CATECISMO MASÓNICO

A p r e n d i z 

              

“P. ¿Mi hermano de dónde venís?

R. Mi Venerable, de la Logia de San Juan.

P. ¿Qué se hace en la Logia de San Juan?

R. Allí se elevan templos a la virtud y se cavan calabozos para los vicios.

P. ¿Qué traes?

R. Salud, prosperidad y buena acogida de los hermanos.

P. ¿Qué venís a hacer aquí?

R. A vencer mis pasiones, someter mi voluntad, y hacer nuevos progresos en la masonería.

P. ¿Qué entendéis por masonería?

R. Entiendo el estudio de las ciencias, y la práctica de las virtudes.

P. Decidme lo que es un Masón.

R. Es un hombre libre, fiel a las leyes, al hermano; amigo de los Reyes y de los hombres cuando son virtuosos.

P. ¿En qué conoceré que sois Masón?

R. En mis signos, toques, y en las circunstancias de mi recepción fielmente hecha.

P. ¿Cuáles son los signos de un Masón?

R. La Escuadra, el Nivel y la Perpendícula.

P. ¿Cuáles son los toques?

R. Los que sirven para reconocerse recíprocamente los hermanos.

P. Por qué os habéis hecho Masón?

R. Porque estaba en las tinieblas y deseaba conocer la luz.

P. ¿Qué significa la luz?

R. El conocimiento, y Emblema de todas las virtudes, Símbolo del grande Arquitecto del Universo.

P. ¿Dónde habéis sido recibido Masón?

R. En una Logia perfecta.

P. ¿Qué entendéis por una Logia perfecta?

R. Tres Maestros forman una Logia simple, cinco una Logia justa, y siete la hacen perfecta.

P. ¿Cuáles son los tres Maestros de la Logia simple?

R. Un Venerable y dos Vigilantes.

P. ¿Cuáles son los de la justa?

R. Los tres primeros y dos Maestros.

P. ¿Cuáles son por último los siete que forman una Logia perfecta?

R. Un Venerable, dos Vigilantes, dos Maestros, un Compañero y un Aprendiz.

P. ¿Quién os ha preparado para ser recibido Masón?

R. Un Experto, mi Venerable.

P. ¿Qué ha exigido de Vos?

R. Que le instruyese de mi edad, de mis cualidades civiles, de mi Religión, y de mi zelo en hacerme recibir; seguidamente me puso ni vestido ni desnudo, pero no obstante de un modo decente, y habiéndome despojado de todos los metales, me condujo a la puerta de la Logia donde dio tres fuertes golpes.

P. ¿Por qué el Experto os puso ni desnudo ni vestido?

R. Para probarme que el lujo es un vicio que no engaña sino al vulgo profano, y que el hombre que quisiere ser virtuoso, debe estar libre de preocupaciones.

R. ¿Por qué os despojaron de todos los metales?

R. Porque son el Símbolo de todos los vicios y que un buen Masón no debe poseer nada propio.

P. ¿Qué significan los tres golpes del Experto?

R. Tres palabras de la Sagrada Escritura, toca, os abrirán; busca, encontraréis; pide y recibiréis.

P. ¿Qué os han producido?

R. La abertura de la Logia.

P. ¿Cuándo fue abierta qué hizo el Experto de Vos?

R. Me entregó en manos del Terrible.

P. ¿qué habéis apercibido estando en la Logia?

R. Nada que el entendimiento humano pudiese percibir: un espeso velo me cubrió los ojos.

P. ¿Por qué os vendaron los ojos?

R. Para hacerme entender que la ignorancia es perjudicial a la felicidad de los hombres.

P. ¿Qué hicieron de Vos?

R. Me hicieron viajar tres veces del Occidente al Oriente por la ruta del Norte, y del Oriente al Occidente por la ruta del mediodía.

P. ¿Por qué se os hizo viajar?

R. Para hacerme conocer que este era el único medio para llegar a la virtud.

P. ¿Qué buscabais en vuestra ruta?

R. Buscaba la luz, cuya explicación os he dado.

P. ¿Qué os ha hecho hacer el Maestro de Ceremonias?

R. Después de haberme quitado la venda por mandato del Venerable, me condujo a él por tres grandes pasos.

P. ¿Qué visteis cuando se os dio la luz?

R. Todos los hermanos armados de espadas, cuyas puntas se dirigían hacia mí.

P. ¿Por qué?

R. Para mostrarme que estarían siempre tan prontos a derramar su sangre por mí, si era fiel a la obligación que había contraído, como a castigarme si fuese perjuro.

