Un ensayo de teología supraconfesional para masones latinoamericanos (PARTE II)

Enviado por Fernando Edmundo del Cármen Laredo Cárter

EN EL PRINCIPIO ERA EL VERBO, Y EL VERBO ERA CON DIOS, Y DIOS ERA EL VERBO.

Que nadie se sorprenda por la frase Y DIOS ERA EL VERBO, pues así dice y así se ordenan las palabras en el texto griego. Dios es el sujeto de la oración, y «era el verbo» es el predicado, no al revés. Ese énfasis es importante para san Juan y para nuestros antepasados, pues nos informa que DIOS MISMO ES QUIEN SE HACE PALABRA CREADORA O LOGOS, o dicho de otra manera, DIOS MISMO SE HACE RAZON DEL UNIVERSO Y SE HACE RAZÓN DEL ESPIRITU DEL HOMBRE. Pues en EL estaba la Vida y la esa Vida es la luz de los hombres.

Para los kabalistas antiguos y modernos DIOS ES PALABRA, ES EL VERBO, ES PENSAMIENTO INFNITO EXPRESADO COMO PALABRA. PARA ESOS SABIOS JUDIOS ESOTERICOS EL UNIVERSO ENTERO ES PRODUCIDO POR LA PALABRA DIVINA, POR LA VIBRACIÓN DE LAS 22 LETRAS DEL ALFABETO HEBREO, ALFABETO NO ACCIDENTAL, SINO DE ORIGEN DIVINO.

Eso no se demuestra solo acudiendo a fuentes cristianas de entendimiento teológico, siguendo las palabras de san Pablo en la Epístola a los Hebreos 11,3 , donde dice: POR LA FE ENTENDEMOS HABER SIDO CONSTITUIDO EL UNIVERSO POR LA PALABRA DE DIOS, DE MODO QUE LO QUE SE VE FUE HECHO DE LO QUE NO SE VEÍA.

Sino que se demuestra acudiendo al mismo Antiguo Testamento, por ejemplo al salmo 33,6 , donde dice: POR LA PALABRA DE DIOS FUERON HECHOS LOS CIELOS, Y TODO EL EJÉRCITO DE ELLOS POR EL ALIENTO DE SU BOCA, sintetizando el contenido del Génesis 1 completo. Y desde luego que para san Juan este verbo divino es la Persona de Jesucristo, la Segunda Persona de la Santísima Trinidad, que se hizo hombre, tal como dice el versículo 14 del mismo cap. 1 del Evangelio de Juan, Y EL VERBO CARNE SE HIZO. (nuevamente recurro al texto griego, ya que no es lo mismo traducir Y EL VERBO FUE HECHO CARNE, que decir EL VERBO CARNE SE HIZO, como dice con énfasis el original griego.)

He aquí un ícono masónico de Cristo como Gran Arquitecto del mundo. Su contenido es precisamente lo que quiere decir el Génesis y el capítulo uno del Evangelio de san Juan.

Sin embargo, cometen un error masónico quienes creen que han de respetar y estudiar sólo los versículos mencionados en los rituales. No. Esas palabras solemnes son desde luego buenos resúmenes de doctrinas trascendentes, pero no basta eso para entender los misterios de la masonería. Por ejemplo, la primera Epístola de san Juan es la coronación de las grandes doctrinas de la masonería. En dicha carta, en el versículo 5 del capítulo 1 dice: …DIOS ES LUZ Y NO HAY NINGUNAS TINIEBLAS EN EL.

Es decir, Dios es, tal como dicen los adeptos de la kabalah: AIN SOPH AUR, es decir, LA NO COSA QUE ES LUZ INFINITA O LUZ ILIMITADA. Y el Evangelio de san Juan cap. 8,12 Jesús nos dice, en la misma línea teológica anterior: YO SOY LA LUZ DEL COSMOS, EL QUE ME SIGUE NO ANDARA EN TINIEBLAS, SINO QUE TENDRA LA LUZ DE LA VIDA.

