09/23/2020

Los pecados, según el Islam

Anuncios

ALI BADRÁ*Martes 28 de mayo de 2019 – 00:01 | Actualizado: 28/05/2019 – 01:18

Cuando hablamos de pecados y de transgresiones, estamos hablando de las cosas que Dios nos prohibe realizar. Por eso, vamos a mencionar lo que nuestra doctrina islámica nos dice que no debemos hacer.

Lo primero y más importante es que no debemos asociar a alguien particular con Dios, uno y único.

Las otras prohibiciones son: matar a una persona; cobrar interés o usura por préstamos monetarios; practicar la magia o la hechicería; acusar a una persona casta de adulterio; gastar para nuestro provecho personal la herencia de un huérfano que está a nuestro cargo.

También está prohibido: la fornicación y todo lo que conlleva; el consumo de alcohol y drogas, excepto que sea por prescripción médica; robar y hurtar de cualquier modo; dar falso testimonio; desobedecer a los padres o a los tutores; la murmuración o difundir chismes entre las personas; la mentira de cualquier forma, porque no existe la mentira piadosa.

Se sanciona, además, no realizar rezos y oraciones (salat) en forma y a su debido tiempo; tener malos pensamientos sobre Dios y sus profetas; cortar los lazos de unión con la familia y con los parientes; ser orgulloso y arrogante; formar parte de grupos que están prohibidos por la Justicia; boicotear a una persona justa sin tener ninguna razón ni motivo para ello.

Es pecado no dar la contribución obligatoria (zacat) a los pobres y necesitados; recibir u ofrecer sobornos; maldecir a los creyentes en Dios, sean judíos, cristianos o musulmanes; no higienizarse después de haber realizado las necesidades fisiológicas; tener relaciones íntimas extramatrimoniales; criar un huérfano sin informarle quiénes son sus padres biológicos; privar del conocimiento que uno tiene a aquel que viene con ansias de aprender.

Otros actos no permitidos son: prosternarse ante un ser humano como signo de respeto o saludo; comer y beber en utensilios de oro o plata; no cumplir con la voluntad de la persona fallecida en la forma en que lo dejó establecido antes de su muerte; la compra o venta de individuos; tratar de forma injusta al obrero o al empleado que esté a cargo de uno.

Hemos mencionado algunas de las prohibiciones en el Islam, que todo musulmán está obligado a aceptar y cumplir. Uassalamu Alaicum (la paz sea con todos).

Fraternidad religiosa

*Imán, integrante del Comipaz.

FUENTE: https://www.lavoz.com.ar/opinion/pecados-segun-islam