas) han hecho que el Eneagrama recibiera fuertes críticas desde ámbitos cristianos y desde sectores científicos, especialmente desde la psiquiatría y la psicológica.
Por lo tanto, considero necesario explicitar que solamente recomiendo el uso de este método como técnica de auto-conocimiento, que es la única faceta que aquí desarrollo.
Y, para que no queden dudas, desaconsejo en forma expresa utilizar el Eneagrama para alterar los estados de conciencia o para “trabajos” adivinatorios. Asimismo, sugiero desecharlo absolutamente para el tratamiento de patologías mentales; las cuales deben ser abordadas terapéuticamente por profesionales de la salud de acuerdo con los criterios y procedimientos científicos que resulten aplicables a cada caso en concreto y, siempre, respetando las normas jurídicas vigentes en cada jurisdicción.

San Juan Evangelista convierte en un pequeño dragón el veneno vertido en su copa de vino.[2]
II) LA VENTANA DE JOHARI.
La “Ventana de Johari” ha sido ideada por Joseph Luft y Harry Ingham. Presenta un modelo explicativo de las facetas conocidas y desconocidas de la personalidad que influyen y condicionan el desempeño humano, tanto en el ámbito interpersonal como grupal. En consecuencia aporta una perspectiva útil para avanzar en nuestro auto-conocimiento.

La Ventana de Johari.[3]

1°) Área Libre: El área amarilla representa las aristas de la personalidad conocidas por la propia persona y que ésta no tiene inconvenientes en que sean sabidas por su entorno. Tanto el propio individuo como quienes interactúan con él conocen estos aspectos de su personalidad.
2°) Área Oculta: La zona lila encierra las facetas de la personalidad que el sujeto conoce y deliberadamente esconde a los demás. Es el área privada o secreta que el individuo oculta a las otras personas. Éste campo suele estar mayoritariamente integrado por las debilidades, los defectos y las miserias que la propia persona sabe que las tiene y no quieren que se sepan.
3°) Área Ciega: La superficie rosa agrupa los lados de la personalidad que el propio individuo desconoce aunque involuntariamente los comunica a los demás mediante sus comportamientos. La persona no logra percibir en sí misma esas características de su personalidad mientras los demás si advierten estos rasgos en él. Quienes tengan la posibilidad de contar con personas que los hayan tratado durante extensos períodos en sus diferentes roles y estén dispuestas a comunicarles sus percepciones con sinceridad, verán muy favorecida su tarea de auto-conocerse.
4°) Área Desconocida: El sector gris agrupa los aspectos de la personalidad que ni el propio sujeto ni los otros conocen. Suele vincularse estas situaciones de desconocimiento con los niveles subconscientes e inconscientes de los seres humanos. Lo dicho nos alerta sobre la necesidad de incluir los niveles mentales no conscientes en el trabajo de exploración que hayamos de realizar en la búsqueda de nuestro auto-conocimiento.
Las superficies con que se representan las áreas en el gráfico que antecede corresponden a la estimación de una proporcionalidad media representativa del común de las personas.
Por lo tanto, el tamaño de las áreas de una Ventana de Johari “personal” variará de acuerdo con las características del individuo concreto que se represente y se modificarán conforme los avances o retrocesos que éste experimente en su auto-conocimiento.

El análisis del gráfico de la Ventana de Johari hace evidente la necesidad de interrogarse y reflexionar sobre una serie de temas trascendentes para el conocimiento personal. Entre los cuáles, a mero título ilustrativo, incluyo los siguientes:
 1°) ¿Cuáles son las características de mi personalidad agrupadas en mi Área Libre? ¿Esos datos son confiables? ¿Expresan realmente mi personalidad o mi yo se reveló y a mis espaldas me entregó una imagen adulterada de mí mismo? ¿Usé métodos de autoconocimiento eficientes o simplemente creo poseer una personalidad que no se compadece con mi desempeño en la vida?
2°) ¿Qué facetas de mi personalidad oculto? ¿Cuáles son las causas que hacen que las esconda? ¿Estoy en condiciones de realizar mejoras personales que me permitan reducir mi zona oculta?
3°) ¿Debo suponer que llegué a esta etapa de mi vida con un Área Ciega en mi personalidad? ¿Por qué? ¿Me ocupé de averiguar qué métodos de auto-conocimiento me permitirán reducirla a su mínima expresión?
4°) ¿Tengo plena conciencia de que es imprescindible ingresar en mi Área Desconocida (parte inconsciente) para poder avanzar en mi auto-conocimiento? ¿Sé cómo hacerlo? ¿Me he ocupado de seleccionar las mecánicas más idóneas para ésta tarea? ¿Las he puesto en práctica? ¿Con qué resultados?
5°) ¿En mi logia me han dado algún tipo de instrucción en materia de auto-conocimiento? En su caso, ¿Me ha sido útil la capacitación recibida? ¿Asumo que soy el principal responsable en el supuesto de no conocerse a mí mismo?
6°) ¿Dispongo de un plan de trabajo destinado a ampliar la superficie de mi Área Libre y aumentar la confiabilidad de su información; y, asimismo, disminuir mis Áreas Oculta, Ciega y Desconocida?

El bautismo de Jesús por San Juan Bautista[4]

III) EL ENEAGRAMA.
1°) CONCEPTO.
De acuerdo con los límites expuestos en la parte preliminar, habré de definir al Eneagrama como: <Una técnica de estudio del comportamiento humano>.
Ofrece una amplia descripción de objetivos, acciones y sentimientos que permiten a quienes utilizan el método identificar y reconocer una serie de elementos constitutivos de sus propias personalidades; algunos positivos y otros negativos. A partir de esos conocimientos resulta posible planificar el trabajo necesario para profundizar las virtudes y erradicar los vicios.
En mi opinión el Eneagrama está entre los métodos más precisos y prácticos que existen para conocernos y entender nuestras principales motivaciones y limitaciones. Y con igual efectividad se lo puede usar para conocer a las personas con las que interactuamos. Además, siempre podremos enriquecer o confrontar sus resultados con otras metodologías destinadas al estudio de la personalidad.