Y esa misma Epístola dice, en su cap. 4,16 define a Dios, afirmando que DIOS ES AMOR, Y QUE EL QUE PERMANECE EN EL AMOR PERMANECE EN DIOS Y DIOS EN EL. Una excelente doctrina que los masones sinceros tratan en todas las latitudes del mundo de practicar y vivir.

Retornando a la doctrina del Verbo de Dios, o mejor dicho de la Divinidad que es Verbo o Palabra creadora y vivificante del cosmos, debo hacer notar que es una enseñanza que no tiene nada de sectario, o de parcialidad religoosa. Es una enseñanza universal o transversal a la mayoría de las religiones del mundo. Para demostrarlo copiaremos varias citas textuales del Evangelio del Gurú Nának, fundador de la religión Sijs, en la India, en el siglo XVI. (Estractos del libro Adi Grant, la Sagrada Escritura de los Sijs.)

Selección de textos del JAP-JI.

EN EL PRINCIPIO ESTABA EL SER VERDADERO….EL PRESIDE EL COMIENZO DE CADA ERA, SIEMPRE FUE, ES Y SERÁ.

POR SU VOLUNTAD TODO FUE CREADO, TODAS LAS FORMAS, TODAS LAS COSAS….

VERDADERO ES EL SEÑOR, Y VERDADERO SU SANTO NOMBRE.

EL NO PUEDE SER MOLDEADO POR FORMA ALGUNA PUES ES EL CREADOR DE LAS FORMAS.

QUIENES LE ADORAN GANAN SU COMPASIÓN, PUES EN SU BOCA VIBRA EL SONIDO ETERNO DE SU PALABRA. EL ES LOS VEDAS Y LAS DEMÁS ESCRITURAS….

ESCUCHANDO SU PALABRA FUERON CREADOS LOS DIOSES Y LOS SANTOS.

ESCUCHANDO SU PALABRA FUERON CREADOS LOS SIETE CONTINENTES, LOS SIETE CIELOS Y LOS SIETE PARAISOS FUERON FORMADOS.

ESCUCHANDO SU PALABRA EL HOMBRE ALCANZA LA SABIDURÍA Y LA MUERTE CESA DE EXISTIR.

OH, NANAK, TAL ES EL PODER DE LA PALABRA.

ESCUCHANDO SU PALABRA, BRAHMA, ISAR, E INDRA FUERON CREADOS.

ESCUCHANDO SU PALABRA, LA VERDAD, LA DICHA, Y EL DIVINO CONOCIMIENTO SON ALCANZADOS. OH, NANAK, QUIEN DE VERDAD LA PALABRA ESCUCHA NO VOLVERÁ A RENACER.

TODA LA CREACIÓN ES UNA MANIFESTACIÓN DE TU PALABRA.

GRANDE ES EL SEÑOR Y SU SANTO NOMBRE, PUES DEL ALIENTO DE SU PALABRA SURGIÓ LA CREACIÓN.

EXISTEN MILLONES DE MUNDOS MÁS ALLA DE LOS CIELOS; BUSCANDO SUS CONFINES EL HOMBRE TUVO QUE DESISTIR. EL ES INCONMENSURABLE, ASI LO PROCLAMAN LOS VEDAS, Y EN EL CORÁN ESTA ESCRITO; LA REALIDAD ESTÁ MÁS ALLÁ DE LAS FORMAS, ES UNA EN SI MISMA.

¡Oh, NANAK! SOLO EL CONOCE CUAN GRANDE ES….LOS CAMINOS DEL DESTINO SE ESCONDEN EN TU CORAZÓN. EL ES EL MAESTRO DEL DESTINO, SIN PRINCIPIO NI FIN.

