09/21/2020

La fundación del pueblo de Israel

Anuncios

Pregunta: Durante el Primer Templo, el pueblo judío alcanzó su punto de unidad. Como resultado, se construyó el Templo, símbolo de la unión de las 12 tribus. Luego comenzó la decadencia espiritual, la gente se separó. Duró aproximadamente 16 años y terminó con la destrucción del Templo y el exilio de Babilonia.

Baal HaSulam, en su artículo Exilio y redención, escribe sobre este período: «Porque no lo hicieron y deseaban incluir su estrecho egoísmo, es decir, Lo Lishma, vino la ruina del Primer Templo, pues ansiaban ensalzar riqueza y poder, por encima de la justicia, igual que las otras naciones».

Y como la Torá lo prohíbe, negaron la Torá y la profecía y adoptaron los modales de los vecinos, para poder disfrutar de la vida, tanto como el ego se los exigía. Y como lo hicieron, los poderes de la nación se desintegraron: algunos siguieron a reyes y oficiales egoístas, algunos siguieron a los profetas. Esa separación continuó hasta la ruina.

¿De qué clase de justicia estamos hablando?

Respuesta: En este caso, el concepto de justicia se refiere al pueblo judío, se deriva de su propia fundación: por qué y cómo se creó.

El hecho es que fue una congregación de las muchas pequeñas naciones que habitaban Babilonia durante el tiempo de Abraham, la condición para su creación fue «ama a tu prójimo» y «el amor cubre todas las transgresiones».

Por eso, si siguen esas reglas, existen como pueblo, pero, si tienen otras condiciones como base para su existencia, desde el punto de vista de las fuerzas que actúan sobre ellos, ya no son un pueblo.

El resto de las naciones reciben la influencia de otras fuerzas, cada nación se ve afectada por su propia fuerza, su «ángel guardián». En otras palabras, el poder común que existe en la humanidad actúa selectivamente sobre cada una de 70 naciones del mundo.

El pueblo de Israel no pertenece a ellas, porque es una asamblea de sus representantes. El pueblo judío es muy diferente y opuesto entre sí. Si se reúnen para coexistir correctamente, por encima de su ego, podrán vivir. Pero si violan esta regla y dejan de estar unidos para resolver sus problemas, se convierten en un pueblo disperso.
[259537]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 8/jul/19

Material relacionado:
El retorno de la antigua Babilonia
Somos una familia de la antigua Babilonia
Babilonia del siglo 21

Fuente: https://laitman.es/category/antigua-jerusalem/