2°) ANTECEDENTES HISTÓRICOS[5].
El Eneagrama tiene una larga pero velada historia. Algunos sostienen que se originó en Medio Oriente hace unos 2500 años y que ingresó en la cultura occidental a través de las Escuelas de Ivánovich Gurdjíeff (1872-1949), quien trabajó con sufíes y otras tradiciones esotéricas de oriente.
Al polémico <maestro> Gurdjíeff se le sumaron en la difusión de sus ideas el escritor y filósofo ruso Piotr Demiánovich Ouspensky (1878-1947), quien conoció a aquél en Rusia alrededor de 1915, y más tarde el erudito ruso Boris Mouravieff (1890-1966)
Luego los estudios alcanzados fueron continuados por Oscar Ichazo (1931) maestro boliviano dedicado a la práctica del Yoga y del Zen y fundador del Instituto Arica.
El interés de Ichazo por este método comenzó a mediados del siglo pasado cuando heredó de su abuelo una biblioteca en la que descubrió algunos libros con la técnica del Eneagrama. Esas obras lo impulsaron a hacer varios viajes por oriente. En el año 1971 creó en Chile el Instituto Arica, desde el cual enseñó el Eneagrama a sus alumnos. Posteriormente fundó otro instituto Arica en Estados Unidos, con el que atrajo la atención de algunos miembros del Instituto Esalen, entre los que se encontraba Claudio Naranjo (1932) psiquiatra chileno que dentro de su conocida labor profesional escribió tres libros sobre el Eneagrama.
Al final el Eneagrama fue mundialmente conocido a partir de la aparición del libro The Enneagram de Helen Palmer en 1988. También fueron importantes en su difusión Don Richard Risso, Russ Hudson y Robert Ochs.

3°) LOS TIPOS DE PERSONALIDAD DESCRIPTOS.[6]
En este apartado encontrarán las descripciones de la personalidad que contiene el Eneagrama y en el apartado siguiente efectúo algunas recomendaciones para utilizar este método con eficiencia.
EL ENEAGRAMALOS NUEVE TIPOS BÁSICOS DE PERSONALIDAD

1
TIPO  DE PERSONALIDAD UNO: EL REFORMADOR.
Es el tipo racional, idealista, de sólidos principios, determinado, controlado y perfeccionista.
Miedo básico: Ser “malo”, defectuoso, perverso, corrupto.
Deseo básico: Ser “bueno”, equilibrado, íntegro.
Motivaciones clave: Desean hacer lo correcto, esforzarse y mejorar todas las cosas, ser constantes con sus ideales, justificarse a sí mismos, estar más allá de las críticas para no ser condenados por nadie.
Perfil resumido del “Reformador” o Tipo de Personalidad Uno.
Sanos: Los “Reformadores” (1) sanos son escrupulosos y poseen un profundo sentido del bien y del mal así como valores morales muy sólidos. Son racionales, razonables, auto-disciplinados y moderados. Éticos en extremo: la verdad y la justicia son valores fundamentales. La integridad y la rectitud los convierten en sobresalientes maestros morales. En su mejor estado: Se vuelven extraordinariamente sabios y juiciosos. Al aceptar las cosas como son, adquieren un sentido increíble de la realidad y saben qué hacer en cada situación. Humanos, inspiradores y tolerantes: la verdad será escuchada.
Promedio: Los “Reformadores” (1) promedio no están satisfechos con la realidad y empiezan a sentir que ellos deben mejorar las cosas a su alrededor; son defensores, críticos e idealistas.Buscan razones a todo y explican a los demás cómo deben ser las cosas. Tienen miedo de cometer errores; todo debe ser consecuente con sus ideales. Son ordenados, pulcros, metódicos, bien organizados, lógicos, detallistas, aunque muy rígidos.Con frecuencia tienden a trabajar compulsivamente. Son muy puntuales, pedantes y un tanto fastidiosos.Llegan a ser muy críticos de sí mismos y de los demás; son melindrosos, perfeccionistas y juzgan todo. Siempre tienen una opinión acerca de todo; corrigen y fastidian a los demás para que hagan lo que, según ellos, es “lo correcto”.Son impacientes y nunca están satisfechos con nada a menos que se hagan las cosas como ellos las ordenen. Generan juicios morales todo el tiempo; se enojan con indignación, son regañones y represores.
Malsanos: Los “Reformadores” (1) Malsanos pueden llegar a ser muy dogmáticos, moralistas, intolerante e inflexibles.Empiezan a ver las cosas con base en absolutos: Ellos tienen la verdad; todos los demás están equivocados.Pueden llegar a ser muy severos en sus juicios al mismo tiempo que racionalizan todos sus actos. Se vuelven obsesivos con las imperfecciones y los errores de los demás; sin embargo, pueden caer en contradicciones al hacer lo contrario de lo que predican.Condenan a los demás y pueden ser crueles y punitivos para deshacerse de los que ellos consideran “malhechores”.Llegan a caer en depresiones severas, crisis nerviosas y existe la posibilidad de intento de suicidio.

2
TIPO  DE PERSONALIDAD DOS: EL AYUDADOR.
Es el tipo interpersonal. Preocupado por los demás: generoso, demostrativo, complaciente y posesivo.
Miedo básico: No ser amado ni deseado.
Deseo básico: Sentirse amado.
Motivaciones clave: Quieren ser amados, expresar sus sentimientos hacia los demás, ser necesitados y apreciados, que la gente les responda para que de esta manera puedan justificar los reclamos que tienen sobre sí mismos.