EL QUE CREO EL DIA Y LA NOCHE, EL QUE DIO VIDA A LAS BRISAS Y AVIVÓ LOS FUEGOS, EL QUE CREÓ LAS CRIATURAS Y ESPECIES DIVERSAS, CREÓ TAMBIÉN LA LEY; POR VUESTRAS OBRAS Y PENSAMIENTOS SEREIS JUZGADOS. DIOS OBRA CON JUSTICIA; QUIENES RECONOCEN SU GRANDEZA SE POSTRAN ANTE EL, PUES EN SUS MANOS ESTA EL DESTINO DE LOS HOMBRES. ESTO, ¡OH, NANAK! SERA SIEMPRE ASI.

EL MARTILLO DEL HERRERO ESTÁ HECHO DE CONOCIMIENTO Y SU YUNQUE DE DEVOCIÓN; CON EL TEMOR DE DIOS HACE SOPLAR LOS FUELLES Y CON LA MEDITACIÓN AVIVA EL FUEGO DEL AMOR. EN EL MOLDE LA HUMILDAD VIERTE EL NECTAR Y EN EL IMPRIME EL NOMBRE DEL SEÑOR.

ASI ES ACUÑADA LA PALABRA, EN LA CASA DE LA MONEDA DE LA VERDAD.

Debo hacer notar que Nanak jamás conoció la Biblia ni a san Juan, pero su espíritu es del mismo linaje de los profetas antiguos y de los videntes del Nuevo Testamento. La mayor cercanía intelectual que tuvo con nosotros fue a través del Coran.

Retornando a las perspectivas teológicas estrictamente masónicas es conveniente, antes de avanzar más, una mirada al DELTA LUMINOSO de nuestros templos.

Este es un Triángulo equilátero que perfectamente podemos relacionar con la santísima Trinidad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. O como dice Francis Bacon en la Nueva Atlántida, EL PADRE, EL VERBO Y EL ESPIRITU SANTO. Es un estímulo formal para recordar a todos los ternarios sagrados de las grandes religiones, que no voy a nombrar ahora. PERO SI DEBO HACER UNA MENCIÓN ESENCIAL, QUE ES EL PORQUE LOS TEXTOS MASONICOS LO DENOMINAN «EL DELTA» Y NO CON OTRO NOMBRE.

LA RAZÓN ES QUE LA LETRA GRIEGA DELTA MAYUSCULA ES UN TRIANGULO EQUILATERO Y AL MISMO TIEMPO TIENE EL VALOR NUMERICO DE CUATRO. Es decir, en una magistral síntesis, semejante a la de la letra G, God, y Yod, el delta nos muestra un símbolo que nos habla de un tres que es, al mismo tiempo, un cuatro. Es decir, nos habla del nombre de Yahove, o Yehová. Pues ese nombre de Dios está formado por cuatro letras hebreas que en realidad son tres: YOD-HE-VAU-HE, SON TRES, PUES LA LETRA HE ESTA REPETIDA. De esta manera el famoso Tetragrama sagrado está compuesto sólo de tres letras. Y como Dios es Luz, el Delta se le denomina como Luminoso. Y como es el origen del Conocimiento y su meta final, se le agrega un ojo, el ojo omnisciente de Dios.

Además, esas tres letras hebreas, yod-he-vau, tienen los valores gemátricos de 10 + 5 + 6 = 21. Es decir, nos conduce directamente a un nuevo ternario sagrado: 3 x 7 o bien 2 + 1 = 3.

He aquí, pues la sabiduría de nuestros antepasados, maestros de la kabalah y de la teología.

Pero eso no es todo. El Delta que es tres y es cuatro, nos remite, además, a las doctrinas pitagóricas, pues para esa escuela el cuatro o la tetractis, era el número sagrado por esencia, tanto, que hacían sus juramentos poniendo la mano sobre ese símbolo.

Diez puntos ordenados en cuatro filas. La suma de los primeros cuatro dígitos es diez. En griego la Iota, o la letra «i» vale diez. Igual que la yod o la «i» del hebreo, Yod que es la primera letra del Nombre de Dios, God, en inglés.

De todo lo dicho y graficado en este ensayo se comprende, por la un lado, la completa coherencia o concordancia conceptual interna de los símbolos y ritos masónicos con una posición teocéntrica de la vida, del hombre y del universo. Y en segundo término la absoluta validez de los antiguos landamark, enumerados por Albert G. Mackey como el N° 19 acerca del reconocimiento de la existencia de Dios, y del N° 21 acerca del uso del Volumen de la Ciencia Sagrada ( la Biblia) o de la Ley sagrada (la Torah) sobre el ara de los templos masónicos. Lo que no impide usar otros libros sagrados en el caso de ingresos a la hermandad de personas de otras confesiones religiosas.

Si alguien no acepta o no entiende la presencia de alguno de esos dos elementos esenciales consignados en esos ladnmark es evidente que tampoco encontrará comprensible las doctrinas señaladas respecto al Delta luminoso, o a la letra G, o al uso de palabras sagradas tomadas de la Biblia, ni entenderá la búsqueda de la Palabra Perdida, ni el uso de doctrinas kabalísticas dentro de los talleres masónicos. Debe estar claro para todo masón que la Biblia y todo el simbolismo del interior del templo y el contenido de los rituales son CONCORDANTES, UNITARIOS, o coherentes.

Y si no lo cree es porque no ha leído con detención las sagradas escrituras, y si las ha leído sólo lo ha hecho para encontrar errores y no verdades profundas.

En ese caso, aunque ingresara formalmente a una logia y se le llamara Querido Hermano, su espíritu estaría fuera de la comunión mística deseada por los grandes maestros iluminados que crearon o estructuraron paso a paso a esa augusta escuela formadora de seres humanos esclarecidos que trabajan por la perfección de la humanidad, y abiertos al Ser trascendente que les dio el ser y la inteligencia.

Un libre pensador o un agnóstico puede ingresar a una logia masónica, siempre que crea en algún equivalente filosófico de Dios. Sea en un Alma Universal, en una Razón Cósmica, en Una Energía Consciente Infinita, en una Fuerza Ordenadora del mundo, o en una inteligencia infinita. Y si no cree debe expresar que desea avanzar en la búsqueda de una verdad trascendente o llegar al un conocimiento gradual acerca un misterio existencial que intuye y que desea comprender con la ayuda de las doctrinas o del simbolismo masónico. Eso demostraría su humildad de espíritu y el reconocimiento de que sus actuales convicciones son temporales, que representan su actual etapa de evolución espiritual y pueden modificarse en el tiempo.

Sólo bajo esas condiciones las doctrinas espirituales, teosóficas o teológicas de la masonería son inteligibles y útiles. En caso contrario es mejor para la persona y para la institución que tal candidato no ingrese a un taller masónico. Los Antiguos Landmark no son arbitrarios, son coherentes, y rigurosamente concordantes con las enseñanzas espirituales o metafísicas de la masonería. De estos landmark sólo ha demostrado ser contrario a la esencia de la institución la prohibición de ingreso a las mujeres. Pero eso ya está siendo cambiado en todos los países sin afectar a las doctrinas permanentes o al espíritu de la hermandad.

Dejaremos para otro ensayo las cuestiones teológicas y kabalísticas referidas a la construcción del templo de Salomón, a la Nueva Jerusalén, a resurrección de los muertos y a la inmortalidad del alma, cuestiones que también forman parte del tesoro espiritual de la masonería universal y de los principios esenciales expresados en los antiguos landmark.

Bibliografía especial consultada:

Fundamentos Masónicos, del Ilustre Hermano Benjamín Oviedo, de la Gran logia de Chile.

El Evangelio del Gurú Nának, de José Ignacio Guerra. El Sepher Yetziráh. La Biblia. Manuales Masónicos de Aldo Lavagnini. Resúmenes de Patrología, Filosofía Oculta, de Agrippa.

Autor: Profesor de Filosofía y Religión

Fernando Laredo Cárter.

FUENTE: https://www.monografias.com/trabajos92/ensayo-teologia-supraconfesional-masones-latinoamericanos/ensayo-teologia-supraconfesional-masones-latinoamericanos.shtml