Lo que no debes decirte a ti mismo,

Anuncios

Está demostrado que las palabras que nos dedicamos resuenan en nuestras mentes, si son positivas en positivo y si son negativas en negativo.

Por eso, hoy quiero que reflexiones sobre lo que te voy a contar en este email.

Voy a darte algunos tips sobre frases que no debes decirte a ti mismo, después quiero que reflexiones sobre ello y me cuentes cómo funcionas tú.

Pero vamos a empezar por el principio.

Apunta, mentalmente o en una hoja, estas frases para no repetírtelas nunca más:

  • No soy lo suficientemente bueno.

Lo eres. Poco a poco tu pasado te ayudará a ser mejor en tu presente y mucho más en tu futuro. Deja los miedos de lado y aprovecha todas las oportunidades que se te pongan delante. Recuerda: no hay fracasos, solo aprendizaje. Demuéstrate a ti mismo que puedes.

  • Tengo que estar a la altura de las expectativas de los demás.

Tienes que estar a tu altura, no a la de los demás. Sé tu mismo siempre y haz tu propio camino. Recuerda que el éxito solo puedes conseguirlo si forjas tu camino y lo recorres a tu manera. El acto más valiente e inteligente es pensar por ti mismo y escuchar tu intuición.

  • Me importa lo que dicen y piensan los demás sobre mí.

Aquí te voy a hacer una pregunta, ¿qué harías si supieras que nadie te va a juzgar? Eso es lo que tienes que hacer. No dejes que los demás arruinen tus sueños. Nadie tiene derecho a juzgarte.

  • Necesito que reconozcan mis acciones para darles valor.

Haz lo que creas que es correcto para ti, eso hará que resuene en tu cabeza que eres íntegro, aunque nadie lo sepa. Estar satisfecho contigo mismo es lo único que cuenta. No traiciones a tu buena voluntad.

  • Es tarde para mí.

NUNCA es tarde. Lo peor que te puede pasar en la vida es arrepentirte de lo que no has hecho. Eso que te dice que es tarde es solo el miedo tocando a tu puerta. Haz oídos sordos y sigue tu corazón.

  • Mi vida es demasiado complicada para lo que merezco.

En la vida hay momentos mejores y peores, lo importante es cómo lidias con el fracaso. Eso es lo que determina tu éxito y felicidad. Aprende de tus errores, réstales toda la importancia que puedas, dale la vuelta a la tortilla y vence a los desafíos.

  • Estoy solo.

No es verdad. Muchas personas viven como tú y pueden entenderte. Cuando te repites esto, tu mente te está engañando. Siempre hay alguien que puede relacionarse contigo. Quizás no los tengas al lado, pero están ahí afuera, y eso es todo lo que necesitas saber en este momento.

Vamos a darle un buen «zasca» a nuestra mente y empecemos a hablarnos en positivo.

Recuerda: el lenguaje positivo influye en nosotros mismos. Si para los demás no utilizas frases negativas como estas, ¿por qué hacerlo contigo mismo?

Reflexiona sobre todo esto, contéstame a este correo electrónico y dime…

¿Te has sentido identificado? ¿Cómo rompes el bucle del lenguaje negativo contra ti mismo?

¡Te espero al otro lado!

Un fuerte abrazo,

Isa.

FUENTE: Más y Mejor, Calle Reyes Catolicos, 1, Ed. Dunia, El Puntal, Espinardo, Murcia, 30100 Murcia, Murcia, España

Anuncios