Perfilresumido del “Ayudador” o Tipo de Personalidad Dos.
Sanos: Los “Ayudadores” (2) sanos son capaces de mostrar empatía, son compasivos y manifiestan una gran sensibilidad con y por los demás. Se ponen en lugar de otros; son muy cariñosos y se preocupan por las necesidades ajenas. Son sinceros, afectuosos, condescendientes y atentos; desempeñan un rol paternal que les permite ver lo bueno en los demás. El servicio es importante, sin embargo, también consideran esencial cuidar de sí mismos; asimismo, son muy entregados, dadivosos y serviciales; son personas extremadamente amorosas. En su mejor estado: Son profundamente desinteresados, desprendidos y altruistas; ofrecen amor incondicional sin expectativas de retribución. Sienten que es un privilegio estar en la vida de los demás.
Promedio: Los “Ayudadores” (2) promedio desean estar cerca de los demás para poder complacerlos y de tal manera se vuelven muy amistosos, capaces de demostrar sus emociones, efusivos y llenos de “buenas intenciones” respecto a todo. El “amor” es su valor supremo y hablan todo el tiempo de él. Llegan a ser excesivamente íntimos, demasiado solícitos e intrusos: necesitan ser necesitados por lo que interfieren demasiado en la vida de los demás con el pretexto de ser un “amigo cariñoso”. Desean que las personas dependan de ellos; cuando dan algo, esperan siempre algo a cambio y con frecuencia mandan dobles mensajes. Cada vez más engreídos y presumidos, se sienten indispensables (mientras sobrestiman lo que hacen por todo el mundo) y sienten que todos los demás les deben por lo que han recibido.Navegan por el mundo con aires de superioridad y se tornan arrogantes y despóticos. Esperan que todo el tiempo se les agradezca y se les honre por su bondad. Pueden convertirse en hipocondríacos o desempeñar el papel de mártires debido a sus buenas obras a favor de los demás.
Malsanos: Al sentirse poco apreciados, los tipo “Ayudadores” (2) malsanos se resienten y se quejan con amargura. Se engañan en extremo respecto a sus motivos y a sus actitudes agresivas y egocéntricas. Son individuos manipuladores que funcionan sólo en beneficio propio destruyendo con alevosía a la gente y explotando su culpa y sus debilidades.Comienzan a hacer observaciones despectivas y humillantes; poco a poco se vuelven coercitivos y dominantes; sienten que tienen derecho a obtener cualquier cosa que deseen: el pago de viejas deudas, dinero, favores especiales.Son capaces de racionalizar y justificar cualquier cosa que hagan ya que se sienten víctimas y objeto de abuso por la ingratitud de los demás.La somatización de sus agresiones da como resultado problemas crónicos de salud puesto que los tipo Dos Malsanos se justifican cuando se ‘derrumban y los demás se hacen cargo de ellos.

3
TIPO  DE PERSONALIDAD TRES: EL TRIUNFADOR.
Es el tipo pragmático, orientado al éxito, adaptable, sobresaliente, ambicioso y consciente de su imagen.
Miedo básico: No valer, no tener ningún valor aparte de sus logros.
Deseo básico: Sentirse valioso, aceptado y deseable.
Motivaciones clave: Quieren reafirmarse, distinguirse de los demás, ser el centro de atención, ser admirados e impresionar a la gente.

Perfilresumido del “triunfador” o Tipo de Personalidad Tres.
Sanos: Los “Triunfadores” (3) sanos son seguros de sí mismos, se sienten deseables y gozan de una alta autoestima; creen en ellos mismos y en su propio valor. Adaptables, energéticos, a menudo atractivos, encantadores y populares. Ambiciosos para perfeccionarse y para ser los mejores. Con frecuencia sobresalen en algún aspecto y son verdaderamente admirables; un ideal humano que encarna cualidades muy respetadas.Los demás quieren ser como ellos e imitar sus logros. Buenos comunicadores, motivadores y promotores; saben cómo presentar algo en forma aceptable y atractiva. En su mejor estado: Se aceptan a sí mismos, se guían por normas propias, llegan a ser genuinos y auténticos; son todo lo que parecen ser. Modestos y caritativos. Tienen un sentido del humor especial así como un gran corazón. Son gente noble, amable y considerada.
Promedio: Los “Triunfadores” (3) promedio se preocupan de manera competitiva por mostrarse superiores a los demás: Se comparan con otros en busca de éxito, estatus y prestigio. Son escaladores sociales para quienes es importante la exclusividad, la carrera y el hecho de ser un “triunfador”.Pragmáticos, eficientes y orientados a metas; sin embargo, también son calculadores y pierden contacto con sus sentimientos bajo la apariencia de ser fríos.Se vuelven conscientes de su imagen y están muy preocupados por la forma en que los demás los perciben, por proyectar la imagen adecuada, por decir lo correcto y por presentarse según las expectativas.Se convierten en camaleones según el contexto al que se enfrenten. Surgen problemas con el compromiso, con la intimidad así como con la deshonestidad y la falsedad. Desean impresionar a los demás con sus aires de grandeza siempre tratando de aparentar ser mejores de lo que realmente son. Narcisistas y pretenciosos; se sienten especiales, llenos de amor propio inflado y con expectativas grandiosas respecto a sí mismos y a su potencial. Son arrogantes y exhibicionistas, como si estuvieran diciendo: ¡Mírenme! a medida que despiden hostilidad y desprecio por los demás.
Malsanos: Los “Triunfadores” (3) malsanos temen al fracaso y a la humillación. Pueden llegar a ser explotadores y oportunistas y van a hacer lo que sea para mantenerse arriba, incluso a costa de los demás.Pueden llegar a ser viles, inmorales, mentirosos patológicos y pueden aprovecharse de las demás personas de cualquier modo posible.Llenos de celos, sabotean y traicionan con malicia a la gente apuñalando por la espalda a amigos y colegas y arruinando reputaciones así como relaciones por la sensación de triunfo que ello les brinda.Por último, se tornan vengativos y sádicos, siempre con la intención de arruinar a los demás. Tendencias violentas y sicópatas con posibles tendencias asesinas.

