MASONERIA

“La Francmasonería es Luz frente al auge de oscuros dogmas y peligrosos fanatismos”

Teresa Bellido es la portavoz de la Francmasonería del Sur de España y Ceuta, además de Venerable Maestra de la Logia Tartessos del Gran Oriente de Francia en Sevilla. En su visita a Ceuta, quiso mostrar su total apoyo al magnífico trabajo que está desarrollando el Triángulo Hércules en nuestra Ciudad Autónoma como punto de encuentro de personas librepensadoras.

-Teresa Bellido, una mujer representando a la Masonería…

-No, Teresa Bellido es una de las muchas mujeres que se encuentran en el seno del Gran Oriente de Francia (GODF) y cuya responsabilidad es la de ser portavoz de la Masonería del Sur y de Ceuta. Afortunadamente, para nosotros la implicación de la mujer en la Masonería es un hecho común y natural.

-¿Eso siempre es así?

-En una obediencia adogmática y liberal como el GODF que trabaja desde hace más de 300 años en la formación de ciudadanos libres de dogmas, sí es así. Otra cosa es que en otras obediencias masónicas quieran darle la espalda a la lógica, abrazando una forma de pensar retrógrada que trata a la mujer como a personas de segundo nivel. Es como todo lo relacionado con la democracia interna; en el GODF, un Hermano o una Hermana equivale a un voto, y una logia (independientemente de su importancia) es otro voto. Otros no pueden decir lo mismo. Somos coherentes con lo que preconizamos y entendemos que la divisa “Libertad, Igualdad y Fraternidad” es nuestra guía y nuestro anhelo… pero sin la presencia activa de las mujeres o sin la aplicación del sufragio universal estas bellas palabras se vaciarían de contenido.

-¿Ustedes se presentan ahora a plena luz del día a pesar del secretismo que siempre les ha rodeado?

-En primer lugar, quiero precisar que la Francmasonería nunca ha sido secreta, ha sido discreta. Con ello queremos decir que nuestra vida interna, nuestros rituales y nuestros debates se quedan en el seno de la Logia…pero nada más. Si hubiese secretismos, cosas que ocultar o acciones inconfesables, no ofreceríamos entrevistas, no pronunciaríamos conferencias públicas, ni entraríamos en contacto con quienes se interesen por lo que hacemos. Más quisieran otro tipo de organizaciones políticas, empresariales, etcétera, ser transparentes como lo somos nosotros. Antes de la guerra, en Ceuta por ejemplo, había varias logias con locales perfectamente identificados, de hecho el historiador caballa Paco Sánchez cuenta cómo, en la calle Teniente Pacheco, se hallaba un templo masónico que compartían varias logias, entre ella la Logia Hércules. Así pues, no hacemos nada que no se haya hecho con anterioridad. No, definitivamente no hay secretismo y cuando lo que hay es forzoso, siempre viene acompañado de tragedias, y si hoy nos presentamos a la ciudadanía, no hacemos otra cosa que lo que han hecho previamente nuestros Hermanos.

teresa-bellido-francmasonería

-¿Forzoso?

-Así es, forzoso y con tragedias… hay que llamar las cosas por su nombre. Cuando en España se produjo el golpe de estado, cuando Hitler, Mussolini, Stalin o Pétain asaltaron el poder, lo primero que hicieron fue prohibir la Francmasonería, represaliar a los Masones, encarcelarlos en prisiones, en campos de concentración o tan simplemente asesinarlos. La Masonería siempre es la diana de los intolerantes porque preconizamos el librepensamiento y la emancipación del ser humano. Por eso nos quieren difamar, por eso nos han perseguido, por eso hay muchos Hermanos en la fosa común del Cementerio de Santa Catalina y, por eso mismo, fusilaron a nuestro Hermano Antonio López Sánchez Prados en la playa del Tarajal.

-¿Qué pretende la Francmasonería?

-Yo creo que una de las mejores definiciones la dio nuestro Hermano Ricardo Mella. Utilizando la divisa del GODF, la misma que la de la República Francesa, Mella afirmó que “trabajamos por una sociedad en la que la Libertad sea la base, la Igualdad el medio y la Fraternidad el fin”. Desde sus inicios, la Masonería se ha esforzado constantemente por la mejora ser humano en todas sus facetas y en eso seguimos.

-¿No suena muy utópico?

