EL PODER CURATIVO

¿QUÉ ES?

Como espiritualistas, el poder curativo que nos interesa es el espiritual, el cual se define como: La capacidad que Dios Todopoderoso entrega a sus seguidores para mantener o restaurar la salud, ya sea para uso propio o para el beneficio de los demás. Todo esto dentro de los límites que establece la voluntad de Dios Todopoderoso.

Los procedimientos naturales de curación.

En este grupo se incluyen los procedimientos curativos, que aunque son válidos “no son espirituales”, su empleo es conveniente; pero su enseñanza dentro de las congregaciones espiritualistas y en horarios de trabajos espiritualistas resultan tan poco útiles espiritualmente como un curso de repostería y uno de primeros auxilios. Los principales ejemplos de esos procedimientos son los siguientes:

Acupuntura. La cual goza de mucho respaldo científico; pero se corre el riesgo de ser influidos por los conceptos de su filosofía original tales como los cinco elementos y el ying yang, cuya semejanza con los conceptos del espiritualismo es meramente incidental.

Herbolaria. Aunque posee una amplia difusión y se presenta en muy diferentes formas, siempre hay que ser cuidadosos con ello pues es frecuente se practique partiendo de principios equivocados.

Medicina alópata. La cual es considerara hasta la fecha como la norma con la cual se cotejan los demás procedimientos; pero su principal inconveniente es que ejercerla sin el título correspondiente constituye un delito[Así que ya no debe haber “hermanitos espirituales” que receten binotal y flanax.]. Además, para su práctica ya están los médicos.

Actividades físicas. Estas incluyen yoga y tai chi chuan, que indudablemente son bastante útiles; pero su emplea debe ser muy cuidadoso pues es muy grande el riesgo de ser influidos por los sistemas de pensamiento que las crearon, en especial si no se conoce bien el espiritualismo [lo que ha pasado en muchas escuelas]y se puede terminar mezclando el espiritualismo con conceptos y términos provenientes de esas formas de pensamiento.

¿CÓMO SE REALIZA EL PODER CURATIVO?

Teniendo en mente todos los aspectos mencionados anteriormente, el procedimiento curativo es muy sencillo. Éste empieza por orar al Dios Todopoderoso para pedir esa capacidad de entregar la salud al enfermo, continua con colocar las manos sobre el paciente, ya se sobre su cabeza o sobre la parte enferma (si es que el paciente está presente, o simplemente teniéndolo en mente si está ausente).

Si antes no se había podido platicar con el paciente sobre su problema, escuchándolo.

El colocar las manos sobre el paciente es algo simbólico, mas no indispensable; también pueden efectuarse ademanes de despojar de “algo” al paciente, si estos se realizan con moderación y respeto; deben evitarse las exageraciones o el exceso de contacto físico[golpear al enfermo o “tronar sus huesos”]. Puede recorrerse todo el cuerpo del paciente con las manos durante el procedimiento aunque esto tampoco es indispensable.

En ese momento debe orarse en voz alta para testimonio del enfermo y para invitarlo a orar también.

Si se considera prudente y siempre con las aclaraciones debidas pueden emplearse o sugerirse tratamientos complementarios de tipo físico.

Finalmente, el invitar al enfermo a acudir a las reuniones de curación o de cátedra, con el propósito de que él pueda ir comprendido un poco mejor la voluntad de Dios Todopoderoso.

FUENTE: https://www.espiritualismo.org/index.php/84-espiritualistas/81-el-poder-curativo-y-como-se-realiza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *