07/06/2020

¿Tendrá consecuencias el confinamiento para la infancia?

Anuncios

El Covid-19 es, además de una crisis sanitaria, una crisis social y económica, de la que todos los sectores de la sociedad padecemos las consecuencias, aunque la situación se vuelve extremadamente complicada para los colectivos más vulnerables. 

La diversidad de familias con niños y niñas y las consecuencias del confinamiento son innumerables, pero algunas alteraciones son aplicables a todas ellas. El efecto emocional, físico y psicológico derivado de la pandemia impacta de manera específica en los niños y niñas, que se enfrentan a una situación extraña y desconocida. El confinamiento supone un cambio en todas sus rutinas, sin clases, ni actividades extraescolares la vida en casa puede resultar, cuento menos, aburrida para niños y niñas.

El estado de cuarentena aumenta, sobre todo, la dificultad de regular sus emociones debido a la falta de actividad física y trato con iguales. En consecuencia, suele crecer la irritabilidad, la ansiedad y el enfado en la infancia, colectivo en pleno desarrollo que está aprendiendo a gestionar sus emociones.

Por ello, es importante que aumentemos nuestra paciencia durante esta época, debemos intentar crear un clima de paz y armonía en casa, escuchar sus emociones y sentimientos, y recordarles que, ahora, estar en casa es ser superhéroes y superheroínas.

La situación que vivimos es complicada en todos los casos, pero resulta especialmente delicada cuando al confinamiento se añaden otros problemas. En España un 28,3% de la infancia vive en situación de vulnerabilidad, es en estas situaciones cuando los efectos derivados del estado de alarma se agravan y resultan especialmente complicados de sobrellevar.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), uno de cada diez hogares españoles no tenía acceso a internet en 2018, mientras que dos de cada diez no tenían ordenadores en casa. Sin acceso a las clases online durante la cuarentena millones de niños y niñas van a ver interrumpido su derecho a la educación, lo que empeorará la brecha social preexistente.

Los casos más preocupantes son los de las personas trabajadoras que no tienen derecho a prestaciones, que trabajan sin contrato o dependen del empleo estacional. Esta crisis supone la pérdida total de ingresos para millones de familias y pone en riesgo la garantía de una alimentación saludable para aquellas con niños y niñas a su cargo.

Además, según el INE, en España hay 23.500 hogares en los que no hay ni 10 m2 por habitante, 13.600 son hogares de parejas con hijos y 9.000 de familias que comparten vivienda. El estrés que produce la vida en espacios muy reducidos tiene como consecuencia el aumento de la violencia ejercida hacia la infancia.

Igual que el virus, estos problemas también los podemos paliar entre todos y todas. Es en estas situaciones cuando debemos aumentar los cuidados, la empatía, la paciencia y la responsabilidad social. Por ello, desde Educo promovemos las redes de solidaridad para que en esta crisis no se quede nadie atrás.

Asimismo, proponemos al Gobierno una serie de medidas enfocadas a asegurar el bienestar de la infancia y sus familias, y seguimos trabajando miles de niños y niñas disfruten de nuestras becas comedor en el contexto actual.

Foto: PxHere


Noticias Abril 07, 2020Compartir

FUENTE: https://www.educo.org/Blog/Consecuencias-del-confinamiento-para-la-infancia

Anuncios