Los 10 reinos espirituales en el budismo zen

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 2 enero, 2020

Los budistas hablan de los 10 reinos espirituales para referirse a diferentes estados de la mente. Cuatro de ellos corresponden a niveles evolucionados de la conciencia, mientras que los otros seis serían característicos de no evolucionados.

De acuerdo con la cosmología budista, existen 10 reinos espirituales que vienen a ser 10 estados diferentes de la mente. Esos estados hace que la mente esté sujeta a ciertos sentimientos en cada uno de ellos; en otras palabras, que determinados aspectos predominen en cada momento.

Los budistas señalan que los 10 reinos espirituales no son iguales. Hay cuatro que se consideran como estados superiores y seis que se catalogan como inferiores. Los estados superiores se caracterizan porque lo que prima es la búsqueda voluntaria, el deseo de descubrimiento y de superación.

En el caso de los estados inferiores, lo que prima es una reacción al mundo externo. Son estados de la mente que en los que la existencia está plenamente influida por el entorno. No conducen a la evolución, sino al sufrimiento. Veamos cuáles son los 10 reinos espirituales en su conjunto.

Con firmeza, entrénate para alcanzar la paz”.

-Dhammapada-

1. Aprendizaje

También se le conoce como el estado de “los que escuchan la voz”. Corresponde a quienes observan la realidad, quieren saber más de ella y están abiertos a descubrir la verdad y comprenderla.

Sin embargo, en este estado, que es uno de los 10 reinos espirituales superiores, se depende todavía de lo externo. Se busca la verdad a través de lo que captan los sentidos o lo que dicen otros.

2. Realización

Este es el segundo de los 10 reinos espirituales y se le conoce con el nombre de “los despiertos a la causa”.

Corresponde a un grado mayor de autonomía, en el que gracias a la propia observación, esfuerzo y meditación se logra tomar conciencia de la causa de las cosas. Es decir, se comprende la ley de causa y efecto, y la forma como esta se materializa.

3. Bodhisattva

La palabra Bodhisattva hace referencia al estado de la mente en el cual se alcanza la iluminación, principalmente a través de la compasión y el altruismo.

Hay un deseo genuino de liberar a las demás personas del sufrimiento y conducirlas también a la iluminación. En este estado, dar y ayudar son una fuente de felicidad y paz.

4. Budeidad, uno de los 10 reinos espirituales

La budeidad, o el estado del Buda, es el más elevado de los 10 reinos espirituales. Es también el mayor grado de nobleza y el que identifica a quienes han alcanzado un auténtico despertar.

Es un estado de paz interior absoluta, que no puede ser alterado por ninguna circunstancia externa. Se caracteriza por la sabiduría y la misericordia ilimitadas.

5. Infierno

El infierno es el estado más bajo de los 10 reinos espirituales. Corresponde a un estado de la mente en el que hay absoluta carencia de libertad.

En algunos casos, tiene que ver con el agobio total por los sufrimientos que tienen atrapado a alguien. En otros casos, está asociado con el odio y los sentimientos destructivos, que atan y asfixian a quien los experimenta.

6. Hambre

En el reino del hambre lo que priman son los deseos insatisfechos, lo cual, en cierto modo, es un pleonasmo. Si hay deseo es porque no hay satisfacción. Así, quien desea está condenado a sentirse carente.

El “hambre”, en sentido simbólico, lleva a sentirse miserable y a adoptar una conducta voraz. Si los deseos se transforman de manera creativa, aparece la voluntad de ser mejor.

7. Animalidad

Lo que caracteriza al estado de la animalidad es la obtención de satisfacciones inmediatas e irracionales.Lo que domina es el instinto o el impulso, no la razón, ni el corazón.

Los animales temen a los poderosos y abusan de los débiles. También hacen que la vida se vea como una lucha para sobrevivir, en vez de abordarla como un espacio para crecer. Si la animalidad evoluciona se transforma en lealtad y generosidad.

8. Ira

También es llamado el Reino de los Asuras y su principal característica es la competitividad. En la ira hay una tendencia a compararse con los demás, siempre con el afán o la intención de quedar por encima.

Quienes se encuentran en este estado son arrogantes con los más débiles y aduladores con los más poderosos. En este caso hay un grado de conciencia, pero esta se emplea solapadamente para lograr propósitos egoístas. Si evoluciona, lleva a la autonomía.

9. Humanidad

En este estado existe la capacidad de razonamiento y, por lo tanto, también la posibilidad de diferenciar lo correcto y lo incorrecto.

Así mismo, hay dominio del comportamiento. Se caracteriza porque prima la pasión por los ideales abstractos y la vulnerabilidad frente a las influencias negativas del entorno. También hay potencial para avanzar hacia un estado superior.

10. Éxtasis

Es también llamado el estado de los seres celestiales. Se caracteriza por el placer y la dicha de satisfacer los deseos y obtener lo que se quiere. Sin embargo, esta felicidad es temporal.

Se diferencia de la felicidad de la iluminación precisamente porque es pasajera y porque depende de circunstancias externas y poco controlables. No hay emociones negativas, pero esto también es pasajero.

Hay que aclarar que los 10 reinos espirituales no están situados en una línea continua unidimensional, es decir, que no se pasa de un estado a otro de forma lineal. Es posible avanzar y retroceder en esos estados de la mente, aunque en cada uno suele predominar uno de ellos.

FUENTE: https://lamenteesmaravillosa.com/los-10-reinos-espirituales-en-el-budismo-zen/