07/06/2020

«El trabajo del albañil ocurre para quedar oculto»

Anuncios

-Johann Wolfgang Von Goethe

La cimentación, es cosa del albañil y, para decirlo bien claro de una vez, es el asunto principal de toda la empresa. Se trata de algo muy serio y nuestra invitación de hoy también lo es, porque esta celebración solemne tendrá lugar en las profundidades. Aquí, en el interior de este espacio estrecho recién excavado, ustedes nos hacen el honor de ser testigos de nuestro secreto trabajo. Enseguida colocaremos esta piedra bellamente esculpida y muy pronto las paredes de tierra que ahora están adornadas con tan hermosas y dignas personas, no serán accesibles porque habrán sido recubiertas.

– Esta piedra fundacional, que con su arista marca el ángulo derecho del edificio, con sus ángulos rectilíneos señala la regularidad que debe alcanzar el mismo y con sus caras horizontales y verticales indica el aplomo y el equilibrio de todos sus muros y paredes, podríamos colocarla ya sin más, pues se sostendría perfectamente por su propio peso. Pero tampoco dejaremos de añadir la cal y otros productos coaligantes, porque lo mismo que esas personas que sienten por naturaleza una mutua inclinación, están mejor unidas cuando las ata la ley, así también esas piedras, cuya forma ya se adapta a una mutua unión, quedan más firmemente vinculadas gracias a esas sustancias; y como no está bien permanecer ocioso en medio de los que trabajan, ustedes no desdeñarán colaborar en nuestro trabajo.

Y diciendo esto le alargó su paleta a Carlota, que puso algo de cal bajo la piedra. Otros muchos quisieron hacer otro tanto y acto seguido se dejó caer la piedra en su sitio, después de lo cual le entregaron el martillo a Carlota y a los demás para que, por medio de tres golpes, consagraran de modo expreso la unión de la piedra con el suelo.

– El trabajo del albañil, que ahora celebramos a cielo abierto -continuó el orador-, no siempre ocurre ocultamente, pero sí para quedar oculto. Una vez que ha sido ejecutado regularmente se recubre el fundamento y ni siquiera se piensa mucho en nosotros cuando se ven los muros que levantamos a pleno día. Llama más la atención el trabajo del cantero y del escultor y tenemos que permitir alegremente que el pintor borre hasta la última huella de nuestras manos y se apropie de nuestro trabajo revistiéndolo, alisándolo y coloreándolo.

– ¿A quién le puede importar más darse alguna satisfacción a sí mismo haciendo un trabajo satisfactorio si no es al propio albañil? ¿Quién tiene más motivos que él para alimentar su propia estima? Cuando la casa está terminada, el suelo aplanado y recubierto, los muros exteriores revestidos con ornamentos, él todavía es capaz de ver por debajo de todas esas capas y reconoce esas juntas regulares y cuidadosas a las que el conjunto debe su existencia y su resistencia.

N O T A:

Fue hombre de letras y de ciencias. Poeta, novelista, dramaturgo, pero también filósofo o científico. Se ha dicho de nuestro Querido Hermano Johann Wolfgang von Goethe que fue el último hombre universal que caminó sobre la tierra. ¡Qué difícil elegir solo uno de sus textos! Goethe tiene docenas de poemas dedicados expresamente a la Masonería. Pero hoy os traemos un extracto de Las afinidades electivas, una novela que gira en torno al dominio de uno mismo y la dificultad para enfrentar las propias pasiones. Hay un fragmento delicioso donde el alemán relata la colocación de una primera piedra por un masón operativo repleta de consideraciones que vibrarán en la caja de resonancia de todo miembro de la Gran Logia de España. Cada uno de nosotros está llamado a luchar de forma denodada contra la pandemia. Unos como médicos, policías, científicos o cajeros de supermercado; otros respetando esta cuarentena en nuestros hogares, atentos a las necesidades de los que tenemos cerca. La mayor parte de nuestro trabajo quedara oculto pero, como dice el alemán, ¿a quién le puede importar más darse alguna satisfacción a sí mismo haciendo un trabajo satisfactorio si no es al propio albañil?

Disfrutadlo. Salud, Fuerza y Unión, Hermanos. Sobre todo, mucha Salud, donde quiera que estéis.

FUENTE:

Anuncios