4
TIPO  DE PERSONALIDAD CUATRO: EL INDIVIDUALISTA.
Es el tipo sensible, reservado, expresivo, dramático, ensimismado yTemperamental.
Miedo básico: No tener identidad ni importancia personal.
Deseo básico: Conocerse a sí mismo y descubrir su importancia; crearse una identidad.
Motivaciones clave: Desean expresarse así como tener la oportunidad de afirmar su individualidad. Quieren crear y rodearse de cosas bellas; también mantener ciertos estados de ánimo y ciertos sentimientos.Desean ser capaces de abstraerse para proteger su autoimagen, cuidar las necesidades emocionales antes que cualquier otra cosa.Necesitan atraer a un “salvador”.

Perfilresumido del “Individualista” o Tipo de Personalidad Cuatro.
Sanos: Los “Individualistas” (4) sanos son individuos introspectivos, conscientes de sí mismos, eternos buscadores de su “ser interior” que siempre están en contacto con sus sentimientos e impulsos internos.Son sensibles e intuitivos respecto a sí mismos y a los demás así como compasivos, atinados, discretos y respetuosos.Tienden a ser auto-expresivos, muy personales, individualistas, siempre fieles a sí mismos, emocionalmente honestos y auténticos. Tienen una visión irónica de la vida y de sí mismos; pueden ser serios y graciosos, vulnerables y fuertes en su interior. En su mejor estado: Son muy creativos en lo que respecta a la expresión personal y universal; es posible que esta creatividad se manifieste en una obra de arte. A nivel personal se vuelven regeneradores y auto-renovadores. Tienen una cualidad auto-creativa capaz de transformar sus experiencias en algo valioso.
Promedio: Los “Individualistas” (4) promedio dan una orientación artística, estética y romántica a la vida revelando sentimientos personales a través de algo hermoso. Intensifican la realidad mediante la fantasía, la imaginación y los sentimientos apasionados. Para estar en contacto con los sentimientos, interiorizan todo y toman todo de manera personal; sin embargo, se vuelven hipersensibles, introvertidos, tímidos, ensimismados y malhumorados, incapaces de ser espontáneos o de “salirse de sí mismos”. Se mantienen al margen para proteger su auto-imagen y para “ganar tiempo” para así poder ordenar sus sentimientos. Poco a poco empiezan a sentir que son diferentes a los demás y sienten que no pueden ser felices como todas las demás personas. La autocompasión y la envidia los conduce a distintas clases de auto-indulgencia, a convertirse en seres decadentes y a revolcarse en un mundo de sueños, ilusiones y expectativas poco realistas. Asimismo, se vuelven poco prácticos, improductivos, ineficaces y muestran actitudes rebuscadas.
Malsanos: Cuando sus sueños fracasan, los “Individualistas” (4) se enfurecen consigo mismos, se deprimen, se avergüenzan de ellos mismos y se aíslan de los demás debido a Auto-inhibiciones así como a parálisis emocionales. Cargan con una profunda fatiga así como con serios desórdenes mentales; emocionalmente están “bloqueados” y son incapaces de trabajar o funcionar; desarrollan un abismal sentido de futilidad e insensatez. Agobiados por un auto-desprecio delirante, odio a sí mismos, auto-reproches, pensamientos morbosos y atormentados por sus fracasos, todo se convierte en una fuente de autoacusaciones dañinas. Al sentirse inútiles y desesperanzados, se afligen mucho y se autodestruyen. Es posible que abusen del alcohol o de las drogas. En casos extremos, es probable un colapso emocional e incluso el suicidio.

5TIPO DE PERSONALIDAD CINCO: EL INVESTIGADOR.
Es el tipo cerebral, penetrante, perceptivo, innovador, reservado y aislado.
Miedo básico: Ser impotente, inútil o incapaz
Deseo básico: Ser capaz y competente.
Motivaciones clave: Desean obtener conocimiento, entender las cosas que les rodea, descifrar todo como mecanismo de defensa contra las amenazas del entorno.

Perfil resumido del “Investigador” o Tipo de Personalidad Cinco.
Sanos: Los “Investigadores” (5)son capaces de observar todo con extraordinaria perceptividad e introvisión. Son mentalmente alertas y curiosos; siempre en busca de la inteligencia.Formulan preguntas adecuadas al mismo tiempo que utilizan percepciones insólitas. Son capaces de concentrarse, de enfocarse en lo que ha llamado su atención y de prever y predecir el probable desenlace de alguna cadena de eventos. Les encanta aprender; les entusiasma poseer conocimientos y a menudo se convierte en expertos en algún campo.Son pensadores independientes, innovadores e inventivos. Pueden desarrollar ideas muy valiosas y originales. En su mejor estado: se vuelven visionarios que comprenden el mundo en toda su extensión y logran penetrarlo con profundidad.Son de amplio criterio, imparciales, capaces de observar las cosas en su totalidad, en su verdadero contexto. Es posible que realicen descubrimientos pioneros y que encuentren nuevas maneras de hacer y de percibir las cosas.
Promedio: Los “Investigadores” (5)  Promedio se especializan, se tornan analíticos, examinan todo el tiempo las cosas en forma intelectual. Se involucran en investigaciones y estudios académicos; reúnen datos empíricos y elaboran teorías.A medida que especulan sobre ideas muy complejas y abstractas, se desapegan cada vez más y se preocupan por las interpretaciones antes que por los hechos reales. Están interesados en temas poco convencionales y esotéricos, incluso en cosas que pueden parecer obscuras y subterráneas.Se convierten en “mentes incorpóreas” aunque muy tensos y con una aguda agresividad como una defensa contra el hecho de verse emocionalmente involucrados.Toman posturas antagonistas hacia cualquier cosa que pudiera interferir con su mundo interior o con su visión personal de la cosas. Son provocadores y abrasivos. Tienen puntos de vista con la intención de ser radicales y exagerados. Son cínicos y sujetos a controversia.
Malsanos: Al rechazar y repeler todos los vínculos sociales, los “Investigadores” (5) Malsanos se recluyen y se aíslan de la gente y de la realidad volviéndose cada vez más reservados, extraños, excéntricos y mentalmente inestables. Hostiles en extremo así como vituperiosos, pero temerosos de las agresiones de los demás, se ponen cada vez más recelosos. Se obsesionan y se atemorizan con sus propias ideas que parecen amenazarlos; se vuelven paranoicos y experimentan distorsiones grotescas, fobias y alucinaciones.Por último, pierden el contacto con la realidad y existe la posibilidad de locura con tendencias esquizofrénicas.

