08/13/2020

5 Formas de mejorar la relación contigo mismo

Anuncios

Relaciones. Descarga de forma gratuita el audio completo (.mp3) y el resumen (.pdf) de la publicación.

¿Para qué considerar la relación con uno mismo?

Cómo me llevo conmigo mismo va a afectar mi estado emocional, cómo me siento en cada momento, lo que piense de la vida, y también, al resto de relaciones que existan en mi vida.

Cuando la relación es una relación de exigencia o de crítica frecuente, muy probablemente, me pase más tiempo insatisfecho conmigo mismo que si la relación es de apoyo, de confianza y de amor.

Cuando una persona está a gusto consigo misma, da gusto estar a su lado. Ese bienestar interior, que no es más que un estado de armonía con quien somos, crea un espacio de aceptación a nuestro alrededor que lo hace tan agradable.

¿Qué podemos hacer para mejorar la relación con nosotros mismos y vivir la armonía tanto interna como externa y, de paso, mejorar el resto de nuestras realciones?

Yo te propongo estas 5 formas:

PRIMERA FORMA: ALIMENTA LA SATISFACCIÓN PERSONAL

Ponte como objetivo despertar la satisfacción personal.

Formas de hacerlo:

– Haz lo que te has propuesto, o algo que lleves retrasando días o meses.

– Valora lo que sí has hecho en vez de hacer recuento de lo que no has hecho

– Escoge comportamientos que están alineados con lo que es importante para ti.

Cuando sientas insatisfacción párate y observa qué está pasando y haz lo opuesto.

La emoción de insatisfacción lo que nos indica es que me estoy alejando de quien soy o de los comportamientos o pensamientos que me hacen estar orgulloso de mí mismo. Atiende a esta señal y cambia de dirección.

SEGUNDA FORMA: QUEDA CONTIGO PARA HACER COSAS QUE TE GUSTEN

Como en cualquier relación, ésta será mejor cuanto más tiempo de calidad pases contigo mismo. Elige momentos de forma intencionada y con el objetivo de hacer algo que te haga disfrutar en solitario: leer, pasear, tocar un instrumento, hacer un deporte.

Muy probablemente ya pases tiempo contigo mismo, añade la intención de que sean CON_TIGO mismo. Esto es lo que fortalecerá la relación.

TERCERA FORMA: ELIGE SER LA PERSONA MÁS IMPORTANTE DE TU VIDA. LA RELACIÓN MÁS IMPORTANTE DE TODAS TUS RELACIONES

Ser la persona más importante de tu vida no quiere decir que los demás dejen de ser importantes, o que seas mejor que los demás, o que el resto de tus relaciones sean menos valiosas. Simplemente que te pongas en el primer lugar de importancia, que te sientas merecedor de todo lo mejor que tiene la vida que ofrecer.

Si todos hacemos lo mismo, todos tendremos ese lugar especial que nos merecemos.

CUARTA FORMA: CAMBIA EL JUEZ POR EL MENTOR O MAESTRO

Las frases que empiezan por “tienes que…”, “deberías…,” suelen venir acompañadas de una emoción de insatisfacción y malestar con nosotros mismos.

Sabemos lo que tenemos que hacer pero no lo hacemos. A veces incluso nos llevan luego a auto-flagelarnos por no haberlo hecho, por no ser constantes, etc.
En estos momentos podemos decir que está activo el juez que nos dice lo que tenemos que hacer diferente, y que a su vez activa otra parte de nosotros que no se siente capaz.

Lo que podemos desarrollar es una parte mucho más beneficiosa, por ejemplo la de mentor o maestro, que está ahí para decirnos por dónde ir, pero con benevolencia, compresión y confianza en que podemos conseguirlo.

Lo importante es asegurarnos de que activamos la parte de nosotros que nos ayuda a evolucionar sintiéndonos bien, que estamos en el camino, en vez de sentirnos como inadecuados o fracasados.

QUINTA FORMA: QUÉ NECESITAS DE TI, CÓMO TE PUEDES AYUDAR HOY, EN ESTE MOMENTO

No dejes que sean las demás personas las que se responsabilizan de darte lo que necesitas. Hazte estas dos preguntas a ti mismo una y otra vez y, lo más importante, párate a responderlas.

Sé tu propio apoyo. Si estás ahí siempre que te necesitas en la relación contigo mismo crecerá la confianza y la calma interior.

Y todo este bienestar interior será uno de los ingredientes claves para que lo que ocurre a tu alrededor, incluidas la relaciones que tienes, sean aún mejor.

Verás que no tienes que hacer nada más que cambiar el estado interno por un estado de armonía, y este estado, por si mismo, influenciará positivamente cómo tu entorno se relaciona contigo.

Y sobre todo,

RECUERDA QUE ERES LUZ, ASÍ QUE SAL AHÍ FUERA Y ¡¡BRILLA!!

Felices relaciones!! Empezando por ti mismo!

Un abrazo enorme,

Mónica

FUENTE: https://www.elfactorhumanoburgos.com/relaciones/