08/15/2020

Hollywood: La versión alternativa de la industria del cine de Ryan Murphy

Anuncios

[Reseña] Darren Criss, Patti LuPone, Jim Parsons y Dylan McDermott protagonizan esta miniserie de Netflix sobre un Hollywood en la década de los cuarenta donde domina la diversidad.

Patricia Puentes1 de mayo de 2020 12:00 a. m. PDT

Hay una escena en Hollywood, la nueva miniserie de Netflix, en la que Patti LuPone dice: «Si quieres algo, deja que lo haga una mujer». Me encantaría saber cómo sería 2020 si el Hollywood de los años cuarenta se hubiera parecido un poco más a la industria del espectáculo concebida en esta serie.

Hollywood es una miniserie de siete episodios creada por Ryan Murphy e Ian Brennan que se estrena en Netflix este 1 de mayo e imagina una versión alternativa de Los Ángeles. Las localizaciones angelinas se han llenado con los personajes históricos, como Rock Hudson (Jake Picking) o Hattie McDaniel (Queen Latifah), pero a pesar de estas cosas que parecen familiares a primera vista, este show da un giro inesperado a la realidad y es absolutamente agradable.

No te dejes engañar por el título o incluso por el primer episodio: Hollywood no es solo una representación romántica de Hollywood en su era clásica, tampoco es una simple crítica del racismo, homofobia y sexismo descarados, además de su permisividad hacia el acoso sexual. Es todo eso sí, pero también algo más: una mirada hacia aquello que es Hollywood, y también un sueño de lo que podría ser.

Este Hollywood es un universo paralelo en el que actores, guionistas, directores y hasta ejecutivos se arriesgan. Entienden la responsabilidad que tienen y la usan de una forma que el Hollywood real temió. El mensaje en el Hollywood de Murphy es explícito: el cine y la televisión son herramientas educativas que pueden y deberían desafiar los prejuicios y ampliar el concepto de aquello que se considera normal o aceptable.

«Solía creer que un buen gobierno podía cambiar el mundo. No sé si sigo creyéndolo», dice la versión de Eleanor Roosevelt (Harriet Sansom Harris) en Hollywood frente a un grupo de ejecutivos de la industria. «Pero lo que ustedes hacen puede cambiar el mundo».

Esta historia coral incluye varios de los sospechosos habituales que trabajan con Murphy: Darren Criss (The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story) interpreta a Raymond, un ambicioso director novel; David Corenswet (The Politician) es un veterano de la Segunda Guerra Mundial con un más que parecido a Clark Kent que se ha mudado a Los Ángeles con el sueño de convertirse en una estrella; Dylan McDermott (The PoliticianAmerican Horror Story) es Ernie, alguien que también tuvo grandes sueños y acabó llevando una gasolinera en la que, además de gasolina, se vende sexo. Asimismo, la leyenda de Broadway LuPone tiene uno de los papeles más jugosos de la serie, el de una mujer que no es consciente del mucho poder que tiene. Y también actúa Jim Parsons, que apareció en la película de Murphy The Normal Heart, interpretando una versión alternativa del controvertido agente de Hollywood Henry Wilson

Entre los actores menos conocidos está Jeremy Pope, que interpreta a un guionista negro y gay que sabe que ningún estudio querrá contratarlo. El reparto está complementado por veteranas como Mira Sorvino, en el papel de una actriz madura que nunca alcanzó todo su potencial, y Holland Taylor, una ejecutiva apasionada por su trabajo.

Dylan McDermott, Jeremy Pope y David Corenswet durante el rodaje de Hollywood en Musso and Frank Grill.Netflix

Hollywood es también una serie sobre Los Ángeles que se ha filmado realmente allí. Muchas de las glamurosas instituciones de la ciudad hacen cameos, como The Beverly Hills Hotel, el Hollywood Forever Cemetery, el Orpheum TheaterParamount Studios o la señal de Hollywood. También se pueden reconocer restaurantes clásicos como The Prince, The Dresden o el muy cinematográfico Musso and Frank Grill. La serie recrea uno de los lugares preferidos de la industria en los años cuarenta, Schwab’s Pharmacy, que se destruyó en la década de los ochenta.

Constantemente se nombran títulos, actores, directores y acontecimientos reales que se mezclan con la ficción. Acabarás agarrando tu teléfono para ver si las fiestas que organizaba George Cukor eran salvajes (lo eran), si Tallulah Bankhead tuvo un affaire con cierta actriz (seguramente) o qué pasó con el actor de cine mudo Billy Haines (tiene que ver con el diseño de interiores).

El argumento muestra los retos que conlleva hacer una película que, a su vez, es sobre el precio que le cobra hacer otra película a una actriz. Una película dentro de una película dentro de una miniserie. Más meta no se puede. Incluso dejando a un lado todo lo relativo a este universo alternativo, el cinéfilo que llevas dentro puede disfrutar de esta serie simplemente de la misma forma que lo hizo con Once Upon a Time in Hollywood, The Artist o La nuit américaine de François Truffaut.

En Hollywood tampoco faltan los chistes internos. Nos cuentan por qué las películas no se «hacen», sino que se «producen». Vemos una clase de jóvenes actrices tratando de aprender a hablar inglés con acento trasatlántico. Murphy y Brennan, que tienen crédito como guionistas en la mayoría de los episodios, incluso se permiten reírse un poco de su profesión. «Soy el guionista», explica uno de los personajes escritores en la serie. «Odio tener que explicarte esto pero estás follando con la persona menos poderosa en Hollywood».

Laura Harrier en una de las clases de acento transatlántico.

No todo funciona en Hollywood. La capa de perfección con la que está cubierta esta serie le da un punto irreal y casi fantástico, a través del vestuario inmaculado, el reparto fotogénico y un Los Ángeles siempre soleado. Pero ese look impecable encaja perfectamente con la idea de una década de los cuarenta idealizada, con el homenaje al Hollywood clásico. La serie no solo se refiere al Hollywood que fue, sino al que podría haber sido. Un Los Ángeles alternativo en el que los sueños son posibles, sin importar género, raza u orientación sexual.

Como Brennan y Murphy, creo firmemente en el poder pedagógico del cine y la televisión. Es increíble cómo esta serie ambientada en los cuarenta es absolutamente oportuna para estos momentos. Muchos de los temas que plantea siguen siendo más vigentes que nunca.

Espero que Hollywood se convierta en algo más parecido al representado por Brennan y Murphy. Un Hollywood donde más mujeres, miembros de la comunidad LGBTQ+ y minorías puedan tener la oportunidad de mostrar que hay otras formas de hacer (perdón, producir) películas y series.

FUENTE: https://www.cnet.com/es/noticias/hollywood-netflix-ryan-murphy-critica-resena-miniserie/?ftag=ESP-04-10aaa5h&bhid=&mid=12815554&cid=2202726123