6
TIPO DE PERSONALIDAD SEIS: EL LEAL
Es el tipo comprometido, orientado a la seguridad, encantador, responsable, nervioso y desconfiado.
Miedo básico: No tener apoyo ni orientación.
Deseo básico: Encontrar seguridad y apoyo.
Motivaciones clave: Quieren tener seguridad, sentirse apoyados por los demás, tener certidumbre y tranquilidad, probar las actitudes de las personas hacia ellos, luchar contra la ansiedad y la inseguridad.

Perfil resumido del “leal” o Tipo de Personalidad Seis.
Sanos: Los “Leales” (6) sanos son capaces de obtener intensas respuestas emocionales de los demás; son cautivadores, simpáticos, graciosos, amistosos y juguetones.La confianza es muy importante al igual que el hecho de vincularse con los demás y establecer relaciones permanentes. Se comprometen y son leales con las personas con quienes se han identificado.Responden a los demás siendo cooperadores, confiables, responsables, trabajadores, leales y cumplidores. En su mejor estado: Llegan a ser asertivos, confían en ellos mismos y en los demás, independientes aunque simbióticamente interdependientes.La fe en sí mismos los lleva a tener una actitud positiva y a manifestar valentía, liderazgo, riqueza de creatividad y autoexpresión.
Promedio: Los “Leales” (6) promedio empiezan a invertir su tiempo y energía en lo que ellos creen que les proporcionará seguridad y estabilidad.Son ambivalentes y reaccionan contra la autoridad a través de conductas pasivo-agresivas que mandan señales contradictorias y confusas. La ambivalencia hace que los tipo Seis vacilen y reaccionen de manera imprevisible. Actúan con evasión, indecisión y cautela respecto a todo.A medida que aumentan las tensiones, se vuelven gruñones, negativos y tienden a mandar señales contradictorias. Para superar las dudas y las angustias, se tornan sarcásticos y reaccionarios; adoptan una actitud recia y rebelde para compensar sus crecientes inseguridades.Se vuelven beligerantes y reaccionan con agresión a las aparentes amenazas a su seguridad. Pueden ser muy parciales y defienden a grupos excluyentes. Se vuelven ruines e intolerantes, convirtiendo a los demás en chivos expiatorios y atacando a cualquiera que parezca amenazarlos como una forma de acallar sus temores e inseguridades.
Malsanos: Al temer la condena y el rechazo por parte de la figura de la autoridad, los “Leales” (6) malsanos se sienten inseguros en exceso y se vuelven dependientes y auto-menospreciativos con agudos sentimientos de inferioridad. Tienen una autoimagen disminuida y se deprimen; se sienten cobardes, inútiles, incompetentes y atormentados por temores.Sobre-reaccionan a todo, exageran los problemas y es posible que sus actos irracionales, en efecto, causen justamente aquello que temen.En extremo angustiados, se sienten perseguidos y atacados por los demás. Para liberarse de la angustia, el abandono y las consecuencias de sus actos, se rebajan y se humillan ante la figura de autoridad para poder ser rescatados. Como patología, se presenta una conducta auto-castigadora y masoquista.Es posible que se presenten problemas de alcoholismo, abuso de estupefacientes y pueden llegar al suicidio.

7TIPO DE PERSONALIDAD SIETE.EL ENTUSIASTA.
El entusiasta es el tipo activo, divertido, espontáneo, versátil, ambicioso y disperso.
Miedo básico: Verse despojado de todo y atrapado en el sufrimiento.
Deseo básico: Estar feliz y contento, encontrar satisfacción.
Motivaciones clave: Desean mantener su libertad y felicidad, evitar perderse cualquier experiencia que valga la pena, mantenerse motivados y ocupados, rechazar y rehuir del dolor.

Perfil resumido del “Entusiasta” o Tipo de Personalidad Siete.
Sanos: Los “Entusiastas” (7) sanos llegan a ser muy sensibles, excitables y entusiastas respecto a cualquier tipo de experiencia. Son extrovertidos, orientados hacia el mundo real de las cosas y sensaciones; son espontáneos y se regocijan con todo. Cada estímulo produce una respuesta inmediata y todo les parece excitante y vigorizador.Son alegres, vivaces, estimulantes, flexibles y animosos. Se convierten en realizadores versados y en individuos con aptitudes y conocimientos variados que hacen bien muchas cosas distintas.Poseen una gran cantidad de talentos y están dotados con capacidades virtuosas así como destrezas prodigiosas.Son prácticos, productivos, prolíficos, versátiles y abarcan numerosas áreas de interés. En su mejor estado: Los “Entusiastas” (7) asimilan a fondo las experiencias y se convierten en individuos reconocidos y agradecidos, cautivados por las maravillas de la vida. Son positivos, optimistas, alegres y se sienten extasiados. Comienzan a tener indicios de una vida más allá de lo físico y experimentan un profundo sentido de las bondades de la vida.
Promedio: A medida que sus apetitos aumentan, los “Entusiastas” (7)  promedio desean experimentar con más cosas y tener una variedad más amplia de vivencias, convirtiéndose, de esta manera, en consumidores ávidos, materialistas codiciosos, individuos mundanos extasiados por las cosas del mundo, conocedores, “establecedores de modas” y buscadores de sensaciones nuevas.Se vuelven incapaces de decirse no, de negarse cualquier cosa. Hiperactivos, se lanzan en una actividad constante, haciendo y diciendo cualquier cosa que se les ocurra. Temen aburrirse y tratan de aumentar su estímulo y excitación manteniéndose en constante movimiento y distrayéndose con algo entretenido y nuevo, aunque hagan demasiadas cosas. Corren el riesgo de volverse superficiales, sin inhibiciones, volátiles, ostentosos, extravagantes. Sienten que nada los satisface, así que se vuelven inmoderados y desmedidos. Llegan a ser egocéntricos, egoístas, exigentes e impacientes. Insensibles con los demás, pueden llegar a ser groseros, descorteses. Tienen tendencias adictivas.
Malsanos: Los “Entusiastas” (7) se frustran con mucha facilidad y son ofensivos y abusivos a medida que exigen cualquier cosa que deseen para mantenerse ocupados y distraídos. Se vuelven escapistas infantiles, impulsivos e insultantes y pueden caer en ataques de ira y en pataletas. Tienen serios problemas para controlarse. Las adicciones al alcohol, las drogas y otros excesos aumentan a medida que se convierten en individuos disipados, libertinos, pervertidos y depravados. Antes de manejar la angustia, expresan los impulsos en conductas sin inhibiciones; se descontrolan y son víctimas de cambios anímicos caprichosamente erráticos, volátiles y de actos compulsivos. Participan en locas parrandas de diversos tipos, como si no hubiera límite para ellos. Huyen de sí mismos y son objeto de súbitos ataques de pánico, depresión profunda y desesperación.

8TIPO DE PERSONALIDAD OCHO: EL DESAFIADOR.
El Desafiador es el tipo poderoso, dominante, seguro de sí mismo, decidido, voluntarioso y retador.
Miedo básico: Ser herido o dominado por otros.
Deseo básico: Protegerse, tener el control de su propia vida y de su destino.
Motivaciones clave: Desean tener confianza en sí mismos, probar su fuerza y resistir la debilidad, ser importantes en su mundo, dominar lo que les rodea y tener el control de todas las situaciones.

Perfil resumido del “Desafiante” o Tipo de Personalidad Ocho.
Sanos: Los “Desafiantes” (8) sanos son asertivos, confiados en sí mismos y fuertes. Han aprendido a luchar para conseguir lo que necesitan y desean. Están orientados a la acción; tienen una actitud de “puedo hacerlo” y cuentan con una gran motivación interna. Les encantan los desafíos y son hábiles para iniciar proyectos; toman la iniciativa y hacen que las cosas ocurran.Son líderes naturales que los demás respetan y a quienes acuden en busca de orientación. Decididos, autoritarios y dominantes, los tipo Ocho sanos se ganan el respeto a través de ser honorables y utilizan el poder en forma constructiva defendiendo y protegiendo a la gente, actuando como proveedores, auspiciadores y promotores de causas nobles y empresas valiosas. En su mejor estado: Se vuelven moderados, magnánimos, misericordiosos y tolerantes. Son capaces de dominarse a través de auto-doblegarse ante una autoridad. Valientes, deseosos de ponerse en peligro para obtener lo que buscan y causar una influencia duradera. Pueden ser heroicos e históricamente grandiosos.
Promedio: A las personas clasificadas como “Desafiantes” (8) promedio les preocupa llegar a ser autosuficiente así como independientes a nivel económico. Son “individualistas recios”, pragmáticos, emprendedores, trabajadores y muy audaces; les encantan las aventuras y correr riesgos para ponerse a prueba y reafirmarse.Empiezan a querer dominar todo el ambiente (incluso a la demás gente) y se vuelven enérgicos, agresivos, orgullosos, egocéntricos y expansivos: Se convierten en “el jefe” cuya palabra es ley. Imponen su voluntad y visión en todo y no ven a los demás como sus iguales ni los tratan con respeto. Sienten que deben salirse con la suya y se vuelven confrontadores, beligerantes, amedrentadores y desafiantes al mismo tiempo que tienden a crear relaciones antagónicas.Todo lo convierten en una prueba de voluntad y nunca ceden. Utilizan amenazas y represalias para que los demás les obedezcan, para mantenerlos en desequilibrio y con una sensación de impotencia. Sin embargo, el trato injusto hace que los demás tengan resentimientos y existe la posibilidad de que se agrupen en contra de ellos.
Malsanos: Los Desafiantes (8) malsanos se aferran a su poder y quieren prevalecer con el control sin importar el costo. Se vuelven totalmente crueles, violentos, inmorales y despiadados, dictatoriales y opresivos. No admiten la culpa, ni el temor ni cualquier otro sentimiento humano. Comienzan a desarrollar ideas delirantes acerca de sí mismos y se sienten omnipotentes, invencibles e invulnerables. Cada vez se vuelven más temerarios y si sienten que están en peligro, pueden destruir con crueldad a todo aquel que no haya acatado su voluntad. Vengativos, salvajes, con tendencias asesinas y psicópatas.