-Quizás esto sea el eterno problema de la Francmasonería: atreverse a ver, con mucha antelación, más allá de lo establecido, de lo permitido de lo políticamente correcto o de lo que se lleva. Al hermano Ferrer i Guardia, pedagogo y creador de la Escuela Moderna, lo fusilaron por su concepción innovadora de una educación que, a principios del siglo XX, era patrimonio exclusivo de la Iglesia. Él ideó un sistema en el que se consideraba al alumnado como seres humanos, desterrando para siempre los malos tratos y la competitividad al tiempo que preconizaba una enseñanza en consonancia con la naturaleza. Hoy en día, cien años más tarde, a Ferrer i Guardia se le estudia en cualquier facultad española que profundice en el desarrollo integral del ser humano. De todas formas, una cosa tenemos clara: preferimos trabajar por la utopía a conformarnos con las cadenas del presente. Eso es precisamente lo que nos distingue de los demás.

-Se les acusa de forma recurrente de ser un centro de poder…

-Bueno, eso forma parte del mensaje. Aquello del “complot judeo- masónico” no era ningún invento gratuito. Cuando el poder teme algo, lo primero que hace es criminalizarlo, y en esas seguimos. ¿A nadie le parece extraño que cuando se ponen de acuerdo las organizaciones que basan su teoría en los dogmas y los movimientos de extrema derecha, es en argumentar que los masones, o los judeo-masones -para emplear sus términos- nos pasamos el tiempo conspirando y controlando un hipotético poder que todo lo decide? Seamos mínimamente serios: ni somos el centro de ningún poder oculto, ni estamos detrás del Código da Vinci, ni queremos otra cosa que no sea que la Humanidad conjugue la palabra Fraternidad. El resto son fabulaciones que intentan extender burdas cortinas de humo.

-¿La masonería es antirreligiosa?

-En absoluto. A lo único a lo que nos oponemos frontalmente es a la intolerancia. En el seno del GODF las concepciones religiosas y metafísicas son exclusivamente del ámbito personal. Así, en nuestras logias hay personas que creen en un dios, otras que no creen y otras que dudan, pero todas tienen cabida en la Francmasonería adogmática. Lo que no se puede hacer es hacer proselitismo religioso en logia…ni político, por cierto.

-Pero ustedes le dan mucha importancia a la laicidad…

-Mucha, no: toda la importancia. Los francmasones abogamos por la separación de poderes y por una sociedad laica en la que las Iglesias no se inmiscuyan en las cuestiones del Estado. Entendemos que una creencia religiosa, sea cual sea, no puede intervenir en la sociedad civil. Cuando eso ocurre, las consecuencias siempre son nefastas para todos. Queremos una educación laica, pedimos que las religiones estén fuera de las instituciones y defendemos un mundo libre de dogmas. Ahora bien, esta defensa de la laicidad nunca puede representar un ataque a las creencias de nadie, ni ningún tipo de prohibición. Es más, vetar una idea o un concepto es precisamente una de las características de la intolerancia y del totalitarismo, algo a lo que siempre nos hemos opuesto frontalmente.

-¿La Masonería está destinada a una selecta minoría compuesta por las altas categorías sociales?

-Esa es otra de las interesadas y extendidas leyendas negras en torno a la Masonería. Ni somos una minoría, y mucho menos una selecta categoría social. En nuestras logias, al igual que en el Triángulo Hércules de Ceuta, hay albañiles, jubilados, jardineros, trabajadores sociales, bomberos, maestros, médicos, periodistas, informáticos o funcionarios, es decir un reflejo de la sociedad actual y todo lo opuesto a lo que se nos quiere atribuir. Somos un grupo de mujeres y hombres que trabajan sin descanso por la mejora individual y colectiva del ser humano.

-¿En qué se traduce ese trabajo?

-Nuestra labor es ante todo personal. Nadie que no progrese individualmente puede pretender hacer progresar a la sociedad. Por encima de todo somos librepensadores y trabajamos para que los seres humanos sean un colectivo de individuos pensantes, capaces de cuestionar lo que se les quiere imponer, y no una masa fácilmente manejable a la que se le puede conducir por los senderos de la manipulación. Ese es nuestro primer objetivo. El segundo es que nuestras aportaciones puedan hacer avanzar a la sociedad; un ejemplo concreto es en el que está ahora mismo trabajando la masonería española: elaborar un documento sobre la eutanasia que será entregado a las más altas instancias. Y esto es sólo un ejemplo, claro…