P. ¿Por qué os hicieron dar los tres grandes pasos?

R. Para darme a conocer el camino que debo seguir, y como deben andar los aprendices de nuestro orden.

P. ¿Qué significa esta marcha?

R. El celo que debemos mostrar marchando hacia aquel que nos ilumina.

P. ¿Qué hizo de Vos el Venerable?

R. Como estaba cierto de mis sentimientos, después de haber obtenido la aprobación de la Logia, me constituyó Masón con las formalidades necesarias.

P. ¿Cuáles son esas formalidades?

R. Tener el zapato del pie izquierdo descalzado, la rodilla desnuda y en Escuadra, la mano derecha sobre la Biblia, y sobre la tetilla izquierda desnuda, un compás medio abierto.

P. ¿Qué hicisteis en esta postura?

R. Contraje la obligación de guardar para siempre los secretos de los Masones y de la masonería.

P. ¿Os acordáis bien de esta obligación?

R. Sí, mi Venerable.

P. ¿Por qué tenías la rodilla desnuda y el zapato descalzado?

R. Para enseñarme que un Masón debe ser humilde.

P. ¿Por qué se os puso un compás sobre la tetilla izquierda desnuda?

R. Para mostrarme que el corazón de un Masón debe ser justo y estar siempre descubierto.

P. ¿qué os dieron?

R. Un signo, un toque y una palabra.

P. Dadme el signo (para responder se hace).

P. ¿Cómo se llama?

R. Gutural.

P. ¿Qué significa?

R. Una parte de mi obligación que debo preferir me corten la garganta antes de revelar los secretos de los masones a los profanos.

P. Dad el toque al hermano segundo Vigilante (lo da, y cuando lo encuentra regular el Vigilante, dice: está justo, mi Venerable).

P. Dadme la palabra Sagrada de los aprendices.

R. Mi Venerable. No me es permitido sino deletrearla, dadme la primera letra y os daré la segunda (se deletrea alternativamente).

P ¿Qué significa esta palabra?

R. Que la sabiduría está en Dios, este es el nombre de la columna que está en el Septentrión junto de la puerta del templo donde se juntan los aprendices.

P. ¿No os han dado nada más cuando os recibieron Masón?

R. Se me dio un Delantal blanco, y Guantes de hombre y mujer del mismo color.

P. ¿Qué significa el Delantal?

R. Es símbolo del trabajo, su blancura nos demuestra el candor de nuestras costumbres, y la igualdad que debe reinar entre nosotros.

P. ¿Por qué os han dado guantes blancos?

R. Para enseñarme que un Masón no debe jamás manchar sus manos en la iniquidad.

P. ¿Por qué os dieron unos guantes de mujer?

R. Para mostrarme que se debe estimar y querer a la mujer, y que no se puede olvidar un solo instante sin ser injusto.

P. ¿Qué visteis Vos luego que fuisteis recibido Masón?

R. Tres grandes luces puestas en Escuadra, la una al Oriente, la otra al Occidente, y la tercera al medio día.

P. ¿Por qué no había nada al Norte?

R. Porque el Sol esclarece débilmente esta parte.

P. ¿Qué significan estas tres luces?

R. El Sol, la Luna, y el Maestro de la Logia.

P. ¿Para qué sirven?

R. El Sol alumbra a los obreros de día, la Luna durante la noche, y el Venerable en todo tiempo en la Logia.

P. Cuál es el lugar del Venerable en la Logia?

R. Al Oriente.

P. ¿Por qué?

R. A ejemplo del Sol que nace al Oriente se sienta allí el Venerable para abrir la Logia, y presidir las tareas, y ayudar a los obreros con sus consejos, e ilustrarlos con sus luces.

P. ¿En qué trabajan los aprendices?

R. En desgrosar la piedra bruta.

P. ¿A dónde se les paga?

R. En la Columna del Sur.

P. ¿Cuáles son los mayores deberes de un Masón?

R. Llenar aquellas obligaciones del Estado donde la divina Providencia lo haya puesto, huir del vicio y practicar la virtud”.  

     Fuente: Catecismo masónico para la instrucción de los masones españoles de ambos hemisferios, Madrid, Oficina de Repullés, 1821, pp. 1-11.  

PUBLICADO BEN: https://www2.uned.es/dpto-hdi/museovirtualhistoriamasoneria/18formacion_en_logia/catecismo%20masonico%201821.htm