9TIPO DE PERSONALIDAD NUEVE: EL PACIFICADOR.
El pacificador es el tipo indolente, modesto, receptivo, tranquilizador, agradable y satisfecho.
Miedo básico: De pérdida y separación
Deseo básico: Mantener la estabilidad interior y la paz mental.
Motivaciones clave: Desean crear armonía a su alrededor, evitar conflictos y tensiones, mantener las cosas como son, resistirse a cualquier cosa que los pueda molestar o incomodar.
Perfil resumido del “Pacificador” o Tipo de Personalidad Nueve.
Sanos: Los Pacificadores sanos (9) son muy receptivos, abiertos, poco cohibidos, emocionalmente estables y serenos. Aceptan su entorno. Confían en sí mismos y en los demás. Son relajados y están en armonía con la vida; pacientes, modestos, inocentes, sencillos y en verdad agradables.Se tornan optimistas, reforzadores, bondadosos, apoyadores; hacen que la gente se sienta cómoda y tienen una influencia sedante, sanadora; armonizan a los grupos y unen a las personas.Buenos mediadores, confortadores y protectores. Tienen una enorme dignidad, profunda serenidad y verdadera paz que provienen de la aceptación de su condición humana. En su mejor estado: Se vuelven dueños de sí mismos y tienen una gran ecuanimidad y genuina satisfacción. Se sienten autónomos y realizados, paradójicamente unidos consigo mismos pero capaces de establecer relaciones más profundas. Están alertas, despiertos así como conectados con ellos mismos y con los demás.
Promedio: Los Pacificadores (9) promedio se vuelven humildes; se acomodan y aprueban demasiado a los demás. Son dóciles, adaptables y conciliadores de manera excesiva; aceptan –con ingenuidad y sin condición– las expectativas convencionales; se subordinan al otro, lo idealizan y viven a través él. Son conservadores y temerosos a los cambios, trastornos y presiones de cualquier tipo. Son pasivos, indiferentes y complacientes; se alejan de los conflictos y evaden los problemas.Son perezosos, emocionalmente indolentes, no tienen ninguna disposición al esfuerzo o al enfoque de problemas; muestran una enorme indiferencia y esperan hasta que los problemas desaparecen solos.Empiezan a “desintonizarse” de la realidad y se olvidan de lo que no quieren ver. Si los problemas no desaparecen, los pacificadores, empiezan a minimizarlos para apaciguar a los demás y para tener ‘paz a cualquier precio”. Son estoicos, fatalistas y resignados como si no pudieran hacer nada para cambiar las cosas. Tienen poco criterio y los demás se sienten frustrados y enojados por su falta de responsabilidad y por su apatía.
Malsanos: Los Pacificadores (9) malsanos pueden reprimirse muchísimo y entonces se produce un desarrollo personal inadecuado.Se convierten en  individuos desvalidos e incapaces. Se vuelven obstinados y niegan con terquedad la existencia de problemas y conflictos.
Son seriamente negligentes e irresponsables y pueden ser peligrosos para cualquier persona que los necesite. Si los problemas persisten, se disocian de cualquier cosa amenazante de modo que a la larga no pueden funcionar y se convierten en individuos muy desorientados, despersonalizados, catatónicos[7] e inmovilizados. Existe la posibilidad de colapso emocional y de fragmentación de la personalidad.

IV) UN MODO EFICIENTE DE UTILIZAR EL ENEAGRAMA.
Hay cinco requisitos ineludibles para aprovechar las virtudes de este eficiente método de auto-conocimiento:
1°) Estar convencidos de querer realizar un apasionante viaje por el tiempo (lo vivido, la actualidad y los proyectos) y por el espacio (nuestra interioridad), a sabiendas que luego de concluirlo ya no seremos los mismos.
2°) Tener un deseo verdadero e irrenunciable de alcanzar el auto-conocimiento, porque a poco que comencemos a indagar en nuestro interior comenzarán a surgir un cúmulo de miserias personales que serán difíciles de aceptar.
3°) Asumir un completo compromiso con la labor que habremos de encarar, dado que nos insumirá una cantidad considerable de tiempo y de esfuerzo.
4°) Otorgarle preminencia al análisis de todos aquellos acontecimientos y situaciones que hayan sido importantes en nuestra vida (o hubieran debido ser), porque en ellos es donde las personas tienden a sacar lo mejor y lo peor de sí mismas. Ahí es donde sus comportamientos los expone tal cual son.
5°) Actuar de manera ordenada, imprimiéndole un manejo sistemático a la información colectada.
LOS PASOS A SEGUIR:
PRIMER PASO: Leer los nueve tipos de personalidad descriptos en el Eneagrama a fin de familiarizarse con el sistema.
SEGUNDO PASO: Confeccionar en nuestro ordenador (o en papel si fuere necesario) la planilla en la que habrán de volcarse los datos obtenidos. El esquema de esta planilla deberá ser el mismo que el usado en el Eneagrama: <Miedo Básico>, <Deseo Básico>, <Motivaciones Claves> y <Descripciones de la Personalidad, diferenciadas en Sana, Promedio y Malsana>.
TERCER PASO: Confrontar cuidadosamente las descripciones efectuadas en cada uno de los tipos del Eneagrama con nuestras conductas, motivaciones, pensamientos, sentimientos, emociones y pasiones.
CUARTO PASO: Registrar en la planilla las características descriptas en el Eneagrama que coincidan con los rasgos de nuestra personalidad. Cada dato que se incorpore en las distintas categorías se deberá identificar con el número de tipo al que pertenezca. Ejemplo: Miedo básico: Fracasar, ser humillado (T3). Carecer de importancia personal (T4). Ser herido o dominado por otros (T8).
QUINTO PASO: En su caso, consignar las facetas de la personalidad que no figuren en las descripciones de los 9 tipos que ofrece el Eneagrama, identificándolas genéricamente como Tipo Diez (T 10).
SEXTO PASO: En otra planilla confeccionada con idéntico esquema a la anterior, asentar de forma discriminada los rasgos de la personalidad que se consideren positivos de los que se reputen negativos. Quedarán así separadas las particularidades del carácter que se deseen conservar o profundizar de las que se quieran moderar o cambiar. Hacer otro tanto con los miedos y los deseos básicos y las motivaciones claves.
SÉPTIMO PASO: Elaborar un plan de trabajo personalizado destinado a incrementar las fortalezas disponibles y superar las falencias detectadas. Habrá que tener especial cuidado para no generar contradicciones en nuestra personalidad ni imponernos tareas que pongan en riesgo nuestros puntos altos. Básicamente deberemos tratar de potenciar nuestras virtudes, incorporar otras y eliminar los defectos reconocidos, haciendo foco en aquellos vicios que más perjudican el crecimiento moral y espiritualmente.
El séptimo paso excede el proceso de auto-conocimiento, perteneciendo a la siguiente etapa de mejora personal. No obstante lo incluí a título ilustrativo con la intención de remarcar el sentido práctico que tiene el uso del Eneagrama.
Por último, en cuanto al resultado que se obtenga, es importante tener en cuenta que habitualmente la personalidad concreta que se estudie se identificará con alguno de los nueve tipos descriptos y mostrará sus particularidades con la aparición de rasgos pertenecientes a otros tipos. (Bien se dice que no hay dos personas exactamente iguales).

V) EPÍLOGO.
Deseo concluir esta plancha enfatizando que no basta con tomar conciencia de la importancia que tiene el auto-conocimiento en la ruta de la mejora personal. Es imprescindible llegar a un efectivo y elevado grado de conocimiento de nuestro ser y de nuestra personalidad, que nos permita trabajar de manera eficiente en la búsqueda de nuestra regeneración.
Deberemos operar en las tres dimensiones de la persona (Cuerpo, Alma y Espíritu). Y, específicamente, ocuparnos de desarrollar las virtudes naturales, entendiendo por tales las virtudes cardinales (Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza) y la larga lista de virtudes en ellas contenidas. Asimismo, enfocarnos en el crecimiento de las virtudes teologales (Fe, Esperanza y Caridad); estas últimas decisivas y distintivas en la práctica del verdadero Arte Real. También tendremos que dirigir nuestros esfuerzos para superar los vicios de nuestra personalidad.
Y jamás habremos de perder de vista que cuantos más medios pone el G.·.A.·.D.·.U.·. a nuestro alcance y más dones nos regala más exigente será con nosotros. Sin dudas, estar reflexionando sobre estos temas es un indicador de que el Altísimo a la hora de juzgar nuestra conducta nos pedirá cuentas del uso que hayamos hecho de las oportunidades que nos brindó.
Por todo lo expuesto, será esencial que:
A) Obremos con la responsabilidad y el rigor técnico que distingue a los  verdaderos masones. Diferenciémonos con nitidez de los masones sociales y de los “hermanos” por conveniencia, que con sus conductas profanas y oportunistas terminan mundanizando la actividad masónica. (Y atención con este asunto porque mundanizar la masonería equivale a destruirla).
B) Trabajemos AL.·.G.·.D.·.G.·.A.·.D.·.U.·.  e invoquemos su guía y protección, con la humildad de quienes saben que sólo por sus medios nada conseguirán.
Sobre esos dos presupuestos podremos aspirar a desbastar nuestra piedra bruta con posibilidades de convertir nuestro templo interior en una morada digna para el Altísimo, divinizar nuestro ser al entrar en comunión con Dios y tener chances de salvar nuestra alma para la eternidad.

EN ESCUADRA CON DIOS Y LA PATRIA.

                                 Endópecles.


[1] Sorprende el que los místicos cristianos, aunque parecen estar totalmente orientados hacia Dios, insistan con tanto énfasis en la necesidad del conocimiento propio, que da la impresión de que ellos -al igual que San Agustín- lo equiparan al conocimiento de Dios. Dios y el hombre son dos polos de una misma y única experiencia. El conocimiento de sí mismo no sólo se halla al comienzo del camino, sino que acompaña al místico hasta sus “moradas” más íntimas. (Santa Teresa de Jesús).
[2] La tradición nace a partir de una historia asociada a la biografía del santo: Se cuenta que, estando en Éfeso, a Juan le ofrecieron una copa de vino envenenado. Antes de beber, bendijo la bebida y el veneno salió de la copa, en forma de un pequeño dragón verde.Hagamos lo propio con el veneno que se nos han introduciendo en los ambientes mundanos altamente manipulados en los que debemos interactuar. Conozcámonos a nosotros mismos y expulsemos nuestras impurezas.
[3] Imagen tomada de internet.
[4] Juan, Precursor, Profeta y Bautista  (Conforme el CIC).717 “Hubo un hombre, enviado por Dios, que se llamaba Juan. (Jn 1, 6). Juan fue “lleno del Espíritu Santo ya desde el seno de su madre” (Lc 1, 15. 41) por obra del mismo Cristo que la Virgen María acababa de concebir del Espíritu Santo. La “visitación” de María a Isabel se convirtió así en “visita de Dios a su pueblo” (Lc 1, 68).718 Juan es “Elías que debe venir” (Mt 17, 10-13): El fuego del Espíritu lo habita y le hace correr delante [como “precursor”] del Señor que viene. En Juan el Precursor, el Espíritu Santo culmina la obra de “preparar al Señor un pueblo bien dispuesto” (Lc 1, 17).720 En fin, con Juan Bautista, el Espíritu Santo, inaugura, prefigurándolo, lo que realizará con y en Cristo: volver a dar al hombre la “semejanza” divina. El bautismo de Juan era para el arrepentimiento, el del agua y del Espíritu será un nuevo nacimiento (cf. Jn 3, 5).
[5] El contenido de este punto es una síntesis y adaptación del material publicado en las siguientes páginas Web:http://www.oshogulaab.com/GURDJIEFF/TEXTOS/ENEAGRAMA1.htmhttp://www.profesiones.com.mx/el_eneagrama_y_su_origen.htmhttp://es.catholic.net/op/articulos/56076/cat/18/eneagrama-una-tecnica-esoterica-y-pseudocientifica.html
[6] Texto tomado de internet. He elegido la variante que me pareció más útil entre las diferentes versiones que se encuentran disponibles en la Web, por lo que cada lector podrá evaluar las distintas alternativas a su alcance si así lo creyere conveniente. De igual forma podrá recurrir a la bibliografía existente sobre el tema, cuya búsqueda y selección dejo librado a su buen criterio.
[7] CATATONIA: Síndrome esquizofrénico, con rigidez muscular y estupor mental, algunas veces acompañado de una gran excitación. Estado característico de algunas enfermedades psiquiátricas que se caracteriza por la ausencia de voluntad y de movilidad.Publicado por Endópecles 

FUENTE: http://masoneriateista.blogspot.com/2016/08/masoneria-y-auto-conocimiento-la.html

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .