Cuba: En lugar de la luz al final del túnel, más túnel

En 2003, el Comité para la Protección de los Periodistas documentó casi 30 arrestos de comunicadores independientes, durante la llamada Primavera Negra, cuando decenas de opositores y activistas políticos fueron declarados prisioneros de conciencia por Amnistía Internacional. En ese siniestro capítulo, que solo conocen unos pocos en Cuba, el gobierno aprovechó la distracción internacional con la invasión estadounidense a Irak para dar uno de los golpes más fuertes a quienes ejercían su derecho al librepensamiento.

Casi 15 años después, en el contexto de un nuevo panorama de medios, los agentes de la seguridad del estado en Cuba continúan decomisando los equipos de trabajo de los periodistas independientes y golpeando a los opositores políticos, y la Unión de Periodistas de Cuba destituyendo de sus medios oficiales a quienes desafían el orden de las cosas. Esto es: los que no se entregan a la fe ciega o los gestos hipnotizados de asentimiento.

El comunicado del CPJ (nobles intenciones mediante) pareciera mostrarnos que, en el caso cubano, están ocurriendo demasiados debates en el ciberespacio, un mundo paralelo al que la mayoría de nuestras familias, por ejemplo, le es tan ajeno como la televisión satelital o las compras online.PUBLICIDAD

Aunque su utilidad no necesita mayores explicaciones, sería un sinsentido esperar que un informe de una organización extranjera viniera a resolver los problemas de la libertad de prensa y expresión en Cuba, como esperaron muchos cubanos que resolviera Barack Obama en su visita a la isla lo que nosotros mismos no hemos sido capaces de resolver.

A estas alturas, si algo queda claro, es que el gobierno cubano ha sido suficientemente listo al “guiar” a la población en el acto de dar prioridad a las actividades más simples de la vida diaria. Y como una tétrica derivación, tan aturdido con las preocupaciones triviales (la odisea del transporte público, la odisea de la comida, la odisea del déficit habitacional y todas las demás odiseas del lento día a día en la isla) el cubano pudo haber perdido en el camino la capacidad de ser curioso, de pensar diferente, de informarse diferente, como parece haber perdido la capacidad de hacer lo que hizo, por ejemplo, el pueblo venezolano a inicios de este septiembre.

Estos son algunos de los nuevos medios en Cuba, y la visión desde la que pretenden contar la realidad en la isla:

  • Periodismo de Barrio: Organización periodística sin fines de lucro centrada en la cobertura de las afectaciones provocadas por desastres naturales en barrios cubanos.
  • 14ymedio: Somos el primer diario digital independiente hecho desde Cuba. Reportajes, artículos, noticias, cartelera cultural y más. Todo narrado por voces cubanas.
  • El Estornudo: Revista independiente de periodismo narrativo, hecha desde dentro de Cuba, desde fuera de Cuba y, de paso, sobre Cuba.
  • El Toque: Somos un equipo que cuenta historias de jóvenes toca’os, protagonistas de esta Cuba que está cambiando.
  • OnCuba Magazine: Publicación norteamericana con corresponsalía en Cuba. Su objetivo es ser puente de comunicación entre la Isla y EE. UU.
  • Vistar Magazine: Para los que piensan que la cultura cubana se mantiene en constante movimiento.

FUENTE: https://www.univision.com/noticias/internet/el-reto-es-lograr-que-el-cubano-tenga-acceso-a-la-version-no-oficial-que-circula-en-internet