-Les preocupa lo que se denomina ‘los nuevos populismos’…

-Evidentemente, como no puede ser de otro modo. Los gruesos mensajes vacíos de propuestas y llenos de odio son la misma música de siempre. Con el odio al diferente, la defensa del nacionalismo a ultranza, la unión en torno al capitalismo más salvaje siempre viene unida a la subida del antisemitismo y el antimasonismo. Cuando las cosas van mal, cuando el sistema entra en crisis o los avances sociales se han vuelto demasiado peligrosos se recurre a la cabeza de turco, matando dos pájaros de un tiro: se desvía la atención y se decapita cualquier posibilidad de que se alce una voz crítica. La historia, lamentablemente, se repite y parece que nunca nos damos por enterados.

-¿Eso no es tener una visión apocalíptica de la situación actual?

-Lo único que hacemos es analizar lo que ocurre a diario, sólo hace falta querer verlo. La intolerancia va camino de verse casi como algo normal y asumible, como un mal menor, como un inconveniente pasajero, cuando sabemos perfectamente qué ocurre cuando a los totalitarios se les deja hacer. Hemos sufrido un retroceso brutal a nivel social, provocando una brecha casi insalvable entre los que todo lo tienen y los que nada poseen, al tiempo que todos los expertos están de acuerdo en afirmar que la vida del planeta está en peligro…no, no tenemos ninguna óptica exagerada o tremendista de lo que está ocurriendo, sólo miramos la realidad de frente. Por si todo esto no bastara, estamos asistiendo a diario a cómo algunas creencias no tienen reparos en preconizar, en pleno siglo XXI, un retroceso a la Edad Media con total impunidad. No, no tenemos una visión apocalíptica, lo que sí consideramos intolerable son todas estas circunstancias y por eso la Francmasonería siempre es Luz frente al auge de oscuros dogmas y peligrosos fanatismos. Llevamos trescientos años clamándolo.

-¿Como portavoz de la Masonería de Andalucía y Ceuta, qué balance hace del primer año del Triángulo Hércules en nuestra ciudad?

-El balance que se puede hacer en torno al trabajo desarrollado por el Triángulo Hércules únicamente puede ser positivo y no sólo para esta portavoz. En esta evaluación coinciden plenamente los Hermanos y Hermanas de toda Andalucía y del resto de España. Habrá que precisar que un Triángulo es una estructura masónica que se forma cuando varios de sus miembros viven alejados del lugar en el que se reúne su logia madre, en este caso la Logia Pitágoras de Málaga. El pasado 27 de septiembre de 2018, dos Hermanos y una Hermana iniciaron la andadura y, a día de hoy, podemos afirmar que en breve serán la Logia Hércules del GODF en Ceuta. Las aportaciones de los miembros del Triángulo Hércules han tenido un peso específico importante en el conjunto de la Masonería, y eso hay que reconocérselo. Estamos orgullosos de esta labor masónica; los masones decimos que no aspiramos al descanso, y ellos lo están demostrando a diario.

-En una anterior entrevista, el Venerable Maestro de la Logia Pitágoras afirmaba que Ceuta era importante para la Masonería…

-Que nadie lo dude. Ceuta siempre ha sido una referencia para la Francmasonería española. Que en Julio de 1936 hubiese cuatro logias en esta ciudad demuestra la implantación que tenían aquí los masones. Tras demasiadas décadas de represión, la Masonería está resurgiendo con fuerza, y eso dice mucho y bien de los ceutíes. Además, ¿en qué ciudad se encuentra, en su avenida principal, la estatua de un masón tan ilustre como el alcalde Sánchez-Prados? Ceuta es eminentemente francmasona, y el presente lo confirma.

-¿Quién puede ser masón?

-Puede ser francmasón cualquiera que piense que la libertad del ser humano es el bien más preciado y crea que el librepensamiento es la clave para que una sociedad sea libre, sin distinción de condición social, sexo, color de piel, profesión o cualquier otra característica. Si alguien se reconoce así, puede perfectamente contactar con nuestros Hermanos del Triángulo Hércules que le ofrecerán toda la información al respecto.

-¿Y a modo de conclusión?

-Para concluir diría que la Masonería es un camino personal e intransferible en el que la Libertad es la base fundamental. La Francmasonería está cargada de futuro porque bebe del pasado y vive con los pies sólidamente anclados en el presente.

FUENTE: https://elfarodeceuta.es/francmasoneria-auge-oscuros-dogmas/

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .