MASONERIA

LAS FIGURAS MITOLÓGICAS EN EL SIMBOLISMO MASÓNICO

Hoy, otro trabajo del investigador inglés Matthew Scanlan, esta vez estudiando el significado de la inclusión de figuras de la mitología en el simbolismo masónico.

Se ejemplifica con el grabado hecho por John Pine para el frontispicio de la edicion de las Constituciones de 1723, y el obsequio presentado al primer Gran Maestre de la Gran Logia Unida en 1838, conocido como la Placa Sussex.

Cualquiera que haya ahondado en la historia masónica, coincidirá probablemente en que hay dos períodos clave en el desarrollo del Oficio moderno.

El primero de ellos, se puede argüir, está marcado por el establecimiento de la primera Gran Logia en 1717 y termina para el final de los 1720s cuando los tres grados que ahora practicamos estaban claramente siendo trabajados.

El segundo fue cuando las dos Grandes Logias rivales, la de los “Antiguos” (establecida en 1751) y la de los “Modernos”, llegarón a unificarse bajo el liderazgo de SAR el Duque de Sussex, KG, para formar la Gran Logia Unida de Inglaterra (UGLE) en 1813.

A pesar de los períodos verdaderamente seminales en el desarrollo de la moderna francmasonería inglesa, hay otros de cierta oscuridad.

No se sabe mucho de la membresía de las cuatro logias fundadoras que se reunieron y formaron una Gran Logia en St.Paul´s Churchyard en el día de San Juan Bautista de 1717. En efecto, no existen listas de miembros de ninguna logia hasta 1723, un año que anuncia las primeras actas registradas de las Asambleas de la Gran Logia.

Aunque se hicieron listas en 1725 y 1730, estan lejos de ser completas, y muchos de los registros de las logias mas antiguas ya no existen.

El documento principal y el mas obvio que se encuentra de esa época es la primera de las Constituciones masónicas del Reverendo James Anderson, impresas en 1723 y dedicadas a Su Gracia el Duque de Montagú.

Y a pesar de numerosas investigaciones sobre el transfondo de este ministro presbiteriano, de sus asociaciones, creencias y escritos, la gran mayoría de los masones ignora el tema principal contenido en el fronstispicio de las Constituciones mismas.

El frontispicio fue grabado por John Pine, de Aldergate Street, Londres y representa a John, 2do Duque de Montagú F.R.S. (Gran Maestre 1721-22), quien está ubicado en el centro y a la izquierda, luciendo la vestimenta de la Orden de la Jarretera (1719) y las manos sobre las Constituciones.

El Duque de Wharton (Gran Maestre 1722-23) representado al centro y a la derecha recibe las Constituciones del Gran Maestre saliente y detrás de esos dos principales aparece un número de los primeros oficiales de la Gran Logia.

Están de pie, ornamentalmente, sobre un piso cuadriculado, en frente de una galería con un juego de cinco pilaresque representan los cinco órdenes de arquitectura, Compuesto, Corintio, Jónico, Dórico y Toscano.

Debajo está la proposición 47 de Euclides, que provee la clave principal para fabricar una escuadra y que por supuesto es llevada hoy día por todos los Past Masters de las logias inglesas.

Frontispicio de John Pine para la edicion de las Constituciones de 1723

Anderson mismo identificába Geometría con Masonería, y clásicamente por supuesto, la Geometria se consideraba como la llave al conocimiento de las artes liberales.

La joya que corona toda la pieza es la inclusión del antiguo dios griego Apolo, montado en su carruaje simbólicamente sobre los guardianes del oficio. Pero, ¿quíen fue exactamente Apolo?

Apolo era uno de las mas grandes deidades de griegos y romanos.Era el principal dios de la profecía, adivinación y de las artes, mas especialmente la música y las musas estaban directamente subordinadas a él. Además era el patrono de la medicina.

Los antiguos griegos lo consideraban como el dio sol, en cuya encarnación se le conocía como Febo, que significa “brillante”.

El nombre Febo le era atribuido como recibido en el Oráculo Délfico desde el Titan Febo, famoso por el mandato filosófico: “hombre, conócete a tí mismo”. Era el hijo de Zeus y Leto, y por tanto por analogía Zeus se asimiló clásicamente con Yahveh en tanto que Apolo con los atributos de Cristo.

Como dios de la música Apolo inventó el laud o cítara y recibió la lira de su medio hermano Hermes, quien nació en el Monte Cylene en Arcadia.

El hijo de Hermes fue Asclepio, que heredó el arte de la curación tanto de Apolo como de hermes, pero que fue fulminado finalmente por Zeus por haberse atrevido a volver a los muertos a la vida.

Su culto fue llevado a Roma en 293 AC y el arquitecto romano Vitruvio habla de que en todas las casas existía una zona dedicada a Asclepio. El significado de la inclusión de figuras mitológicas nos da una pista de qué significaban los misterios de la francmasonería en los 1720.

Considerando que hoy en día la mayoría de la gente no habla ni griego ni latin, ni conoce o comprende los mitos clásicos, los aspectos simbólicos de este frontispicio no se le hubieran escapado a los primeros padres fundadores de nuestro oficio.

Es fácil olvidar que solo existían dos universidades inglesas, Oxford y Cambridge y que el estudio del latin y del griego eran una parte esencial de la curricula.

Muchos de los primeros que compusieron nuestros misterios eran miembros de la Royal Society y la sociedad pulida y gentil demandaba un conocimiento de la antigüedad y de sus mitos, no como un simple remanso de educación formal, sino mas bien como una parte esencial de la educación de un caballero y una herramienta social.

Frontispicio para la edicion de las Constituciones de 1738. Debe recordarse que el primer cuerpo conocido en 1725 del que se sabe que administraba y practicaba el grado de Maestro era una sociedad denominada “The Philo-Musicae et Architecture Societas” (Sociedad Filomusical y Arquitectonica) o “Sociedad para los amantes de la música y la arquitectura”.Parece haber sido fundada en marzo de 1725 y agrupaba a muchos masones entre su ilustre membresía. Como en su divisa contenía la palabra “Apollini”, llegó a ser conocida como la “Apollonian Society,” pues Apolo era el dios de la música.

Las Constituciones de esa Sociedad claramente enfatizan la estrecha correlación de arquitectura y música, a través de la conxión mutua con la geometría:

MUSICA Y ARQUITECTURA, el feliz producto de la Geometría, tienen tal afinidad que pueden en justicia considerarse como hermanas gemelas inseparables; constituyendo una perfecta ARMONÍA por reglas justas, Debida Proporción & Exacta Simetría, sin lo cual nada puede arribar a algún Grado de perfección. Una ESTRUCTURA formada de acuerdo a las Bellas Reglas de ARQUITECTURA, teniendo todas sus partes dispuestas en una perfecta& placentera ARMONÏA, sorprendiendo al Ojo en distintas visiones, exaltando nuestra fantasía a los Sublimes pensamientos & imprimiento en nuestra Imaginación amplias ideas. Así la Música en su efecto divino encanta todos los Sentidos, transporta nuestros pensamientos & cautiva el alma& sepultando toda desgracia en la ARMONÍA “(i)

Como la Geometría se identificó a la Masonería, el lado masónico pasó a considerarse de enorme importancia.

Parece que los fundadores de la sociedad se constituyeron a sí mismos en una logia irregular pues calificaban a sus miembros en alguna capacidad, haciéndolos masones y Compañeros de Oficio.

Sin embargo introdujeron una innovación importante, pues unos pocos desde el rango de “Compañero”, fueron “pasados” a Maestros en mayo 1725.

El segundo gran período de desarrollo masónico, llegó por supuesto un siglo mas tarde, cuando las dos Grandes Logias rivales de los Antiguos y Modernos finalmente se unificaron en 1813.

Desafortunadamente, como con frecuencia ocurre en el caso de la historia masónica, la logia clave involucrada, la Logia de Reconciliación, no dejó ningun registro de como arribaron al acuerdo.

Sin embargo, una vez mas, quizás podamos recoger alguna pista en la obra de arte que dejaron los actores principales de esta muy celebrada Union, tal como la Placa Sussex, que aún hoy se exhibe en el Museo de la Gran Logia, en el Freemaso´s Hall, Londres.

Esa pieza, verdaderamente extravagante fue grabada a partir de uno de los muchos diseños para ser entregado a modo de “ofrenda” a uno de los mas notables patronos de la Francmasonería inglesa.

Es el que se presentó a SAR Augusto Federico, Duque de Sussex KG, primer Gran Maestre de la Gran Logia Unida de Inglaterra el miércoles 27 de abril de 1838, para conmemorar sus veinticinco años en el Oficio. Su viuda, la Duquesa de Inverness, a la muerte del Duque en septiembre de 1845 la devolvió a la Gran Logia.

Uno de los bocetos para la Placa Sussex

 La base mide aproximadamente 28 pulgadas de largo por 24 de ancho y la gran extensión de las ramas con las luces cubre 3 x 2.5 pies.

Fabricada en plata sólida, su peso es de 2.020 onzas y fue trabajada por Robert Garrard de Haymarket, Londres en 1837-1838.

Parada sobre cuatro patas coronadas se ve una gran base cuadrada ligeramente elevada con cada esquina decorada con un candelabro de tres ramas, y cada una de las luces con una tulipa en forma de loto abierto. Entre cada candelabro en el centro de cada uno de los cuatro lados, hay un panel enrollado y rematado con olivos, espigas de trigo y granadas denotando abundancia y fertilidad.

Dos de los paneles describan escenas de la construcción del Templo del Rey Salomon. En el de la izquierda Salomón recibe el plano del Templo de su padre el Rey David y en el la derecha la finalización del Templo en Jerusalén con Salomón dedicando su servicio a Dios. El panel trasero representa el Acta de Unión de los Antiguos y Modernos en 1813 con los dos Grandes Maestres, los Duques de Sussex y de Kent, rodeados de sus respectivos Grandes Oficiales.

Sobre la base descansa un pedestal circular , que a su vez se sitúa sobre un zócalo cuadrado del cual se eleva un templo circular con un pavimento en mosaico. Sobre las cuatro esquinas de ese zócalo hay bellas figuras en el estilo clásico y emblemático de la Astronomía, Geometría, Escultura y Arquitectura.

Una de ellas tiene el plano del arquitecto, en tanto que la Escultura muestra que con un mazo y cincel está terminando un busto de Sócrates (lo que ejemplifica devoción a las artes y promocion de las virtudes morales). La Geometría sostiene un par de compases extendidos sobre un globo terráqueo y un triángulo místico marcado sobre la cabeza del compás, en tanto que la Astronomía sostiene un telescopio en las manos y un sextante apuntando al cielo, y coronada con cinco estrellas.

El Templo tiene seis columnas corintias que circundan un altar central con un cojín donde descansa el volúmen de la Ley Sagrada, una escuadra y un compás.

El domo del Templo está decorado con los doce signos del zodíaco y el remate se corona con una pequeña figura, la deidad helénica Apolo, simbolizando el sol generoso.

[i] Ver AQC. The Eighteenth Century Lodge as a School of Architecture, por C. Haffner. (La logia del siglo dieciocho como escuela de arquitectura).

Fuente: La imprenta de Benjamín

FUENTE: https://www.diariomasonico.com/cultura/simbologia/las-figuras-mitologicas-en-el-simbolismo-masonico/

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .