07/03/2020

Kari Osha, ceremonia de coronación de santo

Anuncios

Quizás dentro de esta religión has escuchado la frase “hacerse santo” su significado nada tiene que ver con la beatificación católica, la persona no se convierte en un Dios con poderes sobrenaturales ni nada por el estilo.

Hacerse o coronar Santo es la traducción que se le dio en español a la frase Yoruba “Kari Osha” que consiste en asentar el Orisha tutelar de la persona en una ceremonia de al menos siete días de duración y en la que participan varios religiosos de distintas jerarquías.

La persona que pasa por esta ceremonia, luego de cumplir con su iyaworaje, al cabo de un año pasa a ser Olorisha o Iworo, lo que comúnmente se conoce como santero. Los santeros son religiosos consagrados bajo la tradición Yoruba Afro-Cubana que durante su Kari Osha han recibido los Orishas principales incluyendo su ángel de la guarda u Orisha tutelar y deben vivir bajo ciertas reglas y costumbres. Por ende pertenecer a la Santería es una decisión muy importante y que conlleva grandes responsabilidades.

Cuando decimos “ángel de la guarda” prácticamente nos referimos a un ángel del cielo que nos adopta y protege, ángel de la guarda es la traducción que se le da a “Orisha alagbatorí” que se trata del Orisha que nos rige la cabeza, en pocas palabras, nos protege y por eso le llamamos ángel guardián.

A todos los seres humanos, un Orisha lo escoge como protegido desde antes de nacer, sólo que al estar en esta religión es que conocemos quién es ese Orisha y cómo seguir sus consejos para poder vivir en armonía en este mundo.

Coronar santo

Segun la creencia Yoruba, cuando estamos en el cielo antes de nacer, nos arrodillamos ante Olofin (Dios) para recibir nuestro destino en la tierra y las indicaciones de qué debemos hacer en este mundo para vivir bien, cuál es nuestra misión.

En ese momento están los Orishas sirviendo de testigos, principalmente nuestro Orisha alagbatorí mientras recibimos todas las indicaciones antes de bajar a la tierra.

Pero en nuestro viaje hasta llegar a este mundo nos encontramos con una deidad llamada Iyamí Shoronga, quien juró acabar con la humanidad, y nos hace olvidar todo lo que le prometimos a Olofin que haríamos al llegar al mundo.

Por eso al nacer no sabemos nada, con el tiempo nos encontramos desorientados y cometiendo errores o de fracaso en fracaso, por no seguir el camino que estaba destinado para nosotros. Pero los testigos que estuvieron junto a Olofin dictaminando nuestro destino podrían brindarnos orientación. ¿cómo?

A través del itá. Cuando pasamos por la ceremonia de kari Osha además de asentarnos nuestro Orisha tutelar en nuestra cabeza, también pasamos por un itá o sentencia. Se trata de algo similar a una consulta, pero una consulta con cada Orisha que has recibido y cada uno te da un signo que describe cosas importantes de tu vida, dónde el signo más importante lo dictamina el ángel de la guarda u Orisha tutelar.

Con el itá de santo podemos saber qué nos conviene qué no, qué nos hace daño, que nos favorece y por tanto tendremos recomendaciones y prohibiciones que tendremos que acatar el resto de nuestras vidas.

Yoko osha y el Iyaworaje

En la ceremonia de hacerse santo se emula el matar nuestro pasado y renacer, en ese renacimiento se obtienen los consejos de los Orishas a través del caracol o diloggun de cada santo. La persona que recién ha pasado por el kari Osha se le denomina Iyawó y debe cumplir un año continuo siguiendo reglas muy estrictas. A ese año se le denomina Iyaworaje.

Un iyawó es como un bebé recién nacido que necesita de cuidados fundamentales para su bienestar y prevenir que cosas malas le ocurran. Entre ellas están, vestirse completamente de blanco, mantener la cabeza tapada con un gorro blanco, no serenarse, no estar a altas horas de la noche en la calle, entre otras cosas

Se dice que el iyawó que cumple correctamente todas estas reglas, gozará de mejor suerte  y salud en su etapa posterior como religioso.

¿Un Babalawo puede coronar santo?

Un Babalawo aunque participa en la ceremonia de Kari Osha, él no es quién hace santo, lo hace un Olorisha, es decir, un Santero o Santera consagrados que necesitará de una oyugbona o segundo padrino. Se necesita además, la dirección de un Obbá ení Oriaté y de la participación de otros santeros que ayudarán a realizar toda la ceremonia.

FUENTE: https://caracolesdeeleggua.com/ceremonias/kari-osha-ceremonia-de-coronacion-de-santo/

Anuncios