Las redes sociales transforman las dinámicas periodísticas

El mundo académico, a nivel nacional e internacional, muestra un fuerte consenso a la hora de afirmar que las nuevas plataformas comunicativas modifican el entorno laboral y las propias funciones de los periodistas. Los nuevos perfiles emergentes o la necesidad de un periodista polivalente dentro de las redacciones han sido los temas más analizados en los últimos años en relación a la profesión periodística y los nuevos medios (Bradshaw, 2007Briggs, 2007Herreros & Vivar, 2007Scolari, 2008Bennett, 2011García, 2012Diezhandino, 2012). Todos estos trabajos reflexionan sobre las nuevas características de la comunicación digital: multimedialidad, hiper-textualidad, gestión de los espacios colaborativos, nuevas formas de participación…, que para estos autores (en consonancia con la opinión de profesionales del sector) exigen un perfil del periodista más flexible para adaptarse a un entorno en constante cambio.

Aunque la profesión periodística no gire en torno a las redes sociales, cualquier periodista como profesional de la comunicación y por tanto con una serie de intereses públicos debe estar al corriente de la conversación3 que está teniendo lugar en el seno de estos espacios públicos. Por su parte, Skoler (2009, p.39) considera que en «las redes sociales no se hace periodismo» sino que a veces hay temas o noticias que surgen en estos lugares que pueden ser de interés periodístico. En ambos casos, el periodista debe atender a lo que ocurre en estos espacios sociales y utilizarlos de forma diligente, ya que estos canales han mostrado potencial informativo para poder hacer buen periodismo a través de ellos: Hay que agregar que no todos los usuarios que participan en estas redes lo hacen desde el punto de vista informativo.

Las redes sociales han ampliado la cobertura de ciertos acontecimientos que, de otro modo, se hubieran limitado a los canales tradicionales.

El actual panorama informativo y comunicativo al que nos enfrentamos es parte de una fase caracterizada por la interactividad, la participación de las audiencias o la desintermediación, los cuales acompañan a la pérdida del monopolio de la emisión pública por parte de los medios de masas tradicionales, si bien estos siguen siendo actores clave en el proceso comunicativo. Conceptos de los que ahora se habla como feedback o interactividad no son nuevos en la teoría de la comunicación sino que han formado parte del debate sobre los medios de masas y el periodismo prácticamente desde su aparición. Lo que cambia es la forma en la que estos elementos/conceptos teóricos se organizan o interaccionan entre sí dentro de un entorno digital que se encuentra en continua evolución.

FUENTE: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0103-37862015000200165&lng=es&tlng=es